FOTOGALERÍA

Arte en el Este: abrazo cultural en Maldonado

La feria de la plástica más importante de Punta del Este se consolida y potencia a numerosos creadores locales.

Laura Bardier.  Foto: Ricardo Figueredo
Decenas de artistas plásticos exponen sus obras en el este. Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo
  •  
JUAN PABLO DE MARCO12 ene 2017

"Bajar el ritmo y prestar atención". Este eslogan, cree Laura Bardier, directora de la feria Este Arte de Punta del Este, es el que más encaja con la tercera edición de un evento que reúne, desde ayer y hasta el sábado, a artistas cuyas obras están valuadas de 1.000 a 500.000 dólares.

Para esta tercera edición se eligió el Centro de Convenciones de Punta del Este, una obra de 25 millones de dólares inaugurada el año pasado que ya empieza a mostrar eventos de envergadura internacional.

La intención de Bardier es fomentar el diálogo entre los visitantes (muchos de ellos coleccionistas) y las galerías. "Se da prioridad a las relaciones personales. Un coleccionista me dijo una vez: En ninguna otra feria yo tenía la posibilidad de poder hablar dos horas con un autor. Las ferias son muy grandes, hay muchas charlas. Acá hay un ambiente de más conexión con los artistas", contó Bardier.

La feria —que apunta a ser un "evento cultural de referencia" en la región a mediano plazo— busca artistas "serios y comprometidos con su trabajo" que pueden valer a futuro. "Queremos que la pieza del artista que dice hoy en día vale tanto, por qué no pensar que dentro de cinco años pueda valer el doble".

Por eso, Bardier siente esta feria como un "semillero" de artistas locales jóvenes. Dicho en la jerga futbolística: un evento de "primera división" que será un catalizador para que uruguayos se destaquen muy pronto en el mundo. Ya hay ejemplos de ello: "Juan Manuel Rodríguez, quien hoy está en la galería Sandra Recio de Ginebra".

En los cuatro días que durará el evento, 20 galerías compuestas por decenas de artistas expondrán sus obras a curiosos y coleccionistas interesados en contemplar y comprar. "Si bien los museos tienen su función, creo que una feria es más democrática", comentó Bardier.

De acá y adoptados.

Los artistas uruguayos agradecen un evento de esta magnitud en Punta del Este. "Las ferias son las que validan las obras. Esto ayuda a que crezca como artista, como persona y en su contacto con el público", aseguró a El País Mercedes Sader, directora de la uruguaya Black Gallery.

Los artistas creen, también, que hay una transformación en el arte. Antes, la gente iba a la galería a comprar un cuadro. Ahora son las galerías las que se tienen que mover. "Las ferias más grandes son a veces inabarcables. Esta feria te garantiza la cercanía. Venís y estás un rato hablando conmigo y después vas a otra", comentó Sader.

En el stand "Espacio Foto Arte", del argentino Roberto Riverti, hay fotografías de creadores de distintas partes del mundo. Desde 1994, Riverti vive en Punta del Este y su galería, que codirige con su esposa y arquitecta Carolina Pedroni, se ha naturalizado uruguaya. Con ella, representa al país en ferias de este tipo. "Nos consideran uruguayos. Estamos como galería de Punta del Este y siempre vamos representando a Uruguay desde hace 25 años", comentó el fotógrafo, quien tiene editados siete libros en Uruguay.

También hay obras de Pablo Atchugarry, el reconocido escultor uruguayo, destacado por sus obras en mármol; Galería Sur, que presenta obras de María Freire, la artista uruguaya fallecida, de quien habrá piezas en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Gracias a la feria muchos artistas uruguayos lograron sumarse a la Asociación Nacional del Arte Uruguay (Andar). "Muchas de esas personas lograron conocerse en la feria. Esa es la idea: conseguir la sinergia con artistas locales y también del exterior", comentó Bardier.

Nubes terrenales.

"¿Ve al perro?", le pregunta una de las asesoras del artista visual argentino Leandro Erlich a una mujer de unos 70 años. La forma del perro que debía ver aparecía en la simulación de una nube, que se forma gracias a 16 plantillas de vidrio transparente.

"¡Es impresionante!", expresó la mujer, que dijo ser argentina y luego consultó el precio: "Cada una cuesta 65.000 dólares", contestó la asesora.

Para llevar adelante esta obra, el artista —quien el año pasado cautivó a millones de argentinos por "trasladar" la punta del Obelisco de Buenos Aires a un museo— importó un vidrio desde Israel. Su particularidad es que no tiene ningún color. Es transparente cien por ciento. La técnica que empleó fue la serigrafía.

Además del argentino, otros artistas internacionales de galerías de Chile, Reino Unido, Italia y Estados Unidos también se hicieron presentes. Y en este sentido también lograron éxitos.

La arquitecta paraguaya Gloria Cabral fue invitada a Este Arte del año pasado. Meses después ganó la medalla de oro en la Bienal de Venecia. "Este tipo de cosas tratamos de buscar", dijo Bardier, orgullosa por la feria.

Un evento cotizado

La variedad de propuestas artísticas de la feria internacional, que se extenderá hasta el próximo sábado, puede apreciarse desde las 17:00 hasta las 22:00 horas. Las entradas se adquieren a 25 dólares en el propio Centro de Convenciones de Punta del Este (Avenida Pedragosa Sierra, esquina Aparicio Saravia). También se compran a través de Internet en el sitio: reduts.com.uy o llamando al teléfono 2900 22 22.

El desafío de hacer visible lo invisible

La artista argentina Mariana Villafañe presenta en la feria Este Arte de 2017 sus obras de abstracción geométrica que siempre están inspiradas en algún objeto que perteneció a su in-fancia.

En esta oportunidad, Villafañe se basó en el tocadiscos de su padre. "Con la púa del tocadisco, le adosé un aparato para que dibuje. Y con esas elipses que hacía, que eran siempre distintas, después las recortaba y hacía composiciones", comentó.

Su intención es hacer "visible lo invisible". Cree que esta es una buena herramienta de hacer visible "la vibración del sonido".

Villafañe llegó a la feria gracias a la galería Pabellón 4 Arte Contemporáneo de Buenos Aires, que también cuenta con otras figuras argentinas como Dino Bruzzone, Paula Otegui, Paula Rivas y Christian Wloch.

La dirige Néstor Zonana Cohen.

Más formalidad después de la mudanza

La respuesta de las galerías este año fue tres veces mayor que en la edición anterior, la de 2016, que resultó ya muy positiva, al punto que auspició nuevos contactos con interesados que ahora se sumaron a Este Arte, en tanto la feria se mudó de un ambiente más relajado como el del año pasado, cuando la exhibición fue montada en La Barra de Punta del Este, a un espacio más formal como el del Centro de Convenciones, que brinda un clima de profesionalidad ideal para afirmarse en el circuito nacional e internacional de eventos.

En la segunda edición la feria recibió respaldo desde el Ministerio de Educación y Cultura, que tiene un compromiso sostenido con el proyecto.

El apoyo del Ministerio de Turismo es relativo, pero está presente. La Intendencia de Maldonado brindó ayuda de forma logística pero no económicamente. Desde la organización de Este Arte se dice que esperan en un futuro no lejano contar con más “socios”.

Junto a la muestra de pinturas, esculturas, obras gráficas y fotografías desde el siglo XX en adelante, la feria propone tertulias, charlas, mesas redondas, y espectáculos de música. También abre especialmente espacios para el diálogo con los artistas, coleccionistas, críticos y curadores.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.