ENTREVISTA

Marcelo Fernández: "Lo político está cada vez menos presente en carnaval"

El principal analista de Carnaval celebra el nivel con el que finalizó el concurso 2019. Para él, fue su carnaval 29 en los medios de comunicación y 16 en el ciclo televisivo Pasión de Carnaval (VTV). “La calidad de imagen televisiva mejora año a año”, asegura.

Marcelo Fernández. Foto: archivo
Marcelo Fernández. Foto: Daniel Ayala

-¿Cuál es tu balance del Carnaval 2019 que acaba de finalizar?

-El nivel estuvo interesante, incluso en categorías un poco desplazadas como negros y lubolos. Presentaron espectáculos increíbles. En murgas, las preferencias del público estaban divididas entre las que salieron primeras: La Trasnochada, Agarrate Catalina y Cayó la cabra.

-¿Te sorprendió el fallo del jurado?

-No. Si partimos de la base de que sorpresa es algo inesperado, no. Por gusto personal, me había inclinado por Cayó la cabra pero no me preocupaba para nada que ganara La Trasnochada, que fue lo que sucedió, o la propia Agarrate Catalina que había hecho méritos suficientes como para ganar. Bien por la barra de La Trasnochada que tenía un espectáculo precioso, sobre todo en materia de comunicación. La murga transmite una energía preciosa y positiva. Fue la murga que más contagió en su espectáculo.

-En los corrillos se especula mucho, ¿sentís que hubo una especie de represalia política hacia La Catalina? Se les dijo que eran tibios...

-El debate está buenísimo, mucho más que lo dispare un espectáculo de carnaval. Cualquier cosa que haga Agarrate Catalina, por la popularidad que tiene la murga, va a generar repercusión y se le va a poner la lupa encima. Es el precio de la fama. Si lo hiciera otra murga, nadie dice nada. De todos modos, bienvenida la discusión artística y también política. Yo creo que la posición de La Catalina no es nada tibia. Al contrario: es una postura valiente tratar de decir, desde un punto de vista humano, que no deben existir brechas entre quienes pensamos políticamente diferente. Imaginate a familias con integrantes de diferente ideología política. ¿Qué hacemos? ¿Comemos el asado el sábado con los que piensan de una manera y el domingo con quienes opinan distinto? Creo que va por ahí lo de Agarrate Catalina: que no nos separen y que no entremos en la lógica binaria, como ellos le llaman. Es horrible vivir de esa menera. La canción final que remata el cuplé de la lucha de clases, tan comentado, habla sobre la verdad y dice cosas hermosas.

-Doña Bastarda quedó afuera de la liguilla debido a la quita de puntos por usar de más la guitarra. ¿Cuál es tu visión sobre eso?

-Se infringió una norma reglamentaria y fueron sancionados en consecuencia. Para mí es muy exagerada la sanción pero está en el reglamento. Tenemos 11 meses para cambiar el reglamento y 1 para cumplirlo. No pensemos cambiar las normas en el único mes que tenemos que cumplirlas. Para el año que viene ojalá se cambie y las sanciones sean mucho menores. A la murga les quitó la posibilidad de estar en la definición. Era uno de los grandes espectáculos del Carnaval. Una lástima que hayan quedado afuera.

-Después del Desfile de Llamadas hubo gran polémica por la participación de Andrea Vila con Tronar de Tambores. ¿Crees que debió haber participado?

-Sí, totalmente. El mundo del candombe, del que formo parte porque salgo todos los años en la comparsa La Facala tiene un costado muy conservador. No se bancan que una gurisa que no sabe bailar salga delante de una cuerda de tambores, que es el lugar tradicional para las vedettes. Entonces dicen que fue una “falta de respeto”. A mí no me parece. Creo que ella le puso la mujer onda y no tuvo una actitud burlona o irrespetuosa, aunque evidentemente no baila como las otras. Quizás lo mejor hubiera sido ponerla en otro lado porque delante de los tambores es un lugar un poco sagrado. De todos modos, Tronar de Tambores tiene un espectáculo tremendo, con otras vedettes y una cuerda de tambores que suena de manera fantástica. Kanela no la puso para sacar ventaja. Se llevó el primer premio con toda justicia.

-¿Cómo evalúas el nivel del resto de las categorías?

-En parodistas, el nivel fue muy bueno. Zíngaros quedó afuera porque, además, hubo un cambio en los reglamentos que ponía énfasis en el contenido más que en el continente. En eso la barra de Pinocho estaba un poco flaca, aunque quedaron afuera solo por tres puntos. En líneas generales, se dieron buenas parodias. El gran Aldo Martínez haciendo de Omar Gutiérrez en los Nazarenos fue espectacular. En la primera rueda se paró todo el Teatro de Verano para ovacionarlo. Realmente, era como ver al “Flaco” Omar en el escenario. Eso pesó mucho a la hora de la decisión y terminaron ganando Nazarenos.

-A pesar del año electoral, da la sensación de que lo político no estuvo tan presente en el Carnaval...

-Lo que me parece es que en los últimos años, las murgas están alejando su mirada de lo político para centrarse más en lo social o en los comportamientos de la gente. Sin dejar de tener una mirada hacia el gobierno y hacia la política partidaria, también dicen cosas sobre los responsables de que los políticos estén donde estén, que somos nosotros los votantes. El foco también está en la violencia, en las redes sociales, en el consumismo... son temas que desde hace un tiempo empezaron a ser tan o más importantes que la contienda política. Aquello de la que las murgas no le pegan a la izquierda ha quedado en el olvido. Este año se ha visto cómo muchas fueron muy ácidas: La Mogigata, La Catalina, La Trasnochada... todas le pegan al gobierno por diversos temas. por incumplir el 6%, por ejemplo, por el problema de la inseguridad y la educación en general. Me parece muy bien que las murgas cumplan su función de orejanas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados