INN CONTENT PARA BALSA & ASOC. 

Country Houses, vivir como en el paraíso

Balsa & Asoc. ofrece un servicio de viviendas “llave en mano” para aporta en el acceso al sueño de la casa propia en los barrios privados de Canelones

Render Colinas Houses
Render Colinas Houses

El sueño de vivir en una casa en un entorno natural, seguro y con servicios es cada vez más alcanzable para los uruguayos. Pese a que hoy es difícil combinar este ideal dentro de la capital, en los últimos años los barrios privados emplazados a 20 minutos de Carrasco han experimentado un impulso importante.

Las nuevas ofertas de este tipo de barrios localizados en el eje del Camino de los Horneros (Canelones), el desarrollo de la zona y el surgimiento de servicios tales como un colegio y el centro comercial La Tahona Plaza son aspectos claves en la expansión.

A esto se suma factores externos como la inseguridad a nivel país, que incentiva a muchas familias a optar por esta modalidad de vivienda equipada con sistemas de vigilancia las 24 horas.

Country Houses

Si bien hay quienes creen que construir es una tarea muy difícil de emprender, la firma dedicada al desarrollo inmobiliario Balsa & Asoc. destierra esta idea con su producto Country Houses. Se trata de un servicio completo “llave en mano”, que lleva adelante con Mil Constructora.

En concreto, se acompaña al cliente desde el día cero hasta el momento de la entrega final. Pero su compromiso va un paso más allá, ya que se pone a disposición un equipo para ayudar el día de la mudanza, explicó Juan Balsa, quien dirige la empresa junto a Federico Kowalczyk y Mateo Larre Borges.

El servicio posventa es también una característica fundamental que distingue a Balsa & Asoc. Se hace un seguimiento tras la entrega por cualquier inconveniente que pueda surgir.

Otro punto a favor es que el cliente nunca se encuentra con sorpresas. Se firma un contrato de antemano en el que se establecen las condiciones, costo final y proceso de construcción. “No existen adicionales o un posterior sobreprecio, temor de mucha gente a la hora de construir. Con esto le brindamos una seguridad importante al cliente”, dijo Kowalczyk.

Federico Kowalczyk, Mateo Larre Borges y Juan Balsa.
Federico Kowalczyk, Mateo Larre Borges y Juan Balsa. Foto: F. Flores.

Estos atributos ayudan a que el construir una casa sea un hecho placentero. En este punto, Kowalczyk sostiene que sus clientes disfrutan de este proceso y nunca se ven envueltos en ningún problema. Esto es porque se encargan de todo: el diseño, la empresa constructora, gestionar los permisos de edificación, entre otras cosas. “De esta forma, las personas visitan la zona exclusivamente para ver cómo está evolucionando su vivienda y nada más”, acotó.

Para brindar este servicio completo fue esencial el expertise de trabajar hace años en la zona, donde han construido -algunas aún están en proceso de edificación- más de 20 viviendas en barrios privados de Canelones.

Los modelos base

En un marco natural inigualable, donde el verde es el principal protagonista, la firma ofrece cuatro tipos de viviendas base, que se pueden personalizar a gusto de cada persona.

Los modelos de Country Houses son: XS (tres dormitorios y un tamaño de 125 metros cuadrados); S (similar al anterior, pero suma 25 m2 extras construidos en material liviano, ideal para una barbacoa, un cuarto de servicio o un playroom); L (tres o cuatro dormitorios y en un metraje de 150 m2); y XL (comparte la tipología con la L, pero agrega 25 m2). La XL es el modelo más premium e incluye generalmente piscina y estufa de alto rendimiento. “Son cuatro puntos de partida, pues se adecúan a lo que quiere cada persona. Puede haber una XS con piscina”, ejemplificó Larre Borges.

Country Houses

La calidad es uno de los aspectos claves en este tipo de vivienda. Se emplea la construcción tradicional, con muro doble, pared de ticholo y aberturas serie Gala en DVH. “Quien construye en construcción tradicional defiende más su precio a la hora de venderlo, ya que el mercado uruguayo es conservador en ese aspecto”, aseguró Balsa.

Por su parte, Kowalczyk enfatizó este punto, pues para la mayoría de sus clientes es su principal inversión.

Todas las viviendas, que se construyen en unos ocho meses, tienen la ventaja de ser entregados con la cocina equipada con la línea de electrodomésticos de Samsung.

Si bien el dinero puede ser una limitante para vivir en un barrio privado, existen planes de financiamiento que aportan en este punto. Tienen un convenio especial con HSBC, quien financia hasta el 80% del proyecto con tasa preferencial.“Si tomamos en cuenta que el valor de una casa XS es de US$ 230.000 más un predio de unos US$ 60.000, con unos US$ 58.000 uno puede hacer su sueño realidad”, explicó Balsa.

Las facilidades de financiamiento son tales que se empiezan a pagar la cuota del banco una vez que termina la obra. “Eso significa que no están pagando un alquiler y la casa al mismo tiempo”, remarcó Larre Borges.

El mejor lugar para vivir

“Creemos que el barrio privado es el mejor lugar para vivir”. Para que las personas puedan experimentar en primera persona cómo es echar raíces en esta zona, Balsa & Asoc. ideó una forma para que se experimente desde el comienzo. Un ejemplo de esto es su oficina: emplazada en el La Tahona Plaza –de la cual la firma es gerenciadora- simula el living de una casa con vistas espectaculares al barrio.

Country Houses

Esta cercanía se percibe también en el trato entre la firma y los clientes. “Es un camino que recorreremos juntos. Es una forma de vida que nos gusta, convence, la comulgamos, está bueno trabajar en dónde nos gusta estar”, declaró Balsa.

Conjugar aire libre y seguridad

“Casa y seguridad es algo que solo se puede conjugar hoy en un barrio privado”, afirmó Larre Borges. Balsa remarcó que los hijos puedan jugar en el barrio, andar en bicicleta y estar afuera hasta tarde con una barra de amigos es algo que muchos adultos experimentaron en otras épocas, pero que hoy es impensado de lograr en la ciudad.

“Que tus hijos vivan de esta forma, en un entorno natural y tranquilos, no tiene precio”, expresó. Por tal motivo, más que un lugar para vivir se convierte en una comunidad en la que las personas se conocen y se ayudan mutuamente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados