VIDEOJUEGOS

Cuarenta millones de jugadores, un vencedor: la Copa Mundial de Fortnite fue el evento deportivo del año

Se repartieron US$ 30 millones entre los participantes; ¿por qué se convirtió en un fenómeno global?

Copa Mundial Fortnite
AFP

Fortnite se ha convertido en todo un fenómeno. El videojuego gratuito de Epic Games ha generado miles de millones de dólares y se ha convertido en una obsesión para jugadores de todas las edades. Ese aumento de popularidad ha tenido su máxima expresión en la Copa Mundial Fortnite, que entregó este fin de semana US$ 30 millones en premios. Solo por esto –sin contar la cantidad de público que siguió los torneos en vivo– fue el campeonato más grande en e-sports y un gran logro de la empresa puesto este juego apenas existía hace dos años.

El estadounidense Kyle Giersdorf, apodado Bugha, se convirtió el domingo en Nueva York en el primer campeón del mundo en solitario, una victoria con la que ganó US$ 3 millones con apenas 16 años. Bugha se puso en cabeza desde la primera de las seis partidas y no dejó el liderazgo; obtuvo lo mismo que las ganadoras de la Copa Mundial de Fútbol Femenino.

El noruego Emil Bergquist Pedersen, apodado Nyhrox, y su compañero austriaco Thomas Arnould, conocido como Aqua, fueron el primer dúo campeón, una victoria con la que ganaron también US$ 3 millones.

El que consiguió ganarse el corazón de muchos aficionados fue el argentino Thiago Lapp, apodado K1ng, que con tan solo 13 años de edad terminó en quinta posición tras una final espectacular y ganó US$ 900 mil.

“Todavía estoy temblando. Siendo tan joven, realmente puedo decir que estoy viviendo un sueño”, dijo Lapp a CNN. “Quiero que la gente reconozca que hay profesionales en Sudamérica, ya que no somos considerados relevantes en el mundo de los e-sports”, agregó.

En una partida de Fornite, el jugador dirige a un personaje en una isla en la que enfrenta a otros 99. El ganador es el último superviviente. A medida que avanza la partida, el perímetro de juego se va reduciendo para acelerar el desenlace. Lo que hace que Fortnite sea único es el aspecto constructivo. Los jugadores pueden recoger materiales como madera, metal y ladrillo para crear paredes, rampas y pisos para construir sus propias fortalezas. Estas estructuras ayudan a protegerse de las balas y pueden proporcionar puntos de ventaja contra los oponentes. Los mejores jugadores de Fortnite no solo son buenos con las armas, sino también aquellos que saben cómo defenderse. No obstante, Bugha dijo al finalizar el torneo: “No puedes depender únicamente de tu posición”.

La última vez que Epic Games compartió números oficiales fue en marzo, cuando había 250 millones de jugadores registrados. Estos eligen un juego gratuito (con compras integradas), que funciona en varias plataformas, de estética divertida y con un fuerte componente social.

Una de sus ventajas es el lanzamiento frenético de nuevas versiones, un ritmo que los otros estudios no logran reproducir. “Todo el tiempo inventan una novedad”, aseguró Evan Depauw, alias DRG, de 15 años. “Hay siempre alguna cosa que fuerza a los jugadores a jugar”.

Con el Mundial, Fortnite plantó bandera y le mostró a los deportes competitivos que los electrónicos captan la atención del público más joven. El torneo atrajo a casi 9 millones de espectadores en el último día solo en YouTube. Y más de 40 millones de personas intentaron conseguir uno de los 200 puestos en las finales.

Según los analistas de internet Pew Research Center, solo mencionar el juego en el título de los videos de YouTube es suficiente para garantizar un aumento del 500% en el número de visitas por encima del promedio. Más de 300 millones de horas de Fortnite se vieron en Twitch en el segundo trimestre de 2019.

“Es el juego más popular en la historia. Cada anécdota que he escuchado en los últimos años es que Fortnite ha cambiado el juego”, dijo el consultor de e-sports Rod Breslau.

Los e-sports se han convertido en una gran industria: el premio de esta Copa Mundial puede ser eclipsado en agosto por The International, una competencia de DOTA 2. Pero el Fortnite competitivo podría ser el camino para que los e-sports entren en la conciencia colectiva.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados