DEMANDA DE ESTACIONEROS

Estaciones reclaman a Ancap US$ 17 millones

Juicio por cambio en ganancias ingresó en una etapa final.

Casi la mitad de las estaciones de servicio del país exigen a Ancap ser resarcidas. Foto: F. Ponzetto
Casi la mitad de las estaciones de servicio del país exigen a Ancap ser resarcidas. Foto: F. Ponzetto

El 46% de las estaciones de servicios reclaman a Ancap en el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de 2° Turno una indemnización de unos US$ 17 millones por considerar que el organismo modificó "en forma unilateral" la paramétrica utilizada para calcular las ganancias de las empresas. En Uruguay funcionan 480 estaciones de servicio, de las cuales 220 entablaron una demanda civil contra Ancap en 2014.

El expediente se encuentra en este momento en el despacho del juez de lo Contencioso Administrativo de 2° Turno, Alejandro Martínez de las Heras.

Hace 15 días, el magistrado señaló en un decreto que se encuentra pendiente la realización de una pericia pedida por una de las partes.

Martínez de las Heras convocará a una nueva audiencia para la designación de peritos que se expedirán sobre los eventuales perjuicios causados por Ancap a los estacioneros.

Medida

El organismo estatal celebró contratos de distribución con diversas compañías como Ducsa S.A. (empresa privada perteneciente a Ancap), Petrobrás Uruguay y Esso. Estas distribuidoras se obligan a adquirir en forma exclusiva a Ancap —tiene el monopolio de la importación de combustibles en Uruguay— una serie de productos para, a su vez, revenderlos en la red de concesionarios y consumidores finales.

Las empresas denunciantes en el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de 2° Turno son titulares de estaciones de servicio que operan bajo los sellos Ancap, Esso y Petrobras.

En Uruguay, la venta de combustibles es una actividad regulada. Ello significa que el precio del combustible para el consumidor final es fijado por el gobierno. La ganancia de las estaciones de servicio es determinada en base a una paramétrica cuyos componentes se encontraban predefinidos desde hace por lo menos 30 años.

"Ancap nos produjo un importante daño económico", dijeron empresarios.

En el pasado, cada vez que se entendía necesario introducir introducir alguna alteración a esos componentes —lo cual no ocurría muy a menudo—, la modificación era consensuada entre Ancap y la agremiación que nuclea a los titulares de las estaciones de servicio (Unión de Vendedores de Nafta del Uruguay).

Según la demanda de los estacioneros, Ancap decidió, el 1 de agosto de 2013 "en forma unilateral" dejar sin efecto la paramétrica vigente al momento en que las estaciones de servicios se ligaron contractualmente con el organismo estatal y fijó a partir de dicha fecha una nueva forma de determinar la ganancia que los demandantes obtenían por su actividad comercial.

El argumento utilizado por Ancap para modificar la paramétrica es que la actividad de los estacioneros se encuentra calificacda legalmente como de utilidad pública.

La demanda, elaborada por el abogado Pablo Donnangelo, calificó de "autoritaria" la decisión de Ancap de alterar los componentes de la paramétrica sin negociar con la Unión de Vendedores de Nafta.

Estacioneros dicen que decisión de Ancap "es arbitraria" e "ilegal"

"Ello implicó un muy importante perjuicio económico para los demandantes y tuvo como consecuencia una drástica e inadmisible alteración a la baja de nuestra ganancia por cada litro de combustible vendido", dice la demanda de los dueños de las estaciones de servicio.

En otra parte del escrito presentado ante el juez Martínez de las Heras, las estaciones de servicio expresan que, a través de esta "ilegal alteración unilateral" de la ecuación económica, Ancap decidió "ilegitimamente" afectar a la baja la ventaja o provecho que otorgaban a las empresas la ejecución de los contratos y tornó "excesivamente gravoso" el cumplimiento de sus obligaciones contratactuales con el ente.

A juicio de los empresarios, la alteración de la ecuación económica colisionan artículos del Código Civil y Código de Comercio que prohiben que el cumplimiento y ejecución de los contratos se deje librado al arbitrio de uno solo de los contrayentes.

Pérdidas

Un estudio encargado por la Unión de Vendedores de Nafta, cuyas conclusiones figuran en la demanda, expresa que la decisión adoptada por Ancap a partir del 1 de agosto de 2013 importó un alteración a la baja de la "bonificación" percibida por los estacioneros. En promedio, esta ganancia se ubicó en la suma de $ 221,67 y $ 155,86 por cada mil litros de nafta y gasoil respectivamente vendidos al público.

La demanda señala que si se aplica esas diferencias a lo que se califica como una estación de servicio promedio, que se estima comercializada 118.291 y 1456.946 litros de nafta y gasoil respectivamente, en forma mensual, resulta que la pérdida concreta se ubica en la suma de $ 49.124 mensuales.

Si se multiplica esa cantidad por la cantidad de meses desde que se inició la demanda (48) y por la cantidad de estacioneros demandantes, la suma reclamada por los empresarios ronda los US$ 17 millones.

La demanda señala: "Pérdida que, además, irá ampliándose paulatinamente a influjo de variables como —por ejemplo— el costo salarial, costo de seguridad, etc., que permanentemente van en aumento a medida que transcurre el tiempo".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)