curiosidades 

Cinco cosas que no sabías de Megan Fox

Actriz y modelo. Megan Fox hizo a Mikaela Banes en Transformers, a Abril en Las Tortugas Ninja y a Jennifer en Diabólica tentación.Este sex symbol prefiere ver películas infantiles. Kung Fu Panda es su favorita, y de niña adorabaEl mago de Oz.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Megan Fox, perfecta a los 30.

1 - FUE A LA JUSTICIA CON 15 AÑOS.

La acusaron de robar cosméticos en la cadena Walmart.

Megan Fox se ríe cuando el periodista de la revista Vanidades le pregunta si es verdad que con 15 años atrás le prohibieron ingresar a Walmart. Y procede a contar la verdad de los hechos. La actriz y modelo oriunda de Tennessee se llevó unos cosméticos de la cadena internacional y debió rendir cuenta de este episodio ante la Justicia.

Le dieron dos alternativas para subsanar su error: pararse afuera del negocio durante tres días con un cartel que dijera yo robé en Walmart o envolver regalos para los niños pobres durante la previa a Navidad. Fox eligió la segunda variante, y ni siquiera lo vivió como un castigo. "Envolví los regalos con gusto", confesó quien hoy no sale a la calle sin protector solar y no le puede faltar la crema humectante.

2 - CREE EN DUENDES Y ALIENS.

Sus principales héroes son Buda, Gandhi y Juana de Arco.

Megan Fox dice que hace falta ser muy espiritual para sobrevivir a la industria de Hollywood. Se trata de un mundo donde las drogas, el alcohol y demás adicciones están al alcance de la mano. Y la burla de parte de los medios de comunicación y en las redes sociales es moneda corriente. "Te envían tanta negatividad que tienes que ser un súper humano para sobrellevarlo".

Medita cada vez que tiene un hueco en su agenda y esa es su gran salvación. La actriz, que cumplió 30 años el pasado 16 de mayo, confiesa ser dueña de un espíritu muy infantil. Cree, además, en los cuentos de hadas, el monstruo del Lago Ness, los alienígenas y en varios mitos irlandeses, como los duendes.

A los tres años supo que quería dedicarse a la actuación y se lo transmitió a su madre, pero de no haber seguido por ese camino, Fox hubiera estudiado arqueología para poder explorar las ruinas de Israel y Egipto. "Siento que hay cosas enterradas ahí, literalmente. Y donde estaban los mayas. Mi fantasía es descubrir los secretos del universo".

3 - SE BORRÓ VARIOS TATUAJES.

Se los había hecho de adolescente y años después se arrepintió.

Empezó a marcar su piel con 18 años. Sus allegados le habían advertido que llegaría un día en que los tatuajes dejarían de gustarle. Pero Megan Fox era muy cabeza dura y quería que su cuerpo luciera como el libro de su vida.

Es fanática de Marilyn Monroe y ocupó todo su antebrazo derecho con el rostro de la diva. Seis años después, se aburrió y quiso sacárselo. Empezó por ese porque era el más grande y el que mayor tiempo le requería en la sala de maquillaje cuando debía taparlo en los rodajes, pero tiene otros tantos: una frase de Shakespeare en el hombro, una inscripción en las costillas, el nombre de quien es su pareja desde hace doce años (Brian Austin Green), una letra china en el cuello, un diseño en el tobillo y otro en la muñeca.

Sufrió mucho más al momento de quitárselos que cuando se los hizo. "Es traumático y súper doloroso. Cuando el láser da en la piel es como si explotara pop", dijo.

4 - PADECE TRASTORNO MENTAL.

No tiene un diagnóstico psiquiátrico.

Sufre de problemas psíquicos desde la niñez, pero no puede asegurar de qué trastorno se trata porque carece de un diagnóstico. Se identifica con Marilyn Monroe. Lee cada libro que se publica sobre la actriz fallecida a los 36 años porque tiene miedo de terminar como ella: "Lucho con la idea de creer que soy retrasada o que tengo un brote de esquizofrenia". A veces habla de la vida feliz y saludable que lleva y otras confiesa ser histérica, insegura neurótica y hasta dice odiarse.

5 - SE ASUMIÓ BISEXUAL.

Pero rechazó ser lesbiana y salvaje en el sexo.

Conoció a Brian Austin Green, actor de la serie Beverly Hills, a los 19 años y fue amor a primera vista. Está enamorada del padre de sus hijos (Noah y Bodhi) pero no tiene dudas de que todos tienen capacidad para sentir atracción por personas de ambos sexos. Se confesó bisexual y se calificó a sí misma como hipócrita.

Es más, contó que con 18 años estuvo enamorada de Nikita, stripper de un club nocturno de Sunset Boulvard al que la modelo y actriz asistía cada noche. Y, además, le llevaba perfumes de regalo. "Me comportaba como un hombre casado de mediana edad", contó a GQ.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados