Publicidad

¿Y si me hackean el corazón?

Compartir esta noticia
Foto: Pixabay

Instan a ingenieros a proteger los dispositivos que se conectarán a Internet en el futuro.

Un auto conectado a Internet permite conocer cuánto combustible se gasta por minuto. Una bomba de insulina de una persona diabética o un marcapasos conectado a la red aporta información sustancial a los médicos para conocer, de manera remota, cómo va evolucionando un paciente. La heladera, la luz, la televisión y hasta el calefón tendrán conexión a Internet. ¿Qué pasa si alguno de estos elementos son hackeados? Es la preocupación de los principales analistas en seguridad informática de Uruguay y el mundo.

Si en la última década lo que más creció en el mundo fue el uso de teléfonos inteligentes, en la próxima lo que más incrementará es el de dispositivos inteligentes. En cifras: electrodomésticos, vehículos, herramientas y hasta dispositivos médicos implantables van a llegar a los 16.000 millones conectados en 2021, según Mobility Report de Ericsson divulgado este año. Hoy son 4.000 millones.

En la tercera edición del Foro de Seguridad Digital, realizado en septiembre entre referentes de seguridad informática de los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA), plantearon la necesidad de abordar nuevas estrategias de ciberseguridad para proteger a estos aparatos.

"Estos dispositivos tienen el potencial de en algún momento ser vulnerables", aseguró Santiago Paz, director de Seguridad Informática de la Agencia del Gobierno Electrónico y Sociedad de la Información (Agesic), quien estuvo presente en ese encuentro.

En la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República (Udelar) ha habido estudiantes que abordaron esta temática y alertaron sobre el riesgo que supone. "Todo esto implicará un cambio de paradigma donde se deberá considerar medidas para proteger, almacenar procesar y analizar toda la información generada", señalan en su tesis de grado Agustín Methol, Guillermo López y Santiago Bianchi.

Pedro Arzuaga, profesor adjunto del Instituto de Ingeniería Eléctrica de la Udelar, cree que los ingenieros que trabajen en el diseño de dispositivos médicos implantables deben tener en cuenta este tema.

Ejemplos.

En el mundo ya han habido experiencias de hackeos de ciertos tipos de dispositivos. Por ejemplo, en agosto en Reino Unido dos hackers lograron tomar el control de un Jeep Cherokee mientras circulaba por una carretera. Un periodista de la revista Wired experimentó y narró la experiencia.

En 2012, el experto en seguridad informática Barnaby Jack demostró en Melbourne que podía conectarse a un marcapasos ubicado a diez metros para suministrar descargas mortales de 830 voltios.

De todas formas, según un reporte del servicio de análisis de seguridad informática Panda Security, aún no hay una ivnestigación publicada que "confirme o desmienta" la posibilidad de controlar un marcapasos a través de una conexión a Internet. Marie Moe, una experta en seguridad informática, busca mejorar la seguridad de los marcapasos (tiene uno implantado) e Invita a otros analistas en investigar este nuevo camino que se abre.

EJEMPLOS.

Auto

Dos especialistas en seguridad informática lograron ingresar en el sistema multimedia de un Jeep Cherokee mientras circulaba por una ruta británica. Lograron acceder desde el acelerador y el volante hasta los frenos

Cámara.

Expertos descubrieron vulnerabilidades en cámaras de videovigilancia de bebés. Según detectaron, una persona con conocimientos básicos podía acceder a la configuración de este dispositivo y obtener las imágenes.

Marcapasos.

Si bien no hay estudios que confirmen o desmientan la posibilidad de que un hacker pueda vulnerar un marcapasos que se conecte a Internet, hay varios expertos que analizan posibles vulnerabilidades para evitarlo en el futuro.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Pixabay

TECNOLOGÍAJUAN PABLO DE MARCO

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

tecnologíainternet

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad