Punta del Este

Un corte de cinta que vale 450 millones de dólares

Cipriani se transforma hoy en una de las figuras del verano esteño con el lanzamiento del proyecto San Rafael.

Cipriani con la ex top model española Esther Cañadas, quien visitó Punta del Este. Foto: R. Figueredo
Cipriani con la ex top model española Esther Cañadas, quien visitó Punta del Este. Foto: R. Figueredo

Hoy a las 19:00 horas se realizará el "corte de cinta" y lanzamiento oficial del Cipriani Ocean Resort and Club Residences, en la parada 11 de la rambla de la Brava, donde se encuentra el emblemático hotel San Rafael.

Se anuncia para este lanzamiento la presencia de altas autoridades nacionales y departamentales, así como también la de figuras y amigos que tienen vínculos con el representante del grupo Cipriani, que va a invertir más de 450 millones de dólares para la construcción del complejo diseñado por el uruguayo Rafael Viñoly.

El inversor italiano promete levantar un complejo de vanguardia en torno al viejo San Rafael (que prácticamente se construirá de nuevo para mantener la postal más emblemática de la zona), que incluye en la primera fase 70 habitaciones de hotel, 75 apartamentos privados y un casino. El año que viene se pondrán a la venta 90.000 metros cuadrados de residencias adicionales.

El hotel y las 75 club residences, será decorado por el arquitecto florentino Michele Bönan. Todos los muebles, desde las mesitas de luz hasta las manijas de las puertas, fueron diseñados por él y producidos por artesanos italianos. Bönan fue elegido para otros proyectos anteriores de Cipriani al interpretar a la perfección el estilo de lujo que pretende la familia. Sus diseños, que siempre mantienen un toque de esencia florentina, son requeridos para hoteles, restaurantes, estancias y hasta yates en distintas partes del mundo que van desde Hong Kong hasta El Cairo.

La empresa familiar comenzó en 1931 (diecisiete años antes que se inaugurara el San Rafael) cuando Giuseppe Cipriani abrió el famoso Harrys Bar en Venecia, ahora declarado Monumento Nacional por el Ministerio de Cultura de Italia. Cuatro generaciones y 87 años después, la marca Cipriani se ha convertido en uno de los grupos "de hospitalidad" más reconocidos internacionalmente. Restaurantes, clubes, residencias, salones de eventos y hoteles han sido abiertos en distintas partes del mundo tales como Nueva York, Hong Kong, Ibiza, Monte Carlo, Miami, Ciudad de México, Los Ángeles, Abu Dhabi, Dubai y Las Vegas.

Con una inversión inicial de 180 millones de dólares, y otros 270 que se destinarán a completar el plan, se construirán torres al costado y hacia atrás del edificio existente. Toda esta obra, aprobada en julio por la Intendencia de Maldonado, será llevada adelante por Viñoly, quien cambió su idea original luego que recibiera críticas desde distintos ámbitos, sobre todo por la altura de las torres planteadas.

Este nuevo proyecto está destinado a cambiar la postal de Punta del Este como alguna vez lo hizo el Hotel Conrad. Cuenta con innumerables amenities que refuerzan su status de primera categoría. Ofrecerá todos los servicios de spa, peluquería, un sector deportivo con personal trainers, room service las 24 horas, un espacio de negocios, un gran salón de fiesta, jardines de alto diseño, valet parking, servicio de limpieza, una exclusiva boutique, guardería, personal shoppers, delivery de diarios internacionales, servicios de mayordomo y los emblemáticos restaurantes Cipriani.

Un lugar paradisíaco

La exmodelo española Esther Cañadas, amiga íntima de Cipriani, dice que Punta del Este es "un lugar paradisíaco, lleno de paz, de naturaleza y, lo que es más importante, de gente muy linda".

"Todo el mundo que viene aquí se enamora del lugar. La prueba está a simple vista: todos vuelven. No he conocido a alguien que haya venido y que no regrese en un futuro inmediato", declara la ex top model en entrevista con El País.

"Eso permite que Punta del Este sea un lugar donde se junta gente de muy diversa, de muchas culturas, de distintas nacionalidades. No tengo duda que el resort de Cipriani va a permitir que toda esa gente tenga un lugar para encontrarse", agregó.

Top model.

La sensual Esther Cañadas pasó por Punta del Este para conocer de primera mano el proyecto de su íntimo amigo Giuseppe Cipriani.

Luego de convertirse en un ícono global de la moda, Cañadas resolvió alejarse del mundo de las pasarelas para compartir el mayor tiempo posible con su hija, Galia Santina. El segundo nombre se lo puso Cipriani. Coincidencias de la vida: la exdueña del San Rafael también se llama Santina.

A los 41 años, Cañadas luce una espectacular figura, la misma que exhibió en las pasarelas cuando fue la imagen de las principales marcas como Dolce & Gabbana, Versace, Chanel, Valentino, Victoria s Secret y Givenchy, entre otras.

A mediados de diciembre llegó acompañada por una amiga mexicana para pasar Navidad en la casa Gintonic que Cipriani posee en la zona rural de La Barra.

Como era de esperar se interesó por la propuesta del empresario italiano para reformar al ex hotel San Rafael. Así recorrió el showroom donde, entre otras cosas, fue recreada una habitación de 70 metros cuadrados de superficie que formará parte del proyecto impulsado por Cipriani. El País acompañó la recorrida del lugar de la ex top model, quien se maravilló por la calidad y el lujo de la marca: desde amplios baños de mármol de Carrara cortados al medio para generar un dibujo asimétrico, pasando por los vestidores de madera importada de Alemania con cada una de sus manijas recubiertas de cuero, hasta la tecnología que habrá en cada habitación.

Durante esa recorrida, Cañadas hizo un alto para conversar con El País recostada a una cocina a medio armar y en medio del intenso trajinar de los operarios. "Giuseppe tiene algo especial. Como un presente. Un don especial que nace con su deseo de que sus clientes y amigos estén cómodos. Así uno se siente en su casa, en sus hoteles, en sus restaurantes. La gente se va a sentir muy a gusto en un lugar emblemático dotado de la mayor comodidad y elegancia", sostuvo.

(Producción: M. Gallardo / A. López Reilly)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados