RESUMEN

Seis Sentidos

Noticias de la semana que involucran al gusto, el instinto, el oído, la vista, el tacto y el olfato.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Desarrollan inteligencia artificial para detectar cáncer de piel

LA VISTA.

La ciudad de Rouen explora el período normando de Picasso.

Mina inagotable de museos y exposiciones Pablo Picasso no ha revelado aún todos sus secretos, entre ellos su paso por el castillo normando de Boisgeloup de 1930 a 1935, momento de su vida y su arte que tres museos de la ciudad francesa de Rouen explorarán juntos a partir del próximo 1° de abril, informa EFE. Será todo un acontecimiento que se prolongará hasta principios de setiembre en tres instituciones vecinas situadas en el antiguo centro medieval de la capital normanda: el Museo Le Secq des Tournelles, el de la Cerámica y el de Bellas Artes. La "amistad de hierro" que mantuvo con el escultor también español Julio González; sus "esculturas cerámicas" y su estancia en Boisgeloup centrarán esta inminente "Temporada Picasso". La participación del presidente de la Métropole Rouen Normandie, Frédéric Sanchez, junto al director de la Reunión de los Museos Metropolitanos de Rouen, Sylvain Amic, en el acto de presentación la semana pasada en París, da una idea de la importancia que se atribuye al evento en esa región del Noroeste de Francia. Entre otros especialistas, intervinieron el director del Museo Picasso-París, Laurent Le Bon, y la directora adjunta del Museo de Arte Moderno del Centro Pompidou, Brigitte Léal, en representación de los dos organismos que más obras han prestado.

EL GUSTO.

La felicidad puede estar en la comida de color amarillo.

Banana, queso, limón, manteca o yema de huevo son algunos de los alimentos que pueden alegrar un mal día, publica el diario El Mundo. Según un estudio encargado por The Happy Egg Company, comer alimentos amarillos libera niveles significativos de hormonas felices. Los seres humanos asociamos este color brillante con la alegría. Para demostrar que la comida de esta tonalidad nos hacen más felices, los científicos de Mindlab midieron las reacciones de 1.000 adultos de Reino Unido para determinar la asociación emocional entre la coloración de los alimentos y la felicidad. El estudio indica que al 70% de los encuestados los alimentos amarillos los hizo sentir notablemente más felices. Es más, 62% del total aseguró que les gustaría ver más amarillo en su heladera. Las tortillas, con 61%, encabezan la lista de comidas favoritas, seguidas por la pasta y las bananas. Los alimentos rojos se colocan en segunda posición y el café en la tercera. Por su parte, los arándanos son los alimentos menos populares, ya que el azul se relaciona con la tristeza.

EL TACTO.

Usan inteligencia artificial para detectar cáncer.

El profesor de la universidad de Stanford y exejecutivo de Google, Sebastian Thrun, logró entrenar una inteligencia artificial para reconocer melanomas, lo cual podrá ayudar a los dermatólogos a realizar diagnósticos de cáncer, rápidos y de bajo costo, publica el portal Telesur. Thrun utilizó como base para su programa un algoritmo desarrollado por Google que ya era capaz de identificar imágenes de gatos y perros, pero una vez alimentada con las imágenes de melanomas fue capaz de identificar los potenciales casos de cáncer de piel. La inteligencia artificial ha conseguido reconocer las señales comunes como la hinchazón y la decoloración de la piel y ha superado el rendimiento de dermatólogos expertos, ya que es capaz de localizar un melanoma en el 71% de los casos, mientras que la efectividad de los expertos es de 66%.

EL INSTINTO.

La contaminación baja la capacidad de atención de niños.

La contaminación procedente del tráfico disminuye la capacidad de atención de los niños a corto plazo, según un estudio realizado por investigadores del Instituto de Salud Global (ISGlobal) con 2.700 menores de la ciudad de Barcelona y que difundió la revista Epidemiology. Según publica EFE, con independencia de los efectos que la contaminación atmosférica tiene sobre el desarrollo neurológico a largo plazo, los investigadores han demostrado que esta también tiene consecuencias a corto plazo. El estudio muestra que los niveles diarios de dióxido de nitrógeno y carbono elemental (o carbono negro), dos de los contaminantes asociados al tráfico, producen fluctuaciones en la función de la atención en los menores. El punto de partida del estudio fue un trabajo que había establecido una asociación entre la exposición de los niños a la contaminación procedente del tráfico y el desarrollo de la función de la atención y la memoria.

EL OLFATO.

Se busca nariz a la que le pagarán un millón de dólares.

La firma de vodka Absolut busca el olfato más extraordinario del mundo para realizar su nuevo producto estrella. Entre miles de candidatos quiere encontrar al mejor catador del mundo, a quien anunciaron que le pagarán un millón de dólares. Este nuevo catador sustituirá a Per Hermansson, el denominado "nariz del billón de dólares", que es reconocido en el mundo entero por conseguir diferenciar hasta las más mínimas notas de sabor o aroma en los productos, informa el portal Lainformación. Esta sensibilidad es la clave para llegar a alcanzar un resultado final perfecto. La afamada nariz de este hombre ha sido determinante para que muchos de los productos de la compañía sueca triunfen alrededor del mundo, algo que ahora están dispuestos a volver a encontrar de la mano de un nuevo experto. Hermansson ha declarado en algunas entrevistas que hacer un gran vodka es como componer música, ya que cada uno de los ápices que pueden percibirse se comparan con notas musicales. Puede llegar a realizar unas 20 catas diarias, pero el trago nunca va más allá de su paladar ya que no bebe nunca alcohol cuando trabaja. Las personas que pueden optar por este empleo solo son un 5% o 10% de la población, ya que la agudeza de este sentido no es tan normal como puede pensarse.

EL OÍDO.

Los sapos tienen en el oído detectores para saber cuándo llueve.

Un equipo de investigadores ha descubierto la utilidad de los detectores sísmicos que tienen los sapos y ranas en una parte del oído interno, publica El País de Madrid. Hasta ahora se conocía la existencia de estos órganos, pero no su valor adaptativo, es decir, para qué lo usan estos animales, por qué lo conservan y su utilidad para la supervivencia o la reproducción. Los investigadores hicieron un experimento en las dunas de arena del Parque Natural de Doñana con dos especies de anfibios distintas: sapos de espuelas y sapos corredores. El equipo comprobó que ambas especies utilizan su capacidad sísmica para saber cuándo llueve fuera de sus escondites bajo tierra, donde permanecen durante el día y en las épocas de sequía, y poder salir a la superficie para alimentarse. El oído interno de estos anfibios cuenta con células sensoriales que perciben frecuencias muy bajas, como las vibraciones del sustrato o suelo, cuya utilidad se desconocía. "Nos extrañaba que los sapos tuvieran un órgano sensorial tan complejo y que no supiéramos para qué lo usan, así que decidimos hacer un experimento para averiguarlo", explicó Rafael Márquez, del Museo Nacional de Ciencias Naturales y autor del estudio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)