MEDIOAMBIENTE

Jóvenes uruguayos se suman a las protestas internacionales contra el cambio climático

El movimiento Fridays for Future llegó a Uruguay y ya son cientos los jóvenes que apoyan la iniciativa y se han manifestado pacíficamente frente al Palacio Legislativo

Estudiantes participan de una manifestación contra el cambio climático en Mannheim, Alemania. Foto: Efe.
Estudiantes participan de una manifestación contra el cambio climático en Mannheim, Alemania. Foto: Efe.

En febrero de este año, el uruguayo Martín Ettlin, de 16 años, se enteró a través de las redes sociales que el movimiento Fridays for Future (Viernes para el futuro) estaba convocando una manifestación a nivel global para el 15 de marzo que tenía como objetivo luchar y alertar sobre el cambio climático.

A raíz de ello, decidió comenzar a impulsar el movimiento en Uruguay para que todo aquel que quisiera se uniera el 15 de marzo en el Palacio Legislativo para apoyar la iniciativa. “Creé las redes sociales y cuando todo empezó, pensé que ese día se iban a congregar muy pocas personas, pero resultó lo contrario”, contó Ettlin a El País. Ese día, se acercaron hasta el punto de encuentro más de 400 jóvenes, aunque algunos hablan que la cifra se ubicó en casi un millar. “Fue una convocatoria impresionante, nunca pensamos que íbamos a llegar a tanta gente”, dijo.

A partir de allí –y en pocos meses– el movimiento en Uruguay logró organizarse y comenzó a tomar cada vez más fuerza. Los seguidores a nivel mundial y también en el país son en su mayoría jóvenes de entre 15 y 20 años, que buscan que se declare una emergencia climática y ecológica en el mundo.

Ayer, los jóvenes uruguayos se volvieron a reunir en el Palacio Legislativo en donde leyeron una proclama, con la que buscan que el problema “se ponga arriba de la mesa”. “Queremos lograr un acuerdo con los representantes del próximo gobierno para que se comprometan a cumplir con nuestras propuestas. Queremos que se empiece a tratar el tema como la crisis que es. Es una prioridad y se tiene que tratar como tal”, dijo el adolescente.

Entre los puntos de la proclama se encuentra la necesidad de reducir y controlar el uso de plásticos; reglamentar, investigar y regular la contaminación industrial, acelerar la transición a fuentes de energía renovables y promover una alimentación sostenible. Entre otros puntos está también la necesidad de que Uruguay incluya dentro de la comisión de refugiados al “refugiado ambiental”.

“El cambio climático, entre sus consecuencias, trae grandes migraciones a escala global, sobre todo a raíz de los desastres naturales provocados por el cambio climático. Por eso queremos que Uruguay tenga políticas para recibirlos”, indicó Ettlin.

Pero el movimiento Fridays for Future no solo pone el foco en el Estado, sino también en la gente. “Creemos que el cambio está también en manos de las personas, que en su día a día pueden empezar a modificar sus hábitos como usar menos plásticos y tener un consumo local consciente”, expresó el joven.

De acuerdo a las Naciones Unidas (ONU), en el año 2030, si no se hace algo a tiempo para mitigar el cambio climático, el planeta entrará en una fase que los científicos llaman “punto de no retorno”, por el que el calentamiento global habrá llegado a los 3°. “Realmente nuestro futuro está en juego; los jóvenes tenemos miedo. Todos deberían tenerlo”, dijo.

Para tratar de generar conciencia y haciendo honor al nombre del movimiento, los jóvenes uruguayos se reunirán cada viernes en el Palacio Legislativo.

El comienzo del movimiento.

La estudiante sueca, Greta Thunberg, de 16 años, fue quien inició el movimiento en agosto de 2018. Desde entonces, cada viernes, ha dejado de ir a la escuela para concentrarse frente al Parlamento de su país durante horario escolar con un cartel que reza “Huelga escolar para clima” (Skolstrejk för klimatet) y reclama acciones para luchar contra el cambio climático. Entre sus demandas está el hecho de que el gobierno sueca reduzca las emisiones de carbono.

En poco tiempo, Thunberg se transformó en un icono mundial y ha motivado a que miles de jóvenes se manifiesten en las calles reclamando por acciones urgentes. En un año, Fridays for Future se ha extendido a más de mil ciudades y 89 países.

La propuesta de la adolescente sueca, incluso, llegó hasta la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático realizada en diciembre de 2018, en donde se emitió un mensaje grabado. Allí, la joven explicaba que el cambio climático era un asunto muy importante y llamaba a los adolescentes de todo el mundo a unirse a su causa. “Nunca eres demasiado insignificante para marcar la diferencia y si solo algunos niños son capaces de acaparar titulares en todo el mundo solo por no ir a la escuela, imaginemos lo que podríamos conseguir si realmente quisiéramos”, afirmó.
Desde hace semanas, estudiantes de todo el mundo han hecho huelga los viernes para criticar a sus gobiernos y dejarles claro que no pueden seguir ignorando la urgencia de implementar medidas para frenar la crisis climática.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)