NOTA DE TAPA

El Gucci luego del escándalo político con el Frente Amplio: "Voté en blanco"

El músico cumple a rajatabla con el aislamiento social, confiesa que está separado de Florencia Quinley y habla de la polémica con Daniel Martínez que continúa en la Justicia. 

El Gucci. Foto: Laura Gentini
"Con la carta nunca quisimos decir 'pobre Gucci' o 'pobre Fata'. Buscamos hacer visible el problema del sector que se paró . Foto: Laura Gentini

-¿Cómo estás transitando por la cuarentena?

-Bien. Al principio caminaba por las paredes, pero con los días fui encontrando una rutina. Uno se termina adaptando a las circunstancias y se queda con las mejores cosas del aislamiento. Lo único malo es que te entra la desesperación de ver a la gente en las calles. Lo que más indigna es que uno está encerrado hace un mes y ves personas que siguen saliendo. No se cuidan, ni cuidan a los demás. Da impotencia.

-En los últimos días sacaste un tema que habían grabado previamente con Daniel “Kimba” Pintos, Esta noche pinta bien.


-Sí. Ha sido la canción con menos repercusión de mi vida. Hay que tener en cuenta de que lo sacamos en medio de la gran polémica que se armó con la carta y el video que hicimos con varios artistas del rubro.

-El video-carta tiene el objetivo de poner sobre la mesa pública la realidad de los músicos, cuyos ingresos se redujeron al mínimo. Las críticas fueron recurrentes en redes, ¿qué evaluación hacés?

-Lo que más me duele de todo esto es que nos juntamos para hacer algo en nombre de quienes no tienen voz, ni la exposición mediática de algunos de nosotros. Quisimos hacer esto abrazando a todo el mundo y para apoyar los que verdaderamente lo necesitan. Pero se hizo una lectura errada. Quizás hay que hacer un poco de mea culpa y decir que no fuimos claros en el mensaje. Pero no sé si daba para la maldad y la lectura que se hizo. No ayudó tampoco una nota posterior que di en Algo contigo (Canal 4).

-¿Por qué?

-Porque esa nota con Luis (Carballo), a quien estoy agradecido porque le dio un enfoque muy respetuoso, derivó naturalmente en lo personal. Terminamos hablando de mi situación y eso potenció negativamente todo. El objetivo de la carta no era decir "pobre Gucci" o "pobre Fata" o "pobre Vanesa Britos". No, pusimos nuestras caras para abarcar a todo el mundo. Hay artistas que la están pasando muy, muy mal.

-¿Cómo fue el proceso de gestación del video?

-Un colega en una situación no muy favorable tiró la idea en grupos de WhatsApp que compartimos. "Bo, si no hacemos algo, nos comen los piojos", escribió. Nos pusimos a pensar y salió esa carta como forma de hacer visible una realidad. Otra cosa que aclaramos es que la emergencia prioritaria es la sanitaria y también lo que viven aquellos que no tienen los recursos para acceder a bienes básicos. No queremos ponernos adelante de eso, por favor. Sin embargo, nos gustaría dar cuenta de nuestra situación, sin meter ninguna presión tampoco.

-Hubo usuarios en redes que remarcaron cierta contradicción entre el pedido y un supuesto nivel de vida tuyo, por ejemplo. Mencionaron que tenés una camioneta de alta gama y sos propietario de una casa con piscina...

-Es verdad. Hay gente que habla de la camioneta que yo tengo o de la casa donde vivo. Pero yo hoy no tengo ingresos. Entonces, si querés hablar de mí, hablemos. No tengo ningún ingreso en este momento. Tengo una camioneta que en el año 2013 valía 90.000 dólares pero hoy, si alguien me da 10.000, se la tiro por la cabeza. Pero para el que sabe de autos, la camioneta tiene un motor 3,5 y gasta muchísima nafta. No la puedo ni prender ahora, sin perjuicio de que no la uso porque no salgo. Y paga mucho de seguro y mucho de patente. Se venció la póliza el otro día y no la renové porque no tengo plata. Algunos me decían en las redes: "Vendé la camioneta, Gucci". ¿Te parece que puedo salir a venderla? ¿Quién va a comprar un camioneta en tiempos en que la gente no sale? Además, ¿en serio les parece que la solución es que todos salgan a vender lo que tienen? Sobre la casa, también es un problema porque genera gastos de luz, por ejemplo. Pero yo estoy hablando de mí porque vos me lo preguntaste y porque la gente comenta y no tengo nada que ocultar. En el video, sin embargo, nosotros hablamos de una realidad de muchísimos músicos, que no tiene las posibilidades que yo u otros podemos tener.

-¿Hablaron con músicos de otros rubros para hacer la movida en conjunto?

-Se contactó a algunos del mundo del rock. Pero algunos dudaban y otros no entendieron bien la propuesta y decidieron no ser parte. Con el diario del lunes, les salió bárbaro estar afuera porque se ahorraron un problema. La idea no era hablar por la música tropical, sino por la música en general, por los actores, por la gente de Carnaval... Es más, yo quería incluir también a los utileros, los bolicheros, los Djs, un montón de gente que trabaja más o menos formal o informal u que, de un día para el otro, pasaron a ingreso cero con la pandemia. Obviamente que hay uruguayos que la están pasando peor que nosotros y nuestra intención nunca fue compararnos con ellos. Fue simplemente para hacer visible algo. Pero bueno. A la gente le molestó ver a Vanesa Britos, que es pareja de un jugador de fútbol, al Fata Delgado, al Gucci... Pero si hubiéramos puesto músicos poco conocidos, la gente iba a decir: ¿Estos quiénes son? Esa era la disyuntiva.

-¿Te sorprendieron las repercusiones negativas?

-Sí. Nunca pensé que esto se podría transformar en algo tan negativo. Pienso que la cuarentena está exacerbando la maldad de la gente en las redes sociales. Si antes había personas que deseaban llegar a su casa, para descargar todo su odio en el Facebook, ahora tienen más tiempo para hacerlo. Lo que no entiendo es ¿qué se siente? ¿Es una necesidad de tener muchos “me gusta” o compartidos? ¿Es un tema de ego? ¿Una competencia por el que hace el chiste más hiriente o el meme más ácido? Parece que sí.

-También se habló mucho de algo que comentaste en Algo contigo sobre que habías hecho un surtido de arroz, fideos y atún.

-Es la verdad. Hice un surtido y me encerré. Lo hizo mucha gente.

-¿Hasta cuándo tenés arroz y atún?

-Tengo para rato. Me queda una bolsa de cinco kilos de arroz y unos tres kilos de cintas. De atún, me quedarán unas 25 latas. Hice ese acopio por la conciencia de aislamiento y porque tengo la posibilidad de hacerlo. Porque otra cosa que dije y que quiero que quede reflejado es que estoy muy consustanciado con la causa de canastas.uy para dar una mano a quienes no pueden hacer una cuarentena como la mía. También apoyo las ollas populares. Si ves mis redes, la mayoría de mis publicaciones son para dar difusión y apoyo a ese tipo de iniciativas.

Gucci Serafini
"Estamos en crisis con Flor. Discutíamos por estupideces y precisábamos hacer un alto para sanar".

-Hace unos días también se conoció que atraviesan una crisis de pareja con Florencia Quinley, con quien te comprometiste el año pasado. ¿Tuvo algo que ver la cuarentena?

-No. Estamos en crisis desde antes. Hace algunos meses que había cosas que no estaban fluyendo. Como ella puso en su estado de Instagram días atrás, no hay falta de amor, no hubo infidelidad ni engaño y todo se está dando en el marco del respeto. Yo sostengo que es la mujer de mi vida y ojalá podamos volver fortalecidos.

-¿Hubo problemas de convivencia?

-Estábamos peleando por estupideces. Porque cuando no está el problema de la infidelidad, ni la falta de respeto, tu problema mayor son las estupideces. El que lo ve de afuera podría decir: "Ah, pero es por esto que discuten”. Pero no. A veces las estupideces que terminan afectando y traen cosas del pasado, cosas por la discutiste antes que vuelven y vuelven. Entonces hay que parar para sanar.

-En su publicación, Florencia habló de "fortalecer la relación de amistad y parar la relación de pareja". También fue criticada porque tomó frases textuales que había usado un actor mexicano, Mauricio Ochmann, para terminar con su pareja...

-Sí, hubo quienes criticaron eso. Lo que yo digo es que ella es muy espiritual y si puso la frase, es porque se sintió identificada con el mensaje. Que lo sacó de otro lado, sí, es verdad. A mí me pasa lo mismo. Cuando voy a poner un estado voy al Google y pongo "frases" y le agregó la temática sobre la que quiero compartir un mensaje. Todos nos inspiramos ahí. ¿O nacimos Pablo Neruda?

-Por las críticas cerró la cuenta Florencia...


-No la cerró. Cambió de nombre y fue una defensa, sí. Además, como la "separación" (entre comillas) coincidió con la polémica por el video y la carta, hubo gente nefasta que asoció una cosa con la otra. Flor se tuvo que bancar comentarios de gente que le decía: "Claro, como ahora El Gucci está sin plata lo dejás". Y nada que ver. Ella es una persona muy espiritual y es un sol de ser humano. No soportó todo eso y de hecho, nunca fue muy de las redes. Lo que tuvimos, y me animo a decir lo que tenemos, es algo para mí superlativo. No lo cambio por nada. Se trata de resolver los problemas que tenemos, a pesar de que estemos a la distancia. La cuarentena puede demorar un poco las cosas o quizás favorecer lo que tenga que pasar.

-¿Qué tiene que pasar para que vuelvan?


-Yo puse un estado el otro día en Instagram con una frase que encontré en Internet y que me encantó: "El tiempo cura lo que ya no importa" (Ndr: refiere a la canción del Cuarteto de nos, Cómo pasa el tiempo). Hubo gente que lo entendió al revés e interpretó que lo que no importaba era ella. Y al contrario. Me refiero a las cosas (las estupideces) que nos llevaron a estar mal. Ya no deberían tener la trascendencia que le dimos en su momento. La única manera de resolver esto es pararnos en el hoy y no mirar para atrás. Lo único que podemos tener en la mochila son las cosas divinas que vivimos.

-En una nota con Las voces del fútbol declaraste que el episodio vivido con Daniel Martínez habría perjudicado al Frente Amplio e inclinado la balanza de la elección hacia Luis Lacalle Pou. ¿Por qué lo sentís así?


-No. Yo no dije eso. Eso fue un error de interpretación y aquí también entra la actitud de la gente por replicar un titular malicioso. Lo que sucedió fue que Julio (Ríos) me dijo que entraba poco a las redes y yo le conté que un día escuchando el programa donde está Darwin Desbocatti, hablaba una consultora y dijo que uno de los flujos de votantes más importantes que sufrió el Frente Amplio se dio a partir del entredicho con El Gucci. No lo dije yo, lo dijo esa especialista. Ahí Julio me paró y me preguntó: "Entonces, teniendo en cuenta que el resultado fue ajustado, ¿podrías decir que vos definiste la elección?". Mi respuesta fue: "Viéndolo así, ponele que sí". Pero en todo momento me saco el cartel por más que me lo pongan. Yo no estoy orgulloso de lo que pasó. Me hubiera encantado que esto no hubiera sucedido. Cuando gané el premio a "Los Más vistos" de TV Show, lo dije: "Me encantaría que el año que viene me lo den por mis canciones, por los shows, no por los quilombos". Yo no estoy nada orgulloso de lo que pasó. Y si en algún punto yo afecté o definí una elección, tampoco me causa gracia. Capaz que si le sucede a otra persona, va y lo camisetea en Facebook. Yo no.

-No. Yo voté en blanco. Con dolor, porque me parece un acto irresponsable tener la posibilidad de elegir y no hacerlo. Pero la decepción fue muy grande. Yo estuve con el Frente durante tres campañas, y la falta de respeto hacia mi persona fue muy grande. Es terrible que te digan “tenés razón, pero no podemos hacer nada”.

-¿Sigue en pie la demanda contra Daniel Martínez, Fabiana Goyeneche y Christian Di Candia?

-Sí. Lo único que vengo pidiendo desde el principio es que se retracten. Yo no tengo antecedentes, ni fui investigado ni indagado por abuso alguno. “Le pido disculpas al Gucci”. Con eso me conformo. Hubo instancias para que dieran marcha atrás y no lo hicieron.

-Luego del episodio, ¿no recibiste un llamado de los “multicolores” para que sumarte a sus filas? ¿Para que muestres las famosas grabaciones?


- No, nadie me llamó. Pienso que prefirieron mirar la guerra desde afuera. Yo hubiera hecho lo mismo si fuera blanco. ¿Vamos a llamar al Gucci? No, si se están matando entre ellos. Dejalos solitos que se hagan daño.

-Haciendo un ejercicio de imaginación: ¿Cómo crees que estaría actuando Martínez si fuera el presidente en el escenario de pandemia que tenemos?

-Ah no sé. Y no creo que sume dar una respuesta a eso. El presidente que tenemos ahora es Luis Lacalle Pou y hay que apoyarlo para salir todos juntos.

-Volviendo a la dieta de cuarentena, ¿no tenés temor con el arroz y los fideos por una recaída en el aumento de peso?

-Ahora reenganché con el sistema Elbaum porque me subieron los flotadores. Empecé los grupos on line y trato de hacerme omelettes o de comer el atún solo, con alguna verdura. Elbaum está haciendo transmisiones todas las semanas para dar consejos gratis. Es verdad que una de las consecuencias probables del confinamiento va ser el sobrepeso. También reenganché con el ejercicio. Y la verdad que estoy dejando el arroz y los fideos para el final, porque si esto empeora, y nos tenemos que poner en modo guerra, comeré eso, pero por el momento evito que sea la primera opción.

-Otra de las cosas que dijiste en Algo contigo fue que no tenés ahorros...

-Es verdad. No los tengo y no porque haya gastando en drogas o mujeres. Lo que hice fue hacer mi casa. Siempre cuento que de chico era nómade. Mi madre tenía tres laburos y vivía con lo justo. Vivíamos cinco en un monoambiente y nos mudábamos cada dos años. Un novia que tuve me dijo de tener familia y mi respuesta siempre era: "Yo tuve nada y mi madre se murió alquilando una casa. Quiero aprovechar este momento para tener un techo. Para que, si el día de mañana, tengo un hijo, no le pase lo que le pasó a mí". Ella me respondió que no quería esperar y nos costó la relación esa diferencia de opinión. Yo siempre tuve el objetivo de la casa. Cuando tuve la posibilidad, compré una a medio hacer en Neptunia y la terminé con mucho esfuerzo y aprovechando el momento de auge que tuve. No es que me crea más que nadie. Crecí con ese anhelo y una vez que pude, lo concreté. A mí nadie me regaló nada ni le robé nada a nadie. No entiendo cuál es el problema y porque me agarran para los memes en cada cosa que digo. Además, siempre que pude estuve al pie del cañón para dar una mano en todas las causas solidarias. Y mucho más ahora, con la emergencia que vivimos.

-¿Cuáles son tus planes para cuando este termine?


-Que termine pronto. Volver a trabajar, a entretener a la gente y a una vida normal. Ojalá salgamos mejor como sociedad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados