SALUD

Se consigue un nuevo avance en la lucha para encontrar la cura del Sida

Un paciente de Londres es el segundo en eliminar el VIH.

En 2017 el SIDA causó la muerte de alrededor 1,8 millones de personas en el mundo. Foto. Reuters
En 2017 el SIDA causó la muerte de alrededor 1,8 millones de personas en el mundo. Foto. Reuters

Por segunda vez desde que el virus VIH -causante del Sida- fue detectado en 1981, un paciente vio cómo remitía de manera duradera, tras haber interrumpido su tratamiento, un resultado que abre la perspectiva de lograr algún día curar esta enfermedad.

Diez años después del primer caso confirmado de una persona infectada que se libró de la enfermedad, este segundo paciente, un hombre conocido sólo como “el paciente de Londres” no mostró ningún signo del virus durante casi 19 meses tras haber abandonado el tratamiento, informaron ayer martes los investigadores en la revista Nature, considerándolo como probablemente curado.

La principal conclusión del estudio, según explicó en una rueda de prensa el español Javier Martínez-Picado, coautor del texto y miembro del consorcio IciTem, es que el “paciente de Berlín no fue simplemente anécdota y es posible conseguir una remisión total del virus”.

Sin embargo, recalcó que “el trasplante de células madre es un procedimiento médico de riesgo elevado y solo se recomienda para tratar pacientes que padezcan una enfermedad hematológica que no pueda tratarse mediante otras terapias”.

Además, acotó que “la retirada del tratamiento antirretroviral solo puede hacerse por decisión médica y con un seguimiento exhaustivo de la evolución”.

“Al alto riesgo que significa un trasplante de células madre -explicó Martínez-Picado-, se le suma la dificultad de encontrar donantes con la mutación CCR5 en sus células, solo el 1% de personas en Europa la tienen y se concentran en los países del norte, por lo que no es la cura definitiva del virus pero aporta mucha esperanza”.

Ahora, “el siguiente paso es descubrir los mecanismos que hacen que el virus se erradique a través del trasplante de células madre y mimetizarlos con intervenciones menos invasivas”, indicó la coautora del estudio e investigadora Maria Salgado.

Historia

Ambos pacientes, conocidos como “paciente de Berlín” y “paciente de Londres” se sometieron al trasplante de médula para tratarse cánceres de sangre, recibiendo células madre de donantes con una inusual mutación genética que evita que el VIH se afiance.

“Es un resultado que hace historia. Tras diez años sin lograrlo, al conseguir la remisión en un segundo paciente usando un método similar, demostramos que ‘el paciente de Berlín’ no era una anomalía” o golpe de suerte como creían algunos, dijo el autor del estudio Ravindra Gupta, profesor de la Universidad de Cambridge. “Es importante reafirmar que es real y que esto puede hacerse”, señaló a la AFP.

Millones de personas infectadas con VIH en todo el mundo mantienen la enfermedad controlada con la llamada terapia antirretroviral (ARV), pero el tratamiento no elimina al virus.

El trasplante de médula ósea, un procedimiento peligroso y doloroso, no es opción para curar a todos los pacientes, enfatizó el profesor Gupta.
Pero este segundo caso de remisión y probable cura ayudará a los científicos a reducir el abanico de tratamientos.

“Esto nos permite a los investigadores avanzar en nuestro conocimiento de lo que es necesario para lograr una cura”, señaló Michaela Müller-Trutwin, directora de investigación en el Instituto Pasteur de París.
Casi 37 millones de personas viven con el VIH en el mundo, pero sólo 59% recibe ARV.

Cada año muere casi un millón de personas por causas relacionadas con el VIH, a lo que se añade la preocupación creciente por una nueva forma de virus resistente a los medicamentos. La Sociedad internacional de lucha contra el sida saludó “un momento clave en la investigación sobre una cura para el VIH”.

“Esto nos brinda una gran esperanza de que en el futuro podamos acabar con el sida gracias a la ciencia, con una vacuna o un medicamento”, comentó Michel Sidibé, presidente de la agencia Onusida de Naciones Unidas.

La organización con sede en Ginebra se mostró “enormemente motivada” por el caso presentado por la revista, aunque señaló la dificultad de este tipo de tratamiento.

“Los trasplantes de células madre son procedimientos altamente complejos, intensivos y costosos, con sustanciales efectos secundarios, y no son una manera viable de tratar un gran número de personas que viven con el virus VIH”, subrayó el organismo de la ONU.

No obstante, recalcó la importancia de seguir estas investigaciones.

De Berlín a Londres

El paciente de Londres y el de Berlín recibieron trasplantes de células madre de donantes portadores de una mutación genética de la proteína CCR5, que la inhibe a operar como receptor del VIH.

El paciente británico anónimo fue diagnosticado seropositivo en 2003 y siguió una ARV hasta 2012.

Ese mismo año, le diagnosticaron un linfoma de Hodgkin avanzado, un cáncer mortal. Se sometió en 2016 a un llamado trasplante de células madre hematopoyéticas de un donante con dos copias de una variante de CCR5, portada por aproximadamente el 1% de la población mundial.
El CCR5 es el receptor más utilizado por el VIH-1. Las personas que tienen dos copias mutadas de CCR5 son resistentes a la mayoría de las cepas del virus VIH-1, ya que la mutación frustra los intentos del virus de ingresar en las células.

Al igual que con el cáncer, la quimioterapia puede ser efectiva contra el VIH, ya que mata las células que se están dividiendo.

Pero reemplazar las células inmunitarias con aquellas que no tienen el receptor CCR5 parece ser clave para evitar que el VIH se recupere después del tratamiento.

Después del trasplante de médula ósea, “el paciente de Londres” permaneció en tratamiento con ARV durante 16 meses, momento en el que se suspendió.

Desde entonces, las pruebas regulares no detectaron carga viral en el paciente.

“El paciente de Berlín”, que más tarde se identificó como Timothy Brown, tratado por leucemia, recibió dos trasplantes y se sometió a irradiación corporal total, mientras que el paciente británico recibió solo un trasplante y una quimioterapia menos intensiva.

“No quería ser la única persona en el mundo que se curó del VIH”, escribió Brown en una revista médica en 2015.

“Quiero dedicar mi vida a apoyar la investigación y buscar una cura de curas para el VIH”.

“El segundo caso fortalece la idea de que es factible hallar una cura”, dijo a AFP Sharon R Lewin, directora del Instituto Peter Doherty para Infecciones e Inmunidad de la Universidad de Melbourne.

El equipo de investigación presentará los resultados en una conferencia anual sobre retrovirus en Seattle (Estados Unidos).

Un virus que conmocionó al planeta desde los 80

1981: primer alerta - El 5 de junio, la organización estadounidense de vigilancia y prevención de enfermedades informó sobre una forma rara de pneumonía entre jóvenes homosexuales de California. El término AIDS (Acquired Immune Deficiency Syndrome) aparece en 1982.

1983: descubrimiento del virus - En enero en el instituto Pasteur, en París aislaron un nuevo virus que bautizaron LAV. El 23 de abril de 1984, Estados Unidos halló la “causa probable” del SIDA, con un retrovirus bautizado como HTLV-III. En realidad eran el mismo virus que en 1986 fue bautizado como VIH, Virus de Inmunodeficiencia Humana.

1987: primer tratamiento - El 20 de marzo se autorizó en Estados Unidos el primer tratamiento antiretroviral, AZT.

Años 90: caen estrellas - En la primera mitad de los años 90 caen estrellas globales como Freddie Mercury. En 1994 se crea ONUSIDA.

1995-96: nuevas terapias - Es el inicio de las combinaciones de diferentes antiretrovirales, las triterapias, que se muestran muy eficaces.

1999: 50 millones - Un informe de la ONU estima que desde el inicio de la epidemia unos 50 millones de personas fueron infectadas.

2001: medicamentos genéricos - ONUSIDA firma en 2000 un acuerdo con cinco grandes laboratorios para distribuir tratamientos a precios accesibles en los países pobres, y en noviembre de 2001 se firma un compromiso para permitir a los países en desarrollo fabricar medicamentos genéricos.

2012: tratamientos preventivos - El 16 de julio de 2012 se autoriza en Estados Unidos un primer tratamiento preventivo (de “profilaxis pre-exposición”), el antiretroviral Truvada.

2017: Mitad de los enfermos en tratamiento -
Más de la mitad de los enfermos de SIDA en todo el mundo son tratados, afirmó ONUSIDA..

2019: segunda remisión - Se registra el segundo paso en que un paciente seropositivo conoce una remisión durable. Ya había ocurrido hace diez años con “un hombre de Berlín”.

El primer trabajo con éxito en 5 años

El caso de los pacientes de Berlín y Londres son los primeros exitosos de una serie de estudios de colaboración internacional IciStem, coordinada por el español Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa de Barcelona y el University Medical Center de Utrecht de Holanda, con la colaboración del University College de Londres.

Sin embargo, el camino hasta este anuncio no ha sido color de rosas. En el año 2014 se reportó el caso del Paciente de Essen, que recibió un trasplante con la mutación CCR5 Delta 32 -la que se considera responsable de la cura en Londres y Berlín-, pero cuando interrumpió el tratamiento antirretroviral el virus experimentó un rápido rebrote, además de otros tres casos de trasplante de células madre que no presentaban la mutación y el virus rebotó a las 12, 32 y 41 semanas. Desde el 2014, IciStem ha realizado trasplantes en 38 pacientes de VIH que debían someterse a un trasplante de células madre a causa de una enfermedad hematológica, de los cuales nueve tenían la mutación CCR5 -actualmente hay cuatro en seguimiento- y 19 han superado el año post trasplante -sin dejar de tomar antirretrovirales-, solo 16 de los 38 continúan en seguimiento. El estudio destaca que, mientras que las células originales del paciente de Berlín ya presentaban la mutación CCR5, el paciente actual no la tenía originalmente; además este recibió una terapia pre-trasplante mucho menos agresiva y un único trasplante.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)