Primaria dio la orden tras advertencia de Interior por escalada de violenciaf

Cierra una escuela por tiroteos

Un pequeño cartel, escrito en una hoja de cuaderno blanca y con un marcador negro, indicaba ayer a los alumnos de la escuela N° 271 que no había clases en los dos turnos. El cartel fue pegado con dos palillos en un portón enrejado de la escuela, situada en Vizcaya y Santín Carlos Rossi.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Escolares no salen al patio en el recreo por los tiroteos. Foto: Fernando Ponzetto

Frente a la escuela, en un pequeño apartamento, una mujer miraba temerosa hacia el exterior a través de una fría cortina. En una de las ventanas se leía un cartel: "Se vende".

El miedo abunda en Cerro Norte. Ayer todavía quedaban coletazos del terror que invadió a varias familias con niños que asisten a la Escuela N° 271 "Ana Frank": dos bandas rivales se tirotearon en el Pasaje 51 durante varios minutos. El Pasaje 51 comienza en el propio centro educativo.

Si no puede ver la imagen haga click aquí

El tiroteo cesó cuando arribó la Policía.

"Los delincuentes vieron llegar a los patrulleros y huyeron hacia los Palomares (complejo de apartamentos ubicado en Cerro Norte). Por suerte la Policía no tiró porque había niños por todos lados", dijo la abuela de un alumno que concurre a la escuela "Ana Frank".

Según relatan los vecinos, las balaceras entre narcos rivales suceden casi a diario en Cerro Norte.

El incremento de la violencia en el barrio llevó al Ministerio del Interior a sugerir al Consejo de Primaria que interrumpiera las clases el martes 24 en la escuela N° 271 y que los niños se fueran a sus casas. También exhortó a Primaria a que suspendiera las clases en ese centro hasta el cese del alerta. "Hubo una advertencia por parte del Ministerio del Interior sobre operativos policiales en lo zona y balaceras en el barrio", dijo a El País el consejero de Primaria Héctor Florit.

En la madrugada de ayer, cinco personas que residen en Cerro Norte fueron atendidas en el Centro Coordinador del Cerro por heridas de bala.

Efectivos policiales concurrieron al centro asistencial a interrogar a una mujer de 50 años que recibió un balazo en la pierna izquierda. También fue internado en el Centro Coordinador un joven de 17 años con un tiro en su pierna izquierda.

Los disparos a las piernas son advertencias que realizan traficantes a deudores de "bocas" de ventas de drogas. La segunda advertencia consiste en una bala en la cabeza.

En la misma madrugada del martes 24, también fue internado en el Centro Coordinador del Cerro un individuo de 25 años con heridas de armas de fuego en el abdomen y en su pierna derecha.

En la noche del martes 24, el Comando Unificado de la Policía, ubicado en el Ministerio del Interior, envió un móvil policial a la calle Santa Cruz de la Sierra tras recibir información sobre un adolescente herido en una pierna.

Según datos recabados por los efectivos policiales, tres de los cuatro heridos se encontraban en el frente de una casa cuando unos seis desconocidos pasaron frente a esta y efectuaron varios disparos. Durante la huida, los agresores le dispararon al cuarto herido que circulaba en una moto por uno de los pasajes de la zona de Haiti y Antofagasta.

A las 18:00 horas del mismo martes 24, un joven se encontraba sentado en la calle en la esquina de Vizcaya y Haití. Dos sujetos en motos pasaron frente a él y le efectuaron cinco disparos en las piernas.

La semana pasada, un hombre armado ingresó a la escuela en horario de clase.

Plan B.

Una resolución del Consejo Directivo Central (Codicen) habilita a la interrupción de clases en caso de que lo aconseje una autoridad competente. Por ejemplo, si la Dirección Nacional de Meteorología sugiere a Primaria la necesidad de suspender las clases, el planteo debe ser atendido. Lo mismo ocurre con un aviso del Ministerio de Transporte solicitando la suspensión de clases provisoria o la clausura de un centro escolar si éste sufre de problemas estructurales.

En base a las recomendaciones del Ministerio del Interior, el Consejo de Primaria encomendó a Inspección de Montevideo que realizara un seguimiento de la situación en el entorno de la escuela. En forma simultánea, los maestros se reunieron para analizar centros alternativos a la escuela "Ana Frank" dado el enorme riesgo que padecen niños y docentes por la escalada de violencia.

Según Florit, los docentes eligieron dos lugares de la zona donde podrían dictar clases con normalidad. "Se trata de una escuela con muchos alumnos. El próximo lunes comenzarán las clases en un centro alternativo hasta que dure la recomendación de Interior. Si ésta cesa antes, se reanudan los cursos en el mismo establecimiento", dijo Florit.

Jerarcas policiales registraron que, en los últimos días, estaba ocurriendo un nivel alto de enfrentamiento entre bandas rivales en Cerro Norte.

Para descomprimir esa situación, la Jefatura de Policía ordenó el aumento de la presencia policial en el lugar.

A partir de la madrugada del martes 24, efectivos de la Zona IV realizan tareas de saturación e investigaciones en Cerro Norte con el propósito de disminuir la violencia en la zona.

En casi todas las esquinas de Cerro Norte hay grupos de tres o cuatro personas. Se trata de "centinelas" del "bocas" de drogas. Ayer, a las 17:00 horas, en muchas cuadras se veían jóvenes andrajosos durmiendo en las veredas.

El clima de violencia obliga a vecinos honestos a huir del barrio. Una casa de tres dormitorios frente a los "Palomares" se vendió hace poco en $ 80.000.

TESTIMONIOS.

Repartidores no entran al barrio por inseguridad.

En Cerro Norte, los comercios sufren, en muchas ocasiones, de desabatecimiento de mercaderías. Para algunos de ellos, tener cerveza en sus heladeras es casi una odisea. "Muchos proveedores grandes no quieren repartir en Cerro Norte por la inseguridad. Ese es nuestro principal problema", dijo un almacenero a El País. El comerciante pidió no ser identificado por temor a represalias. Los únicos proveedores que sí llegan tienen pequeñas camionetas sin logo alguno. Los que reparten en camiones solo surten a los comercios ubicados en Carlos María Ramírez. "Cada vez queda menos gente honesta en el barrio. Padres malandras enseñan a robar a sus propios hijos", dijo el comerciante. Agregó que la mayoría de las casas de Cerro Norte están "colgadas" de la luz. "¿Qué funcionario de la UTE va a venir a cortarles la electricidad?", preguntó con ironía.

"Acá te copan en cualquier momento".

"Los tiroteos entre bandas rivales son frecuentes en Cerro Norte. Uno de mis nietos va a la Escuela N° 271 Ana Frank. Como las balaceras ocurren a menudo, los maestros optan por no sacar a los niños al patio durante los recreos. Tienen miedo de que sean heridos por una bala perdida. Acá hay mucha gente honesta, trabajadora. La mayoría se quiere ir del barrio. No aguanta más la inseguridad. Generalmente la Policía actúa bien. A veces comete macanas porque llevan detenidas a personas que no tienen nada que ver. Es cierto que estamos en Cerro Norte. Vivir acá no es fácil. Copan tu casa en cualquier momento. A una vecina le entraron en la casa. Le robaron algunas porquerías, pero la lastimaron toda. No se puede arreglar el frente de la casa porque piensan que tenés plata y vienen a robarte. La violencia es algo cotidiano. Hay muchas bocas de drogas en la vuelta. También hay muchos jóvenes adictos", afirma una vecina de la calle Vizcaya.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)