NOTA DE TAPA

Orlando Petinatti corona los 30 años de "Malos pensamientos" con un libro: "Es un homenaje a la audiencia"

El libro del programa más escuchado de la radio saldrá el 3 de diciembre con El País y a un costo de 350 pesos. El conductor adelanta el contenido y responde a si alguna vez salió con una oyente.

Orlando Petinatti
Orlando Petinatti. Foto: Estefanía Leal

-El Correo presentó un sello conmemorativo del 30 aniversario de Malos pensamientos. ¿Qué distingue a este sello con respecto al anterior, 15 años atrás?

-El sello del Correo del año 2003 celebraba la comunión que se generaba a través de la radio en años de crisis y de exilio económico, donde el programa se transformó en un puente entre todos los uruguayos. El Correo en su momento, destacó la importancia del humor y de la comunicación entre todo el país y con los uruguayos que habían emigrado, destacando la sección “Operación Retorno”. Este sello del 2021 reconoce a Malos Pensamientos como el programa que ha sabido sostenerse a lo largo de los años, haciendo que los uruguayos tengan un micrófono para expresarse. En 30 años de radio, el programa es escuchado por al menos tres generaciones y su éxito en el tiempo es producto del lugar que le da Malos pensamientos a su audiencia. Este sello es un homenaje a #LaMejorAudienciaDelMundo.

-¿Por qué Gustavo Rey como presentador? ¿Qué fue lo que te dijo en tus comienzos?

-Cuando pensábamos la presentación, coincidimos que debería ser alguien que dentro de la radio fuera toda una institución y haya dejado su huella. Gustavo Rey es ese comunicador, con el plus de haberlo conocido en mis comienzos y que haya sido él quien me empujó a largarme solo conduciendo Malos pensamientos, sin mucha experiencia en la conducción pero con muchas ganas y entusiasmo. Lo demás es historia conocida.

-¿Quién te hubiese gustado que estuviera en el lanzamiento-festejo y no estuvo?

-Todos los que estuvieron en el lanzamiento de una u otra manera fueron y son muy importantes en mi vida y en mi trabajo. Si me pongo un poco melancólico me hubiera gustado que estén mis padres. De la gente que estuvo invitada, no faltó nadie.

-Se viene el libro de Malos pensamientos, que saldrá el 3 de diciembre con El País. ¿Por qué sentiste que era el momento de hacer ese testimonio?

-Desde hace muchísimos años, varias editoriales me han ofrecido escribir un libro sobre el programa. Recuerdo haber tenido reuniones por el año 2000 y haber dicho que era demasiado pronto y no me equivoqué. Pasaron 30 años desde el primer programa y las cifras redondas te empujan a hacer cosas diferentes. El libro es también un homenaje a la audiencia, porque allí están, en cada capítulo, en cada hoja, a través de sus historias, a través de sus manos. Es un lindo momento para celebrar y un libro sobre el programa es también una manera tangible de recordar lo que escuchamos y disfrutamos a lo largo de todos estos años.

Orlando Petinatti
Orlando Petinatti. Foto: Estefanía Leal

-¿Qué contenido están pensando para ese libro?

-El libro cuenta la historia de Malos pensamientos, el amor por la radio, la comunicación con la gente, como nos fuimos transformando en el nexo entre los uruguayos y sobre todo hay historias que nunca antes contamos en el programa que tienen que ver con la cocina del programa pero también con las cosas que sucedieron con la gente después de salir al aire.

-A veces parte de la audiencia femenina suele “chichonear” contigo al aire. ¿En algún momento tuviste una cita con una oyente?

-Los caballeros no tenemos memoria.

-El año se cierra también con destaque a nivel televisivo con ¿Quién quiere ser millonario? ¿Cómo te sentiste en ese formato?

-Soy un agradecido a la vida y a las oportunidades que se me presentan. Después de tanto tiempo sin tv, volver como jurado en Got talent y conducir ¿Quien quiere ser millonario?, es un premio a la perseverancia y a esperar el momento. Este formato de preguntas y respuestas es el formato que sin lugar a dudas, todo comunicador quisiera conducir. Estoy muy feliz y el canal me lo ofreció porque es el conductor quien marca el nivel y estilo del programa, por lo que estoy muy agradecido al canal al haber pensado en mí para este formato.

-La segunda temporada de Got talent confirmó el éxito del formato. ¿Te gustó hacer nuevamente ese personaje?

-El personaje que me toca hacer en Got es tan disfrutable que yo mismo me sorprendo de las devoluciones. Amo ponerme en la piel de ese personaje, que el gran porcentaje soy yo mismo, y amo saber que he despertado en una nueva generación de chicos y adolescentes un juego que les divierte cada vez que me toca participar. Más allá del “No los veo no los escucho” que pegó divino en el público, tener un feedback increíble con un nuevo público es un regalo de la vida.

-El ida y vuelta con Natalia Oreiro ha sido notorio. ¿Son acordadas las chicanas entre uno y otro? En una ocasión te habló de “zona de confort” por los 30 años de Malos pensamientos, ¿te molestó ese comentario?

-Natalia es hiper profesional y cada palabra de su conducción la ensaya y la prepara como ninguna. En cambio, el ida y vuelta que tenemos es absolutamente espontáneo. A mí me gusta improvisar y disfruto cuando nos provocamos mutuamente porque Natalia sabe que ese ida y vuelta conmigo la saca del formalismo del guión. Cada vez que necesita un salvavidas, allí estoy y nos divierte. El comentario de la zona de confort, fue solo un comentario para defender a los participantes, no me molestó porque no se me pasa por la cabeza que haya habido mala intención en ella.

-¿Han hablado de política en alguna ocasión con Natalia Oreiro?

-Hablamos de nuestros trabajos, de nuestras familias, de chocolates, de música y también de política. El día que grabemos las charlas, cada vez que el jurado se junta a ver el programa, no queda nadie vivo.

-Decir que votaste a Lacalle Pou y haberte jugado con opiniones de tinte político, ¿tuvo algún tipo de costo para vos?

-No mido mis opiniones por el costo, sino por la honestidad para conmigo y con la audiencia. Prefiero ser auténtico y decir lo que pienso, a la vez de darle el micrófono a quien piensa diferente. Estoy en contra del pensamiento único, por lo que la voz de la gente siempre tendrá lugar en el programa.

Orlando Petinatti
Orlando Petinatti

-Se viene el referéndum por la derogación o no de parte de la LUC. ¿Tenés definido el voto?

-Para nombrarte tres ejemplos, yo quiero que el artículo 74 sobre el aumento de penas a los que venden drogas a menores, siga existiendo. También el 128 donde la LUC asegura que los profesores den una versión equilibrada de la materia que enseñan y no un relato. Además quiero que no se derogue el artículo 35 que si se deroga le daría libertad anticipada a rapiñeros, secuestradores, copadores y extorsionadores. Nada más que aclarar.

-¿Cómo estás viendo el comienzo de la campaña?

-Me parece de una pobreza supina. Donde hay engaño y mentiras, no puede haber nada bueno.

-¿Cuál es a tu juicio el principal problema del Frente Amplio?

-No haber encontrado un sustituto a la altura de Seregni.

-¿En algún momento de tu vida tuviste simpatía por ideas de izquierda?

-Todos tuvimos ideas de izquierda y también supe pasar por un momento anarco en mi vida.

-¿En qué momento fuiste anarco?

-En la adolescencia. Creo que fue más artístico que ideológico. Me pasaba escuchando Sex Pistols o La Polla Records. Me vestía de negro y estaba en contra del poder de turno.

-Hace unos meses, la Suprema Corte de Justicia resolvió en un caso que te enfrentaba a Antel. ¿Qué perjuicio te generó la no concreción de aquel contrato?

-Ninguno. Creo en la justicia de mi país, creo.

-Dentro de poco Azul FM se mudará al edificio del Grupo Magnolio, donde están los compañeros de Del Sol FM y las otras emisoras...

-Es verdad. El Grupo Magnolio está construyendo un lugar importante que le va a dar a la zona otra proyección y dentro de lo planificado, está el nuevo edificio de Azul FM. Los que hacemos Malos pensamientos estamos felices de empezar el ciclo allá. Con Iñaki (Abadie) hablamos mucho pero no es lo mismo que estar en el mismo edificio. Estamos felices porque es para sumar.

-¿Cómo imaginás la convivencia con comunicadores como Joel Rosenberg o Carlos Tanco, que han expresado diferencias contigo?

-Yo tengo una historia detrás de más de 30 años en la comunicación. Trabajé en otro grupo que tenía varias radios y nunca tuve problema.

-¿Vas a hacer tu trabajo y nada más?

-No, no solamente. Cuando se trata de medios de comunicación y de radio especialmente, el laburo se refleja también en el respeto y la buena convivencia. En Azul FM estamos con una gran sinergia entre todos y obviamente la vamos a tener hacia el resto del grupo. Esa es mi visión.

-En Carnaval han hecho caricaturas tuyas y seguramente en este febrero se vengan más, ¿cuál es tu visión?

-El Carnaval me parece una expresión popular interesantísima. Yo iba cuando el Carnaval era disfrutable, en los fines de la dictadura y principios de la democracia. Me gustaba. Me parece interesante y válida siempre y cuando manejen las temáticas de manera honesta. Más de una vez me han satirizado y no me molesta para nada. Si no es ofensivo, es humor.

-¿Cuáles son tus proyectos 2022?

-Veni, vidi, vici.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error