ENTREVISTA

Yao Cabrera y el efecto de la pandemia: "Aumentamos 300% nuestras visitas"

El polémico youtuber uruguayo se encuentra instalado en Buenos Aires y revela que sus ingresos aumentaron debido a la cuarentena obligatoria en Argentina.

Yao Cabrera.
Yao Cabrera.

Surgió en 2015 con un canal de You Tube en el que hacía bromas y desafíos con su amigo Fabri Lemus. De a poco fue cobrando notoriedad hasta convertirse en el influencer más amado y odiado del Río de la Plata. Hoy, con apenas 22 años, Yao Cabrera conserva la fama que adquirió a base de dedicación y polémicas públicas, y está al frente de un auténtico imperio online.

El joven uruguayo radicado en Buenos Aires ideó Wifi, una empresa que cuenta con dos casas en un barrio privado y un equipo de más de 100 personas que generan contenidos para las redes. En las últimas semanas, Yao volvió a ser noticia por un nuevo escándalo: escapó de la cuarentena obligatoria decretada en Argentina y la policía lo detuvo. “Ahora me llaman todos los días del juzgado para que les demuestre que estoy en casa”, revela. 

-La cuarentena obligatoria en Argentina puede llevar a que los jóvenes consuman más contenidos online, ¿esta situación te ha favorecido económicamente?

-Sí, totalmente. Nosotros aumentamos nuestras visitas un 300%, que es el ingreso de la empresa. El personal duplicó su sueldo porque trabaja el doble.

-Cuando se supo que habría cuarentena en Argentina, ¿evaluaste la posibilidad de venir a atravesar este período en Uruguay?


-No porque me cayó de golpe. No pensé que hubiera a haber una cuarentena. Además, si iba a Uruguay no iba a poder estar con mis abuelos ni con gente más grande. Dije “me quedo encerrado en casa trabajando y que pase lo que tenga que pasar”.

-¿Qué tan vigente sigue el fenómeno de los youtubers que en Uruguay explotó en 2015?


-No hay youtubers nuevos en Latinoamérica, eso quedó medio apagado. Los que están son los que estaban de antes y pudieron evolucionar, y los que no se adaptaron se quedaron atrás. Mi grupo, que ahora se llama Wifi, es multiplatafórmico. No somos youtubers normales, no apuntamos solo a You Tube sino que abarcamos todas las plataformas. Tenemos Tik toks verificados para todos los integrantes, tenemos 50 canales en You Tube, que es una plataforma que abarca de 8 a 15 años, Instagram que va de 15 a 25 y Facebook que va de 25 en adelante. Somos una empresa que produce contenidos y genera empleo.

-En muchas ocasiones sos tendencia en Twitter por muchos usuarios que te insultan o te desean lo peor a partir de tu publicación de un contenido polémico, ¿buscás ese efecto?


-No uso Twitter porque me parece una plataforma tóxica con gente que habla mal de los demás. No me genera dinero y hay mucha gente que me odia, así que no me interesa. Muchas veces me baso en que no existe la publicidad negativa. Un presidente para ganar necesita el 50% de los votos, por más que lo odie la otra mitad de la población. A mí me odia un 50% y me ama un 50%, pero con eso me alcanza para abarcar todo lo que quiero abarcar y darle de comer a mi familia como lo estoy haciendo. Las controversias son motivo para que la gente diga “mirá lo que le pasó a este bolu...”. Eso se replica y capaz que la familia de esa persona me empieza a conocer. Así se transforma una publicidad negativa a una positiva. Eso me sirve. Las controversias si son manejables, ayudan. Hay otras que pueden dañar la imagen y uno no las puede controlar.

-¿Cómo es el vínculo con tu familia durante la pandemia?

-Tengo el 70% de mi familia viviendo en Buenos Aires administrando la empresa. El resto, que son mis padres y mis abuelos, están bien en Uruguay. Ayudé a comprarle un auto a mi mamá y una camioneta a mi papá. Y a mi abuela que la extraño un montón la ayudo con la medicina. Trato de darle una mano a todos. Me gusta ser el líder de mi familia, de mi equipo y de la gente que me rodea. Les doy todo lo que está a mi alcance, no solo económicamente.

El equipo de "Wifi".
El grupo Wifi que lidera Yao produce contenido para redes sociales de forma permanente. Los videos muestran su vida en dos casas de barrios privados de Buenos Aires.

-Se supo que te detuvieron en Buenos Aires por violar la cuarentena obligatoria, ¿cómo fue ese momento?

-Ocurrió en uno de los controles en la zona de Nordelta. Apenas salimos del barrio privado habían muchos hombres con trajes amarillos pasando rociadores a los autos. Nos pararon y nos preguntaron si teníamos permiso para circular. Como no lo teníamos, nos bajaron del auto y nos trataron bastante mal. Fue difícil.

-¿En qué sentido los trataron mal?


-Al principio fue un poco agresivo. Un chico me pidió una foto en el momento de la detención, y el policía me gritó “¿te parece gracioso sacarte fotos?”. Cuando se dieron cuenta de que éramos youtubers nos empezaron a tratar mejor. Nos ofrecían abrigo y nos pedían saludos para sus hijos.

-¿Por qué habían salido?

-Porque una compañera de trabajo de Wifi se durmió con los lentes de contacto puestos y le explotaron. Había que llevarla al médico de urgencia y yo tenía que ir porque soy el único de la casa que tiene efectivo. Después de la detención la llevaron a ver un médico de guardia y ahora ya tiene otros lentes de contacto.

-¿Tuviste que pagar una multa?

-Sí, me comí una multa bastante cara. Sacar el auto de donde está me cuesta 100 mil pesos argentinos, que son más mil dólares. Además, por violar la cuarentena me generaron un acta penal y ahora me llaman del juzgado todos los días para que les mande mi ubicación y les demuestre que me estoy quedando en mi casa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados