Tecnolog{ia

 Franco Miceli explica cómo funciona el cloud gaming, el Netflix de los videojuegos

Franco Miceli, fundador y director ejecutivo de Abya, se encarga de desarrollar soluciones para que el Netflix de los videojuegos llegue a América Latina. 

Franco Miceli. Foto: Cortesía
Franco Miceli. Foto: Cortesía

Para Franco Miceli (36) los videojuegos son una expresión cultural, nos permiten aprender sobre el mundo que nos rodea y nos generan curiosidad. Su compañía, Abya, tiene el objetivo de llevar los videojuegos a más personas, especialmente de América Latina y otros mercados emergentes de una forma más extendida y con menor costo.

El próximo 23 de julio a las 14:30 horas, Miceli será uno de los disertantes de la edición virtual de Campus Party, con una charla titulada “(Pre)Historia, Presente y Futuro del Cloud Gaming”.

Sobre el cloud gaming, los videojuegos y el futuro de la industria el fundador y director ejecutivo de Abya conversó con El País.


—¿Cómo pasaste de jugador a emprendedor de videojuegos?

— En 2009 empecé a trabajar en Plan Ceibal; fui uno de los primeros en entrar. Ahí hice carrera y trabajé como jefe de investigación, desarrollo e innovación. Desde ese lugar observé cómo se usaban las máquinas. Habiendo sido jugador, porque me gustaba jugar a la computadora, me di cuenta el valor que le daban los gurises al juego para divertirse. Incluso algunos llegaban a extremos como instalarle otro sistema operativo y programar de cierta forma para poder jugar a ciertos juegos, aunque fuera de forma muy muy precaria. En ese momento se me ocurrió que, gracias a que existía excelente calidad de la fibra óptica y por las redes que nosotros y que Antel estábamos montado, tenía que haber una forma de ejecutar los juegos a distancia. En 2014 asistí al Consumer Electronics Show (CES) —uno de los eventos de electrónica más importantes del mundo— de Las Vegas y me encontré con que la empresa Nvidia estaba mostrando cómo sus procesadores gráficos de Data Center podrían ejecutar juegos, capturarlos y comprimir el video en tiempo real, algo que era muy novedoso. Volví a Uruguay con esos contactos y quise traerlos para hacer eso; sin embargo, la respuesta fue que estaban saturados en sus propios mercados y recién estaban desarrollando esa tecnología. A través de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) presentamos el proyecto y nos dieron los fondos para hacer lo que sería una especie de Netflix de videojuegos.

Videojuegos
Videojuegos

—¿Qué es, entonces, el cloud gaming?
—Cloud Gaming es la posibilidad de jugar desde cualquier pantalla que se tenga: computadora, televisor o celular que tenga la potencia de jugar a los últimos juegos en tiempo real y con la máxima calidad. ¿En qué consiste? En que los juegos están en un Data Center donde se ejecutan. Allí se captura el audio y video y se transmite en tiempo real; al mismo tiempo se capturan desde tu dispositivo los comandos que le das al juego. La sesión, entonces, se realiza en la nube y las limitantes que tenga tu dispositivo ya no cuentan y lo único que tenés que tener es una buena conectividad de internet, porque no pueden perderse los paquetes de datos o generar buffer, porque perderías la fluidez del juego. Básicamente cualquier dispositivo que pueda recodificar video en alta definición y en tiempo real alcanza y puede acceder a este servicio de forma similar a lo que sería con cualquier servicio de streaming.

—¿Cuáles son los requisitos de un juego?
—Hay un dato muy interesante que recoge que de la gente que juega hoy en cloud, el 90% de los usuarios no podrían hacerlo en sus dispositivos. Cuando pensamos en una computadora que cumpla con los requisitos para el gaming estamos hablando de un equipo que ronda los US$ 1.500 o US$ 2.000 entre placa gráfica, monitor y la computadora en sí. Hoy G Force NOW de Nvidia tiene ya 80 millones de jugadores entre Asia y Estados Unidos y es una plataforma en sí misma. Con Abya estamos intentando sumar esos usuarios premium con un usuario más bajado a lo que son los mercados emergentes.

—¿Cómo cambió el cloud gaming a la industria de los videojuegos?
—Creo que sigue siendo un servicio de conveniencia, porque como el 90% de quienes juegan no llegarían, los desarrolladores tienen un público nuevo. Esto viene a abrir posibilidades que no existían; mientras, los entusiastas que además quieren la experiencia de armar su propio equipo lo siguen haciendo.

—¿Cuál es el futuro que nos espera en materia de videojuegos?
—Primero vendrá lo que es la realidad virtual en la nube que aún es un poco caro. Hoy, para hacerlo, además de una computadora potente, necesitás unos lentes que en Estados Unidos cuestan alrededor de US$ 1.000. Es casi inaccesible. Sin embargo, si podés tener el juego en la nube, capaz podés permitirte un lente más barato. El siguiente paso son los mundos compartidos: esto va más allá de un juego en la nube. Se trata de una plataforma para muchísimos jugadores que se ejecuta completamente en varios servidores en esa nube. Desde el punto de vista de las telecomunicaciones, la comunicación cuántica, la latencia (o lo que demora en ir y venir un paquete de datos) hará que sea prácticamente instantánea y considero que algún día van a llegar al punto en el que no se precise un dispositivo especial para usar jugar, Photoshop, Premiere Pro o cualquier otra aplicación.

Ponencia en Campus Party

“En el Campus Party vamos a presentar presente y el futuro del Cloud Gaming. Hablaremos sobre cómo evolucionó el juego, cuáles son sus componentes desde los juegos, hasta las consolas o internet. Al mismo tiempo reflexionaremos por qué hoy es el momento de que sea posible y qué significa hacia el futuro”, adelantó el CEO de Abya, Franco Miceli, sobre su intervención en el evento de innovación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados