Publicidad

Un restaurante de Vietnam convierte la mesa donde comió Obama en una atracción

Obama en Vietnam. Foto: AFP
This handout photograph taken on March 19, 2018 and provided by Ministry of Communications and Information (MCI) shows Singapore Prime Minister Lee Hsien Loong (R) and Mrs Lee (not in picture) hosting a dinner for former US president Barrack Obama (L) in Singapore. Former US president Barrack Obama is in Singapore on his first private visit to the city-state since leaving office last year and after will travel to New Zealand, Australia and Japan. / AFP PHOTO / MINISTRY OF COMMUNICATIONS AND INFORMATION / Handout / RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT "AFP PHOTO / MINISTRY OF COMMUNICATIONS AND INFORMATION" - NO MARKETING NO ADVERTISING CAMPAIGNS - DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS
HANDOUT/AFP

Insólito

Un pequeño restaurante de Hanói donde el expresidente estadounidense Barack Obama disfrutó de un plato de fideos decidió poner la mesa donde comió dentro de una vitrina y convertirla en una atracción para los curiosos.

Obama en Vietnam. Foto: AFP
La mesa en la que comió Obama en Hanoi, Vietnam. Foto: AFP
La mesa en la que comió Obama en Hanoi, Vietnam. Foto: AFP
La mesa en la que comió Obama en Hanoi, Vietnam. Foto: AFP

El restaurante Bun Cha Huong Lien ya era conocido como el "Bun Cha de Obama" desde la visita del expresidente en 2016.

Obama, que visitaba oficialmente el país comunista, decidió por sorpresa ir a cenar al pequeño restaurante en compañía del conocido chef estadounidense Anthony Bourdain, donde comieron un plato de fideos con carne de cerdo y varios rollitos por menos de tres euros.

Desde entonces, los clientes admiran la mesa donde comió Obama, que conserva incluso los palillos, o las fotos del expresidente colgadas en las paredes.

"Estoy muy contento de estar sentado junto a la mesa donde se sentó un día el presidente Obama porque me gusta mucho", explica Tran Dinh Ha, un oficinista que come rápidamente antes de volver al trabajo.

Nguyen Thi Lien, el propietario del restaurante, asegura haber rechazado ofertas de particulares para comprar la mesa y prefirió conservarla "para preservar la memoria de Obama".

Desde que la mesa está protegida con una vitrina, el restaurante se ha convertido en una atracción para los turistas, que se hacen selfis a su lado.
"No sé muy bien qué pensar de esto", comentó Bourdain en Instagram junto a una foto de la mesa.

Temas relacionados

BARACK OBAMAVietnaminsólito

Publicidad

Publicidad