TENDENCIAS

¿Cuáles son y para qué sirven las piedras energéticas del Uruguay?

La gemoterapia es una de las medicinas alternativas que existen en el país. Los especialistas aseguran que las piedras tienen diferentes energías y son capaces de aliviar los más diversos males.

Amatista, piedras energéticas
La amatista es la piedra del Uruguay por excelencia. Foto: Shutterstock

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores

La gemoterapia es una terapia alternativa que se basa en el poder energético de las piedras. Estas gemas, colocadas en puntos estratégicos del cuerpo, pueden tener diversos efectos y beneficios a nivel físico, emocional y mental, aseguran los especialistas.

“La gemoterapia es un arte ciencia que se practica desde la antigüedad”, dijo Elizabeth Reyes, docente y especialista en la materia. “Consiste en la utilización de piedras preciosas y semipreciosas colocadas mediante un método específico”, añadió.

En una sesión con un terapeuta de gemoterapia el paciente se somete a una evaluación y, en función de los desbalances energéticos que se detecten, se colocan determinadas piedras en diferentes puntos del cuerpo para corregir el desbalance establecido.

“Son sesiones sucesivas que se repiten con intervalos específicos de tiempo. Se determina de acuerdo a cuando la persona hace el estudio primario y la evaluación de cada paciente”, señaló Reyes.

Por su parte, Natalia Arrestia Terra conoció el poder sanador de las piedras tras un accidente. La energía de un cuarzo contribuyó para la recuperación de la movilidad de una de sus manos. Desde entonces se dedica a difundir el poder de las piedras.

Piedras terapéuticas. Foto: Shutterstock
Piedras terapéuticas. Foto: Shutterstock

Fundamentos.

Las piedras trabajan con diferentes campos de energía de amplio espectro. Arrestia Terra explicó que los humanos, al igual que todos los elementos, resuenan en una frecuencia y cada piedra trabaja en una resonancia particular. “Cada piedra tiene un color especial, como la energía que tenemos en nuestro interior, y por eso trabaja con los diferentes chakras y las diferentes energías. Pero hay muchas piedras importantes”, dijo.
Por su parte, Elizabeth Reyes sostuvo: “No podemos hablar de piedras principales dentro de la gemoterapia. Hay piedras con diferentes propiedades según su longitud de onda y en función de ella se determina en qué parte del cuerpo actuará o si estará relacionada más con aspectos emocionales o mentales”.

Cada gema tiene sus propiedades particulares, así como su colocación en los distintos puntos energéticos tendrá un resultado diferente, explicó la gemoterapeuta. Para trabajar con estos elementos se debe seguir un método científico y una rutina específica en función del diagnóstico realizado a cada paciente.

Del Uruguay.

Uruguay es famoso principalmente por sus amatistas: esa piedra violeta intensa que frecuentemente se ve en joyas artesanales y tiendas de recuerdos. Los principales yacimientos se encuentran al norte del país, en el departamento de Artigas, donde incluso se hacen excursiones a las minas para conocer el proceso de extracción. “La amatista es la piedra uruguaya por excelencia. Además, por la intensidad de su color son consideradas las mejores de su tipo”, explicó Reyes.

La amatista es una piedra con mucha historia: los griegos la consagraron al dios Baco y la leyenda cuenta que su color proviene del vino que este ser mitológico derramó sobre un cuarzo.

Amatista. Foto: PIxabay
Amatista. Foto: PIxabay

Entre sus propiedades, la amatista ha sido usada desde la antigüedad para tratar el alcoholismo y las borracheras. Por consiguiente, la gema se usa para el tratamiento de las adicciones en general.

Además, Reyes detalló que la amatista es un sedante desde el punto de vista emocional.

En tanto, Reyes señaló que “desde el punto de vista espiritual permite alcanzar un nivel de conciencia tranquila”, por lo que es un buen acompañamiento para conectarse con el “yo superior” y “encontrar respuestas” durante la meditación. En lo físico es, además, un “poderoso relajante muscular”. La especialista enseñó que se puede colocar dentro de los potes de crema para dar un masaje impregnado con la energía de la amatista para descontracturar.

La segunda piedra más relevante del país es el ágata. Al igual que las amatistas, estas son extraídas en las minas del departamento de Artigas. Pueden ser de diferentes colores pero se las suele identificar por sus tonalidades azules.

Ágata de Uruguay
Ágata de Uruguay

“El ágata está compuesta por microcristales de cuarzo que se extienden en bandas y es la base de toda piedra”, aseguró Arrestia. Y agregó: “Es una piedra que alinea las fuerzas negativas y positivas, el yin y el yang”.

“El ágata es la piedra sanadora por excelencia. Siempre se recomienda poner una de estas gemas en cualquier técnica terapéutica que se haga porque es la que despierta los curadores internos”, subrayó Reyes.

El ágata es una piedra que conecta con la “capacidad ancestral” que el ser humano tiene de curarse a pesar de haber enfermado. “Se recomiendan siempre agregarlas como una gema complementaria”, destacó.

¿Funcionan los collares de ámbar en la dentición de los bebés?

Desde hace algunos años la tendencia de poner a los bebés que están en la etapa de la dentición collares de ámbar se ha vuelto cada vez más popular; sin embargo, Elizabeth Reyes aseguró que las modas hacen que la gemoterapia no se utilice correctamente. “El ámbar tiene ciertas propiedades analgésicas sobre todo de la cintura para arriba”, explicó.

No obstante, sostuvo que hay que tener en cuenta que esta gema no es una piedra mineral, sino que es una resina petrificada. “En gemoterapia la usamos, pero así como sucede con los troncos petrificados, une el reino mineral y el reino vegetal”, señaló. 

Según Reyes, para que el ámbar tenga buen resultado durante la dentición no basta con colocar un collar en el cuello de un bebé.

Otro de los problemas es que en la mayoría de los casos los collares de ámbar están hechos con piedras falsas y es muy difícil, sin las herramientas profesionales, determinar si se trata de ámbar real.

“Desde la antigüedad el ámbar es una piedra cara; era símbolo de estatus para los nobles. Por eso cuando se ven collares, con cuentas perfectas en hilera, hay que desconfiar. Aún sigue siendo una gema costosa”, concluyó.

Ariel Nicoli, el hijo de Candice Swanepoel, con un collar de ámbar. Foto: Instagram AngelCandices
Ariel Nicoli, el hijo de Candice Swanepoel, con un collar de ámbar. Foto: Instagram @AngelCandices

Las cuatro más pedidas

Cuarzo rosa
Cuarzo rosa

“En general las que más piden es el cuarzo rosa que es la piedra del corazón y del amor incondicional y que se usa en momentos de crisis”, explicó Arrestia.

Obsidiana
Obsidiana

“Es negra y es lava fundida de volcán. Trabaja con todo lo negro, negativo y es fuego. Se dice que es muy rápida y fuerte y expone la verdad”, aseguró sobre esta gema Natalia Arrestia.

Turmalina
Turmalina


“Hay de diferentes colores y sus efectos varían en función de cada uno: hay algunos para las relaciones, para la energía negativa y algún son afrodisiacos”, detalló la especialista.

Citrino
Citrino

“Se dice que es la única piedra que no necesita limpieza y es la piedra de la abundancia. Es la que absorbe la fuerza del sol y la vuelca a la tierra”, explicó sobre el cuarzo anaranjado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados