INN CONTENT PARA CONTROL KILOS

Bajar de peso sin hacer dieta: así es el plan de Control Kilos

La nutricionista Magdalena Bentancur explicó que en Control Kilos se trabaja con un método que se llama "Aprender a Comer", el cual no es una dieta sino que lo que se busca es un cambio de hábitos.

La puerta en sí es pequeña si se tiene en cuenta todo lo que adentro está esperando. Detrás de la recepción se esconden salas para charlas, una cocina, espacio para hacer yoga y pilates, tres pisos con espacios para hacer ejercicio, pesas, caminadoras. Y ahora, además, en el fondo, hay una gran piscina azul.

La nueva adquisición de Control Kilos en su sede de Juan Pablo Laguna 3477 cuenta además con espaciosas duchas para quienes quieran hacer uso de ella, se sumó al variado menú de posibilidades que el centro especializado ofrece con el objetivo de acompañar en un camino a tener una vida más saludable. Aunque el foco principalmente está en mejorar la alimentación, también se ofrecen diversas actividades para complementar ese proceso.

“Control Kilos es líder en la reeducación del comportamiento alimentario. Trabajamos con un método que se llama ‘Aprender a Comer’, el cual no es una dieta, sino que nosotros lo que buscamos es un cambio de hábitos que se mantengan a lo largo del tiempo, para toda la vida”, explica la nutricionista Magdalena Bentancur.

Nutricionista Magdalena Bentancur. Foto: Francisco Flores.
Nutricionista Magdalena Bentancur. Foto: Francisco Flores.

Para esto, el centro que cuenta con dos sedes tiene un grupo de más de 20 profesionales entre los que se destacan nutricionistas, psicólogos, profesores de educación física y chefs que guían en el trayecto de cumplir las metas. Acompañan cada paso y festejan como propios todos los obstáculos superados.

“Este año sumamos más apoyo para los participantes y reuniones todas las semanas para lograr que los cambios y que las herramientas adquiridas en el programa se afiancen”, dice Bentancur y agrega: “Pero el gran cambio es el lanzamiento de ‘Control Kilos Plus’, que incluye hidrogimnasia y Aqua Zumba en una piscina espectacular, pero la cuota no sube”.

Un buen plan

Los participantes de Control Kilos ya tienen claro que el objetivo del centro especializado no es someter a las personas a estrictas dietas que dan ganas de abandonar tan solo al comenzarlas. En cambio, lo que se busca es enseñar qué comer, cuánto y cómo preparar el mejor plato sin tener que pasar hambre.

A esto se le debe sumar el hábito del ejercicio, lo que además permite que el camino a pasar a una vida saludable se pueda compartir con los profesores que día a día los incentivan, así como con los compañeros que tienen el mismo objetivo.

Este ambiente se puede sentir durante las nuevas clases en el agua, donde la música, las bromas y las risas son parte de la prioridad. Inclusive, alguno podría olvidarse que también está haciendo una actividad física. “El ejercicio en el agua es ideal para todas las personas, especialmente para las que tienen sobrepeso. No impacta en las articulaciones ni en la columna y pone en funcionamiento todos los grupos musculares”, expresa Florencia Lavega, médica general.

La nueva piscina está en la sede de Pocitos de Control Kilos. Foto: Francisco Flores.
La nueva piscina está en la sede de Pocitos de Control Kilos. Foto: Francisco Flores.

“Al ser una actividad de bajo impacto la puede realizar cualquier tipo de persona. Es una actividad muy divertida”, suma Jimena Medera, instructora de gimnasia.

La clave para el éxito

Tanto los profesionales que son parte del centro especializado, como los participantes del programa, tienen claro que el éxito de Control Kilos reúne tres ingredientes principales: la información, el acompañamiento y la diversión. De esta manera se logra el máximo nivel de motivación, que es clave para lograr los resultados.

“Nosotros trabajamos de forma grupal, lo que fortalece un montón el compromiso individual y así se ven resultados muy buenos. Entre ellos se motivan y dicen: si él puede hacer ejercicio, entonces yo también, si ella viene a la clase de cocina, entonces también puedo ir yo. Además tenemos grupos de WhatsApp y estamos en contacto a diario, aunque si algún participante lo requiere también se puede hacer acompañamiento individual”, dice Bentancur.

Con la pandemia las charlas pasaron a ser virtuales y aunque ahora se retomó la presencialidad, la modalidad a distancia se mantiene, lo que es útil para muchas personas que tienen dificultades para acceder, como podría ser el caso de quienes viven en el interior del país.

“Las clases de gimnasia están online, las clases con la chef también, entonces pueden adquirir el programa completo”, agrega.

Control Kilos es líder en la reeducación del comportamiento alimentario. Foto: Captura.
Control Kilos es líder en la reeducación del comportamiento alimentario. Foto: Captura.

La nutricionista asegura que los cambios que se ven son notorios desde el primer momento, no solo en el peso sino también en la autoestima de quienes participan del plan. “Te sentís bien te cambia todo”, dice una participante. “En el día a día lo noto mucho jugando con mis hijos”, agrega otro.

Para lograr los resultados y que las personas sientan un cambio en sus vidas, el centro especializado trabaja por etapas, cada una dirigida a seguir de cerca los cambios por los que van pasando, lo que hace que el acompañamiento psicológico también sea clave en el proceso.

Poco a poco las personas se retiran de la sede de Control Kilos, las voces altas que resuenan en los pasillos se van apagando, al igual que las luces de las salas. Pero los participantes saben que aunque la jornada terminó, el acompañamiento sigue, al igual que las ganas y la motivación para superar cada día un nuevo objetivo.

Para más información ingresar en www.controlkilos.org o llamar al 097 90 60 90.

“Pude ponerme la ropa que tenía guardada hace tiempo”

La sensación de lograr un objetivo para el que se trabajó con esfuerzo y ganas es difícil de describir en palabras. De todas maneras, los participantes de Control Kilos lo intentan cuando les piden que den su testimonio y se animen a contar los cambios que han tenido en su vida desde el momento en que comenzaron en el programa. “Pude ponerme la ropa que tenía guardada hace tiempo”, dice una de las asistentes. “Soy una persona nueva”, dice otra.

Es que el centro especializado busca que las personas aprendan a comer y adquieran buenos hábitos alimenticios que puedan mantener en el tiempo, sin caer en rigurosas dietas que solo lleven a la sensación de fracaso.

Así, muchos de los asistentes ya notan los cambios: “Empecé con 80 kilos y ahora estoy en 70”, cuenta otra participante y sonríe. “Fue un antes y un después para mí”, agrega.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados