NOTA DE TAPA

Jimena Sabaris: la uruguaya que trabajó con Juan Darthés, Calu Rivero y Thelma Fardín

Actriz de vocación, la morocha fue elegida este año para ser la nueva movilera de Buen Día Uruguay. "Lo que más me gusta es la llegada a la gente", define.

Jimena Sabaris. Foto: Leo Mainé
Jimena Sabaris. Vestuario: Ganesha. Accesorios: Burkina. Peinado: Pablo Vega para Amor Mío. Make up: Mariela Cardona. Foto: Leo Mainé

jimena Sabaris es dueña de una carrera en ascenso. El año pasado ingresó a la televisión para hacer suplencias en los móviles de Buen Día Uruguay y al tiempo fue convocada para ocupar un lugar en Todas las voces. Comenzó el 2019 como notera oficial del magazine de Monte Carlo y se prepara para volver al teatro con una comedia musical. En entrevista con Sábado Show, la nueva cara de las mañanas se confiesa fanática de Harry Potter, y recuerda cómo fue trabajar con Juan Darthés, Calu Rivero y Thelma Fardín, las figuras involucradas en denuncias de acoso y violación.

Jimena Sabaris. Foto: Leo Mainé
Jimena Sabaris. Vestuario: Ganesha. Accesorios: Burkina. Peinado: Pablo Vega para Amor Mío. Make up: Mariela Cardona. Foto: Leo Mainé

-¿Cómo te estás llevando con este nuevo rol al frente de los móviles de Buen Día Uruguay?

-Me estoy divirtiendo mucho. Trabajo también en producción, así que yo misma me genero los contenidos. Eso está bueno porque lo siento como un espacio propio y trabajo con mucha libertad, más allá de que hay un equipo de producción muy lindo.

-¿Qué es lo que más disfrutás de este desafío?

-La llegada a la gente, que te hace saber que mira el programa. Me sorprendió la cantidad de jóvenes que me lo comentan. Eso es buenísimo porque uno escucha y aprende con los comentarios.

-¿Mirás el programa después para criticarte o corregirte?

-Sí. Siempre hay cosas para mejorar, pero me gusta cómo está saliendo. Todavía le estoy buscando la vuelta para hacer cosas distintas. El programa ahora tiene un ritmo muy dinámico y los móviles ganaron mucho espacio. Eso permite estar generando cosas nuevas todo el tiempo. En la primera mañana arrancamos con algo serio, y siempre se termina con algo más divertido. Ahí uno le tiene que poner su impronta.

-¿Qué te diferencia de Cami Rajchman y Noelia Etcheverry, que hacen los móviles en los programas de la competencia?

-Me gusta poder hacer todo. Ir con un vicecanciller, un senador o alguien groso y poder manejarlo mano a mano. Para mí es importante estar informada y preparada para estar a la altura. Y a la vez me divierte mucho salir al aire desde un parque y treparme a un árbol. La veta actoral me ayuda porque en los móviles hay que improvisar mucho y uno no puede quedar en blanco.

-¿Hablaste con Marianela Lugano, que ocupaba el lugar de los móviles antes que vos?

-Ella me mandó un mensaje diciendo que yo la iba a romper. Es una divina. Me la crucé un par de veces y tuvimos buena onda.

-¿Cómo fue hacer la cobertura de la temporada de Punta del Este?

-Estuvo bueno, pero tuvimos que cortar los móviles antes de lo esperado porque no acompañaba el clima. El mal tiempo nos estresaba porque nos hizo cancelar varios móviles. En verano uno espera ver agua, playa, sol, y la lluvia nos mató. Igualmente pasamos muy lindo porque los compañeros de Punta del Este son muy copados.

-En 2018 estuviste en Todas las voces, ¿también te gusta ocupar ese papel más estructurado?

-A mí me divierte porque se parece a componer un personaje. Además es lindo ese lugar de ser la intermediaria entre el programa y la gente. Voy a volver a estar en el ciclo este año.

-¿Este año tenés planeado volver a hacer teatro?

-Sí, estamos preparando un musical que se llama Lo quiero ya. El año pasado no pude hacer teatro porque estuve de viaje justo en época de ensayos.

-Ahora también te vas de viaje a Tailandia y Vietnam, ¿te gustan los destinos exóticos?

-Me gusta viajar. Voy a Tailanda y Vietnam con mi mamá, y es el primer viaje que hacemos solas. Vamos a explorar destinos nuevos, conocer playas, islas, templos y disfrutar de la cultura asiática que me encanta. Además, me fascina el tema de los animales, y poder acercarme a elefantes y monos, que acá no tenemos, va a ser una experiencia muy enriquecedora.

-¿Cómo ves estas corrientes feministas que ganan fuerza entre la opinión pública?

-Tengo discusiones con mis compañeros del canal que dicen que el feminismo se va al extremo. Capaz que hay algunas personas extremistas, pero no representan al resto. El feminismo es igualdad. Punto. No hay que darle más vueltas.

-Participaste de Dulce Amor y compartiste elenco con Juan Darthés, acusado de violación. ¿Qué recordás de él?

-Hice unos capítulos, pero no compartimos escenas. La impresión que me llevé de él en aquel momento fue buena. Era un tipo macanudo, simpático.

-¿Y qué impresión te llevaste de Calu Rivero?

-Era muy extrovertida. Me acuerdo que en la fiesta de fin de rodaje todos pensaban que Calu se había ido en la mala. Había cierta molestia entre el elenco y la producción con ella. Había quedado la sensación de “nos dejó”. Fue horrible, porque ella dejó una imagen que no era la real. Después se supo que se había ido por lo de Darthés.

-También compartiste elenco de la tira Dance con Thelma Fardín, la actriz que denunció a Darthés. ¿Cómo era tu relación con ella?

-Thelma siempre fue muy especial. Era divina, pero era más solitaria que el resto. Estaba más en la de ella, precisaba sus espacios. Con el elenco siempre nos juntábamos a cenar y había joda, pero Thelma era como más tranquila.

-¿Cómo te enteraste de la denuncia?

-En Buenos Aires hice teatro con Mónica Bruni, que era la coach de Dance y Patito Feo. Allí fui compañera de Gastón Soffritti, Justina Bustos, Andrés Gil y varios jóvenes actores de ahora. Yo me enteré de la denuncia porque estoy en un grupo de WhatsApp con ellos y uno mandó “¿están viendo lo de Thelma?”. Enseguida puse You Tube para ver la conferencia y me puse a llorar. Se me puso la piel de gallina, fue muy fuerte. Es mucha la empatía que me generó como mujer y como actriz.

-¿Cuál es tu situación sentimental?, ¿estás separada?

-Sí, me separé hace poco y ahora estoy soltera. Fue antes de irme para Punta del Este. Pasaron cosas de pareja y sufrí como en cualquier separación, pero está todo bien.

-¿Cómo vivís la soltería?, ¿has revisado a ver quién te mandó un mensaje que no respondiste mientras estabas en pareja?

-No, estoy en una época muy tranquila. Me agarró en un momento bien parada con mis cosas. Aprovecho para entrenar, laburar, ver a mis amigas, viajar, y tengo la cabeza en eso. Ahora capaz que cuando alguien me manda un mensaje me fijo las fotos que tiene, cosa que antes no hacía. Pero en general no uso Instagram como herramienta social.

-Publicaste en las redes que te tatuaste “las reliquias de la muerte”, un símbolo de Harry Potter. ¿Sos tan fanática de esta saga?

-Soy muy fanática de Harry Potter. Cuando vi la primera película a los 12 años quedé en shock, no puedo describir lo que sentí. Me compré todos los libros y desde ese momento no paré. El primero lo leí como siete veces y los otros un montón de veces más. Y perdí la cuenta de cuántas veces vi cada película, me sé los diálogos de memoria. Me despierto todos los fines de semana a buscar alguna de las películas en TNT, y ahora que me enteré que van a estar en Netflix le digo “chau” a la vida social (risas). Cuando me preguntan qué son las reliquias de la muerte, me doy cuenta de que es imposible describirlo. Sueno muy nerd cuando lo explico (risas). Es un símbolo muy importante de Harry Potter. Hace tiempo tenía ganas de tatuármelo y me lo terminé haciendo con mi prima, que también es fanática.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)