ENTREVISTA

Marcos Gorban, el productor de Gran Hermano a 20 años de la primera edición

Pasaron dos décadas de la noche en la que doce desconocidos ingresaron a una casa y cambiaron para siempre el rumbo de la tv. El productor general de Gran Hermano, Marcos Gorbán, recuerda el fenómeno.

Marcos Gorban.
Actualmente, Gorban está al frente de "La Hora Exacta" en Canal 9 y realiza contenidos para Paka Paka de Buenos Aires y Estrellas Tv de Los Ángeles. 

Es 10 de marzo del 2001. Faltan unas pocas horas para el debut de Gran Hermano, la apuesta de Telefé para el año de la que solo se sabe que es un juego en el que 12 participantes conviven en una casa mientras son filmados y votan para eliminarse entre sí. El productor general Marcos Gorbán está reunido con la conductora Soledad Silveyra y autoridades de Telefé como el gerente de programación Claudio Villarruel para resolver pormenores. Queda por definir un detalle que marcaría al formato para siempre: “¿De qué forma les vamos a decir a los participantes que fueron votados por sus compañeros para abandonar la casa?”, pregunta Gorbán. En la versión original la frase era “estás nominado”, pero al equipo no le convencía porque era un término que no se utilizaba en estas latitudes. “Estás candidateado”, sugiere alguien. Pero al final, a último momento, se resignan a que la frase fuera la de origen. Y con ese latiguillo nace el programa que se volvería un fenómeno sin precedentes.

Cuatro meses más tarde, poco después del final del ciclo, Gorbán aterriza en Montevideo para dar una conferencia invitado por el Círculo Uruguayo de la Publicidad. En el taxi rumbo al hotel, observa graffitis y mensajes en las paredes de la calle que le hacen dar cuenta del tamaño del monstruo televisivo que había manejado. Las pintadas dicen “Batlle: estás nominado” o “Lacalle: estás nominado”. “Pasar de estar en la oficina diciendo ‘esta palabra no se usa’ a llegar a Uruguay y verla en la calle fue una síntesis de lo que fue ese momento”, recuerda el productor a 20 años del programa.

Luego de aquel suceso, Gorbán realiza la segunda y tercera edición del reality ese mismo año, y repite la experiencia en 2007, cuando lleva adelante otros tres ciclos más incluyendo una versión con famosos. En diálogo con Sábado Show, el productor habla sobre el padre de todos los reality shows a dos décadas de su debut en el Río de la Plata.

-Gran Hermano mostró por primera vez la intimidad de gente común, mucho antes de la existencia de Facebook o Instagram, ¿esa fue la innovación del programa?

-No solamente eso. Había muchas cosas novedosas y era algo más profundo. Era la primera vez que vos podías verificar en vivo que lo que pasaba era cierto las 24 horas. No había intermediarios: se escuchaba hasta la respiración de los participantes.

-Si “no había intermediarios”, ¿cuál era el rol de la producción?


-Ese es el secreto del formato. Había gente trabajando las 24 horas en dos equipos simultáneos que tenían un operador de cámaras robóticas y un guionista. Este último era un periodista que se sentaba a ver lo que pasaba en la casa para identificar cuáles eran los ejes más importantes de lo que estaba sucediendo. Es decir, catalogaba lo que estaba pasando y elegía lo más importante para contar. El equipo de producción trabajaba sobre una especie de diario que dejaban los periodistas.

-¿No había nada de esa fantasía de The Truman Show de digitar las cosas que podían suceder en la casa?


-Esa es una fantasía. Vos podés jugar un ratito a eso unos minutos. Yo a veces jodía y los despertaba con música de ACDC. Pero más que eso no podés hacer porque no son ratones de laboratorio. No decís "ahora salten" o "ahora ríanse". Además el público no es pelotudo y se da cuenta de todo.

El elenco de la primera edición de Gran Hermano antes de entrar a la casa. Foro: archivo
El elenco de la primera edición de Gran Hermano antes de entrar a la casa. Foro: archivo

-¿Cuánto habla Gran Hermano del país en el que se produce?

-Mucho. No seamos presumidos, no es “miro Gran Hermano y entiendo el país”. Pero muchas de las cosas que pasan en un país entran a Gran Hermano. En el de Argentina había discusiones que tenían que ver con la actualidad argentina. Y en ediciones de otras partes del mundo pasaba lo mismo: habían discusiones religiosas que tenían que ver con el islamismo en Bulgaria, o la discriminación a una participante de Medio Oriente en el de Inglaterra. Todos los participantes son personas comunes que viven en una sociedad y cuando entran en el programa entran con todo eso y lo ponen sobre la mesa. Si hacés un buen casting buscás que eso suceda.

-¿Hubo temáticas que estaban en la sociedad pero fue Gran Hermano el que las llevó a la televisión?

-Sí, en Gran Hermano 1 a través de Gastón se habló de la homosexualidad, que hasta ese momento era un tema tabú en la televisión. Nadie decía que era gay. Fue una bomba que explotó. No fue solo Gran Hermano, pero fue parte de un proceso que disparó un debate que estaba en la sociedad y en la televisión no aparecía. Otro tema fue “¿qué pasa con un preso después de que cumple su condena?”, que se abordó con Diego (Leonardi) en Gran Hermano 2007.

-¿Recordás algún problema en particular que los haya complicado en el transcurso del programa?

-Era mucho trabajo, muy complejo, y teníamos mucha responsabilidad. Pero también era muy grande el equipo, lo producía todo el canal. Si había algún problema, estaba todo el canal detrás para resolverlo. Una situación fue que tuvimos que sacar a un participante porque estaba con una crisis, Pablo Heredia. Si revisás la crónica de la época se decía que había sido un brote psicótico, o prácticamente que había sido poseído por satán. Lo que le pasó fue una crisis, lo vieron los médicos, tomó la medicación adecuada y a los dos días estaba sentado en el panel como uno más.

-¿Qué te provoca que haya participantes que recuerden su paso por Gran Hermano como una experiencia traumática? Tamara Paganini dijo por ejemplo que fue lo peor que le pasó en la vida.

-A Tamara hace tiempo que no la veo pero tengo buena relación. Cuando ella dice eso no habla del tiempo adentro de la casa, sino de los meses que estuvo encerrada en su casa con móviles en la puerta que no la dejaban salir y la perseguían por todos lados. Habla del tremendo impacto mediático que tuvo después y de la persecución que sufrió a lo Lady Di a la que se vio sometida con 26 años sin entenderlo. Ella fue víctima de momentos muy crueles, pero afuera de la casa. Estuvo enojada con nosotros, pero no podíamos ir a decirles a periodistas de otros canales que la dejaran tranquila. Había un límite que no se podía manejar.

-Pero el reality le da esa exposición de un momento para otro a personas que pueden no estar preparadas para soportarlo…

-Eso una consecuencia, pero el reality no consiste en eso. De hecho hay participantes que han ganado y no tuvieron esa repercusión. Fue un fenómeno puntual de ese momento.

Gorban durante la producción de Gran Hermano 2007, la edición más exitosa que consagró a Marianela Mirra.
Gorban durante la producción de Gran Hermano 2007, la edición más exitosa que consagró a Marianela Mirra.

-Uno de los hitos de la historia del reality fue en la final de la edición de 2007 cuando se consagra Marianela Mirra y el programa alcanza un pico de 50 puntos de rating, una marca que no se volvió a repetir. ¿Cómo recordás esa noche?

-La recuerdo con mucha felicidad. Nos quedamos parados en el patio del canal viendo el amanecer. De todos los Gran Hermano que hicimos, dos fueron fenómenos: el primero y el cuarto. El primero fue igual de exitoso pero íbamos aprendiendo mientras lo hacíamos, con errores, angustias y cosas que no terminábamos de entender. No lo disfrutamos relajadamente. En cambio el cuarto lo disfrutamos mucho. Lo hicimos sabiendo cómo iba a ser y especulando con estrategias que nos salieron muy bien. Fue realmente un éxito muy grande, y los 50 puntos fueron la consagración de un trabajo bien hecho que habíamos disfrutado mucho.

-¿Gran Hermano está vigente?, ¿se podría hacer otra edición con el mismo éxito?


-Está vigente. No se puede hacer porque Argentina está quebrada y no es un programa que se pueda hacer por la mitad. Es un formato caro. Pero en el mundo se puede seguir haciendo.

GORBAN EN URUGUAY

"Tengo muchos amigos en Montevideo"

El reconocido productor argentino tiene un vínculo estrecho con Uruguay. Dio clases en la Universidad ORT de Montevideo y trabajó junto a Oz Media en el desarrollo de varios formatos. En 2010, por ejemplo, estuvo al frente del ciclo Anecdotario que condujo Yamandú Cardozo y emitió Canal 4. "Fue una experiencia maravillosa", recuerda.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados