ARTE Y CULTURA

El MAPI se transforma en el primer museo uruguayo en exportar bienes culturales

El programa Proexport+ brindará apoyo al Museo de Arte Precolombino e Indígena para exportar exposiciones propias, representar otros museos y exportar los objetos de diseño de MAPI Tienda.

Facundo De Almeida
Facundo De Almeida, directo del MAPI, tiene muchos proyectos en carpeta.

"Úsenos. Usen la presencia del MAPI en el mundo como puente para mostrar Uruguay, para mostrar sus productos, para hacer vínculos con otros socios en el exterior”. Con esta exhortación como guía, Tomás Lowy, presidente de la Fundación MAPI, anunció el acuerdo por el cual el programa Proexport+ le brindará apoyo al Museo de Arte Precolombino e Indígena, socio de Marca País, para continuar con la exportación de exposiciones propias, representar otros museos y exportar los objetos de diseño de MAPI Tienda.

“Estoy absolutamente convencido de que los productos culturales son productos de exportación”, afirmó a El País, Facundo de Almeida, director del MAPI y encargado de llevar adelante toda esta aventura en la que ya hay experiencias exitosas probadas.

El ejemplo más claro fue la gira de Uruguay en Guaraní. Presencia indígena misionera, basada en el trabajo realizado durante 25 años por Carmen Curbelo, investigadora de la Universidad de la República. Entre 2014 y 2018, la exposición estuvo en los Museos Vaticanos, Etnológico de Hamburgo, Valenciano de Etnología, Arqueológico de Alicante, Museo Ruso de Etnografía de San Petersburgo y Museo Nacional de Arte de China.

“Fue el proyecto más grande de internacionalización que nos planteamos, la primera exposición de arqueología del Uruguay que salía al exterior y la más larga en el tiempo”, destacó De Almeida sobre una experiencia que surgió casi que por casualidad, gracias a que el Museo de Hamburgo invitó a Uruguay a ser parte del otoño latinoamericano.

“Nos permitió reafirmar que, primero, Uruguay tiene buenos productos culturales para ofrecer; segundo, que en el mundo hay lugar para mostrar esos productos y, tercero, que puede ser un buen negocio: en el mundo hay un mercado de exposiciones, los museos compran y venden exposiciones entre sí”, señaló el director del MAPI.

De Almeida planteó que las actividades culturales, como las exportaciones tradicionales, generan divisas. Además, son actividades trabajo intensivas, es decir, que el principal elemento que hace a la producción cultural es el trabajo de las personas con lo cual se promueve la creación de puestos de trabajo. Y, por propia definición, el contenido principal de la actividad cultural es el intelectual.

Las exposiciones son absolutamente renovables porque en un museo si hay gente trabajando, pueden generarse nuevos proyectos. Además, no hay ningún recurso que se pierda al momento de la exportación porque si son cuadros o pinturas van y vuelven, si son objetos arqueológicos van y vuelven… es todo ganancia”, destacó.

En ese contexto, el MAPI también se propuso traer exposiciones basándose en que Uruguay es “un país atractivo, considerado serio, al que el mundo mira con respeto. Se sabe que si se va a hacer un intercambio de exposiciones va a haber seriedad. Y hay síntomas a la inversa; no por nada viene Picasso a Montevideo y no va ni a San Pablo, ni a Santiago ni a Buenos Aires. Va más allá del MAPI; tiene que ver con una marca país”, destacó De Almeida.

En tal sentido, el MAPI ha traído una exposición de objetos y fotografías sobre chamanismo en Siberia, desde San Petersburgo; una de fotografías de sitios arqueológicos de México, de Javier Inojosa; y actualmente se exhibe una de arte indígena de Australia.

“Los museos y galerías dueños de esas exposiciones nos piden que los representemos para que estas muestras giren por América Latina”, contó De Almeida, aludiendo así a lo segundo que plantea el acuerdo con Proexport+: la representación de museos.

Dentro de esta estrategia, el MAPI será el primer museo uruguayo en integrar la plataforma Vastari.com, dedicada al intercambio y comercialización de exposiciones de museos.

Imagen.

El MAPI es socio de Marca País, calificación que otorga Uruguay XXI. “El solo hecho de que una exposición esté presente en otro lugar en el mundo hace que la gente conozca Uruguay, hable de Uruguay, se acerque al Uruguay y eso genere un contexto que nos sirve a todos”, subrayó De Almeida.

Un claro ejemplo fue lo ocurrido con la exposición Uruguay en Guaraní. El Instituto Nacional de Carne (INAC) se asoció con el MAPI y en cada lugar que la exposición se mostraba, el INAC presentaba la carne uruguaya. En Hamburgo, la alcaldía empapeló la ciudad con afiches de la exposición, y en China se elaboró un libro de 300 páginas; además, fue cubierta por la CNN, la BBC de Londres y la TV china.

El MAPI maneja otro gran proyecto de exportación que es una gran exposición de máscaras latinoamericanas. “Es una muestra enorme de 700 máscaras, entonces da para jugar a lo loco con eso”, destacó De Almeida.

MAPI Tienda.

El tercer aspecto que engloba el acuerdo con Proexport+ tiene que ver con la reforma de la tienda del MAPI. Surgió casi casualmente, cuando uno de los integrantes del museo planteó que en pocos días iba a tener que tirar a la basura los banners de poliéster de una exposición de la Amazonía, contradiciendo el discurso de protección del medio ambiente que promovía esta muestra.

De Almeida recordó entonces que su amigo Alejandro Sarmiento, con el que había trabajado en Argentina, se dedica con mucho éxito a diseñar objetos a partir de desechos sólidos urbanos e industriales. Entonces le propuso replicar eso mismo en el MAPI y utilizar como mano de obra a personas que vienen de recuperar su libertad.

Firmamos un convenio con la Dirección Nacional del Liberado. Hicimos en diciembre una primera semana de capacitación y este mes vamos a entrar en la etapa de producción. La idea es, hacia fines de febrero o principios de marzo, reabrir la tienda. Además, vamos a gestionar la colocación de productos en tiendas de otros museos del mundo”, contó De Almeida.

Con todo esto, el MAPI se pone a tono con la economía naranja, que es la economía vinculada a las industrias creativas, volviendo a marcar un camino en el mundo cultural nacional.

Arte
Uno de los productos diseñados por Alejandro Sarmiento a partir de desechos industriales.

Buen arte indígena y precolombino todo el año

El MAPI (25 de Mayo 279) abre de lunes a sábados, de 10.30 a 18, todo el año, salvo feriados no laborables. La entrada cuesta $ 70 para uruguayos y $ 130 para extranjeros. Lunes gratis. Ofrece una colección permanente con piezas precolombinas de toda América, que alterna con las exposiciones temporarias nacionales e internacionales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados