ENTREVISTA

Sofía Romano: El fútbol, cultura de mujer

Sofía Romano (31 años) conduce la previa y el post partido de Por decir fútbol, las transmisiones de M24 (97.9FM) con el equipo del programa Por decir algo.

Sofía Romano. Foto: Estefanía Leal
Sofía Romano. Foto: Estefanía Leal

-¿Cómo surgió la propuesta de Por decir fútbol?

-Hace unos meses. Me había ido a vivir a Maldonado por la cuarentena y me llamó Facundo Castro, uno de los fundadores de Por decir algo y me ofreció esta propuesta. Fue increíble. No lo dudé un segundo. El rol de conductora me parece muy importante y me encanta ejercerlo. Es como el enganche en un cuadro de fútbol. También me convenció el equipo: que el relator sea Martín Rodríguez y el comentarista Santiago Díaz o las participaciones de Andrés Reyes con su personaje Lubo Adusto.

-¿Qué impronta buscás darle?


-El formato no va por el lado de las clásicas transmisiones a las que estamos acostumbrados en Uruguay. El de PDA y PDF es un periodismo deportivo que no es sensacionalista, sino menos dramático y trata al fútbol como lo que es: un juego. No estamos ante el Apocalipsis. En esa línea estamos todos y en cuanto a mi impronta, busco naturalizar la conversación. Aquello de no impostar y aportar dinámica pero sin hacerlo de forma artificialmente veloz. Al comienzo me sentí muy acartonad y los primeros comentarios de mis compañeros y oyentes iban en el sentido de que me suelte y que sea más la Sofía de La venganza de los perdedores, el otro programa que conduzco los miércoles de noche. Este es un programa independiente que hacemos hace varios años con amigos.

-¿Te gustaba el fútbol?


-Me encanta. Aunque nunca me había visto de este lado. De hecho, no me considero periodista deportiva. Me considero una comunicadora que le gusta el fútbol. Pero en cuanto al periodismo deportivo no me termina de cerrar en su esquema piramidal de la búsqueda de la primicia. Diría que soy periodista cultural e incluyo al fútbol como cultura, al igual que la gastronomía o la danza. Pero desde niña voy a la cancha y me encanta.

-¿Hincha de?

-De Nacional. Y en basquetbol de Cordón. Ambos por legado familiar. Mi bisabuelo Ángel Romano fue campeón olímpico de 1924 con la selección uruguaya. Hizo una inmensa carrera en Nacional. Mis padres son ambos de Cordón. Trabajé para Nacional el año pasado. Hacía notas y la transmisiones en vivo para Nacional TV. Pero cuando volví a reintegrarme después de una licencia me dijeron que había un recorte de presupuesto y nos despidieron a algunos de los que estábamos en el canal.

-Desde el reinicio del fútbol, la actividad es intensa. ¿Cómo te has sentido?

-Muy bien. Honestamente tengo un problema de autoexigencia. Cuando termina cada transmisión, analizo cómo estuvo y veo posibilidades de mejorar. Si me voy a dedicar a esto, que es hacer radio, busco hacerlo lo mejor posible. Que la gente se sienta enganchada y que no le moleste la voz femenina. Porque no hay muchas voces.

-¿Por qué no hay muchas voces femeninas en las transmisiones?

-Si hacemos una comparación respecto a 10 o 20 años atrás, hoy hay más mujeres trabajando en el periodismo deportivo. Pero una cosa es la cantidad y otra la calidad. ¿Qué hacen esas mujeres en los respectivos medios? En mi caso, mi rol lo podría tener un hombre. No es que estoy solo para decir el precio de las entradas, la información del clima o solamente los avisos publicitarios. La igualdad de género se tiene que dar en una paridad en los roles y en la calidad de esos roles. Por eso que una radio como M24 y el equipo de PDA me dé esta confianza es alucinante. Además, trabajamos en cooperativa: yo gano lo mismo que Martín Rodríguez o que Santiago Díaz. Y las decisiones también las tomamos en conjunto.

-Decías creer en una concepción del fútbol como expresión cultural. ¿En qué sentido?


-El fútbol es una expresión cultural máxima. Tiene que ver con el barrio, con la infancia, con lo lúdico. Cuando vemos un partido, es lo más parecido a una obra de teatro. Me gusta esa concepción de expresión cultural, que involucra también al entorno, los periodistas, los comentarios de los hinchas....

-Pero también hay desbordes en la pasión, con violencia y hasta asesinatos...


-Sí, eso es una deformación nociva de la cultura. El enfrentamiento de hinchadas me parece tonto. Está bien la rivalidad, que siempre existió, pero en convivencia. Creo que muchos mensajes no ayudan. Aquello de los partidos de “vida o muerte” o “nos jugamos la vida”, es algo que no se debe repetir. Nadie se juega la vida en un partido.

-¿Los medios inciden para bien o para mal para esa “deformación”?

-Sí. Creo que los medios tienen un alto poder y deben ejercerlo con responsabilidad. Hay medios que colaboran a una sociedad mejor y son los que elijo y que consumo.

-También te manifestás contraria a la “carrera por la primicia”...


-No me gusta esa concepción porque se pone el periodista como protagonista.

-Cuando Federico Buysan dio la primicia de la salida de Diego Forlán de Peñarol, escribiste un duro tuit hacia él. ¿Por qué?


-Tengo que reconocer que mi forma de expresarme fue muy fuerte. Más de novata que por otra cosa. No me arrepiento porque no es la forma en que la visualizo el periodismo. No fue contra él. Si no, para decir que este tipo de periodismo que busca generar el impacto no me va. No me va el de vale todo por al primicia. Si tú subís un video, después de que ya tenés la confirmación del protagonista y lo mostrás yéndose sin querar hablar, me parece que no aporta. Vino por ese lado el comentario. Pero es verdad que me excedí en la metodología. Me salió así en ese momento.

-¿Qué es La venganza de los perdedores, el programa radial que conducís y que va por redes?

-Es un programa que comenzamos con compañeros de Facultad en su momento desde diferentes bares. Este año lo retomamos y estamos con saliendo desde El Hormiguero. Allí se arma la fonoplatea. Es un programa cultural con columnas sobre esa temática, además de juegos y premios. Hay notas y shows en vivo. Lo hacemos entre amigos, como Fabricio Piaggio, Diego Cayota, Diego Carlos Campos, Matías González. Fabián Mainero, Maxi Otero, Lucía “China” Varela. entre otros. Todos somos muy amantes de la radio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error