Estreno

Crítica: "La crónica francesa" es un Wes Anderson puro, excesivo y divertido

Se estrenó la nueva película del director estadounidense llena de estrellas, entre las que hay cuatro ganadores del Oscar, y una puesta en escena asombrosa

La crónica francesa
La crónica francesa

¡Ay cuando el mundo funcionaba! Al igual que algunos de sus colegas o compinches generacionales (entre los que deberían estar Noah Baumbach, Sofia Coppola, Spike Jonze, Michel Gondry, el más veteranos del lote, Charlie Kaufman), Wes Anderson es un cronista de las inclemencias de su época. Pero mientras en películas como Eterno resplandor de una mente sin recuerdos, Quieres ser John Malkovich, Perdidos en Tokio o Her, los otros son reatratistas de una sociedad en crisis, mostrada con una urgencia inevitable al tener que contarlo, Anderson va por otro lado.

El mundo de sus películas es simétrico, armonioso, lleno de referencias ilustradas que toman tanto del cine, como de la historieta (europea), la música (francesa), las novelas juveniles (británicas) o de Stefan Zweig. El mundo está loco, cierto, pero los personajes de Anderson están en su propio ecosistema con su propia etiqueta, sus propios códigos.

En ese sentido, La crónica francesa, la última película de Anderson y que se estrena hoy en cine de acá, está bien cerca de Moonrise Kingdom, El gran hotel Budapest y Vida acuática con las que comparte una estética que, desde hace tiempo, se volvió un estilo. Y está buenísima.

The French Dispatch, tal el título original de La crónica francesa, refiere a un suplemento (ficticio) del (ficticio) Evening Sun de Liberty, Kansas, con redacción en la ciudad (ficticia) de Ennui-sur-Blasé y con un parecido flagrante con el New Yorker. Como esa revista, está conformada por una miscelánea de notas de gastronomía, cultura, sociedad e historias de vida. Así, la película presenta un obituario, una guía de viaje y tres artículos de fondo. Es una película de episodios (otro guiño al pasado) que es, claramente, un homenaje a un tiempo, una cultura y a la profesión del periodista.

Como es costumbre en Anderson en cada una de esas historias dan la cara un montón de estrellas. Allí hay que incluir a cuatro ganadores de Oscar (Benicio del Toro, Tilda Swinton, Frances McDormand, Adrien Brody) y gente así de importante como Bill Murray, Owen Wilson, Jeffrey Wright, Timothée Chalamet y los franceses Matthieu Amalric y Léa Seydoux. Para completar habría que agregar varios secundarios de renombre pero la nómina es muy extensa y grafica, ya con esa muestra, el prestigio que tiene trabajar con Anderson que, a esta altura tiene armada una troupe de compinches.

El obituario es el de Arthur Howitzer Jr. (Murray), el dueño del Paris Dispatch, siempre dispuesto a lanzar una sentencia, editar con severidad e incapaz de recortar gastos. Los artículos hablan del mayo del 68 parisino, un artista preso y su amor por su guardiana (y modelo), una crónica sobre una policia gastronómica francesa y un paseo por París en bicicleta.

Todo eso le permite a Anderson hacer alarde de una puesta en escena que está cargada (alguien podría decir sobrecargada y quizás esté en lo cierto) de ideas y referencias. La redacción del France Dispatch, por ejemplo, está en el quinto de un edificio muy parecido al de Jacques Tati en Mi tío. La película está llena de esa clase de trivia como una de Tarantino pero pacifista.

Las historias pueden ser un entrevero en su acumulación de aspect ratios o de variaciones de color a blanco y negro. Algunos relatos se van por oraciones subordinadas y, aunque el tono es de fábula, exige un poco de atención. La puesta en escena, milimétrica, barroca, aleja de la empatía con los personajes pero ese es un riegos que siempre ha corrido Anderson.

Capaz que algunas de esas complicaciones son parte de un homenaje a la nouvelle vague pero, a primera vista no son explícitas. Algunas tomas estáticas recuerdan a los “dioramas” del sueco Roy Andersson y el tono general está cerca de, así de cerrado es todo, el propio Anderson, que suele unir un montón de referencias y usarlas a su favor. Y ese es su riesgo.

Perfil
La crónica francesa * * * * 
Título originalThe French Dispatch
OrigenEstados Unidos, 2021
¿Dónde verla?En cines

Director: Wes Anderson. Guion: Anderson sobre una historia de Anderson, Roman Coppola, Hugo Guinness, Jason Schwartzman. Fotografía: Robert Yeoman. Música: Alexandre Desplat. Con: Benicio Del Toro, Adrien Brody, Tilda Swinton, Léa Seydoux, Frances McDormand, Timothée Chalamet, Jeffrey Wright, Mathieu Amalric. Duración: 107 minutos. Estreno: 18 de noviembre, en cines.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados