INICIATIVA

Una combi repleta de solidaridad: un proyecto de un grupo de amigos con ganas de ayudar

Un grupo de amigos junta y reparte donaciones en la combi más famosa de Parque Batlle.

Foto: Combi solidaria
Foto: Combi solidaria

Son muchos los proyectos solidarios que surgieron en diversas partes de Uruguay a raíz de la pandemia del coronavirus, para ayudar a los más necesitados. Una de las iniciativas que vio la luz en este mes de abril tiene la particularidad de moverse por la ciudad en una combi celeste.

La “Combi solidaria” es una iniciativa que surgió dentro del grupo de exalumnos del MBA Agosto 2015 de la Escuela de Negocios de la Universidad de Montevideo (IEEM), que sensibilizados por la situación que viven muchas personas en este contexto puso sobre la mesa el cometido de dar una mano como lo hacen muchos grupos y organizaciones.

“Somos un grupo de amigos con ganas de ayudar a quienes más lo necesitan”. Así se presentaron hace unos días en redes sociales, cuando comenzaron a difundir el proyecto.

“La idea que comenzó en este grupo de 21 personas fue permeando dentro de nuestro círculo de amigos y lo enviamos a otras generaciones dentro del IEEM. Ellos lo difundieron y junto a las redes que armamos logramos un gran resultado el primer viernes que lo llevamos adelante”, contó a El País David Silva, uno de los voluntarios.

Foto: Combi solidaria
Foto: Combi solidaria

Todo comenzó como algo puntual: iban a recibir donaciones que cargarían en la combi y luego repartirían solo un día. El lugar de encuentro era la sede de la IEMM en Parque Batlle. “Pero los resultados y el entusiasmo generado hizo que programemos dos viernes más en el mismo lugar. Recibimos allí las donaciones, pero también estamos a disposición de retirarlas en otros lugares”, explicó David.

Ya van dos viernes que se instalan en Parque Batlle y reciben donaciones de, por ejemplo, productos de limpieza, de aseo personal, alimentos no perecederos, verduras, ropa de abrigo, así como también juguetes o libros infantiles.

La Combi solidaria reparte luego todo lo recaudado a distintas organizaciones que se dedican a ayudar a familias uruguayas en situación de calle y a personas de alta vulnerabilidad.

“La primera semana llevamos las donaciones al Movimiento Luceros del Prado, que distribuye la cena todos los lunes en cinco recorridos fijos desde hace muchos años. Y el viernes pasado lo acercamos a la organización SOMOS, que arma canastas para distribuir en distintos barrios carenciados”, contó David.

El proyecto comenzó en la primera semana de abril, pero estos días los voluntarios lograron reafirmar el compromiso de la gente ante este tipo de iniciativas: “El entusiasmo en las redes, en los comentarios y en la repercusión de esa combi transformada en solidaridad”, agregó el vocero de este grupo de voluntarios.

El proyecto surgió en el marco de la cuarentena por la pandemia del coronavirus, en la que las necesidades de muchos se ven aún más complicadas. Si seguirán o no luego que pase la cuarentena es algo que están evaluando: “Es parte de la discusión que debemos darnos tras estas jornadas de trabajo. Este tipo de proyectos implica organización, roles, objetivos de mediano y largo plazo. De cualquier manera nos dimos cuenta del potencial del equipo y las capacidades del grupo como para pensar en darle continuidad”, sostuvo David.

Foto: Combi solidaria
Foto: Combi solidaria

El vocero recordó que el grupo que lleva adelante este proyecto es el de la generación de estudios, con el apoyo de quienes se suman para dar una mano cada viernes. “La iniciativa procura tener continuidad, pero para eso es vital contar siempre con manos disponibles para poder sostenerla en el tiempo”, explicó.

Los voluntarios alientan a los vecinos y a la población en general a hacer donaciones grupales: proponen que los interesados se organicen para comprar varias cosas y donarlas entre todos, designando un delegado que puede ser quien se acerque a la combi cada viernes para entregarlo. También aceptan donaciones corporativas.

Quienes quieran colaborar con artículos o alimentos pueden acercarse a las jornadas solidarias que realizan los viernes de 12 a 17 horas a Parque Batlle, frente a la sede del IEEM (Lord Ponsonby 2542).

También pueden comunicarse con este grupo a través de las redes sociales: el proyecto tiene cuenta de Twitter  y también está en Instagram . Su correo electrónico es [email protected]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados