NOTA DE TAPA

Andy Vila: "La repercusión por el Desfile de Llamadas fue lo más loco que me pasó en la vida"

La conductora acaba de estrenar ciclo radial y asegura: "Este es el momento en el que me siento más plena profesionalmente". Andy habla del debut de Código Virtual, de las preguntas hot de Vamo Arriba y de las críticas por su paso por el Desfile de Llamadas.

Andy Vila. Foto: Iara Silva
Andy Vila: "Me disfracé de policía en la intimidad". Foto: Iara Silva. Style: Jorge Cruz. Make up: Cecilia Zilli. Vestuario: Belén Fusco

La flamante conductora de las mañanas de Canal 4 no para. Además de animar el magazine Vamo Arriba, ahora suma el desafío de ponerse al frente de su propio ciclo radial. Esta semana estrenó Código Virtual por Radio Universal, un espacio de actualidad desde la mirada de la generación millennial.

Lejos de descansar durante el verano, la blonda protagonizó una de las polémicas más comentadas en lo que va del 2019: un cuestionado paso por el Desfile de Llamadas. “Fui trending topic tres días seguidos. Fue lo más loco que me pasó en la vida”, asegura.

Andy Vila. Foto: Iara Silva.
Andy Vila: "El país está complicado con la seguridad, te matan por dos pesos". Foto: Iara Silva.

-¿Cómo fueron tus primeros días al frente de Código Virtual (lunes a viernes 17:30 por Radio Universal)?

-Lo viví con mucha felicidad y con esa sensación típica de un estreno. No estaba nerviosa porque ya habíamos hablado mucho del contenido del programa, pero sentí adrenalina y muchas ganas de estar al aire para ver cómo fluía. El equipo (Facundo Santoremedio, Belén Marenales, Luli Lamas, Miguel Arispe) es divino y me encanta tener ese plus de estar en vivo por las redes sociales. Siento que de esa manera podemos abrir el abanico y llegar a mucha más gente de todas las edades y lugares. Además en la radio nos dieron la bienvenida con globos, flores, una torta con la foto del programa y esos detalles suman mucho.

-¿Cómo surge el proyecto de tu propio programa radial?

-Hacer radio era una cuenta pendiente, pero nunca pensé que lo pudiera hacer ahora. Diego Sorondo asumió la gerencia general de Radio Universal, y ni bien asumió me llamó para decirme que el primer proyecto que quería tener en la radio era conmigo. A mí me gusta mucho trabajar con él y enseguida empezamos a ver cómo lo podíamos hacer.

-¿Cuál es la premisa del programa?

-Todo tiene un enganche con las nuevas plataformas. Es una propuesta diferente que se transmite en AM, pero tiene una apuesta muy grande en las redes. El equipo es de influencers que son distintos entre sí y tienen una cabeza diferente a la de los comunicadores que están en los medios tradicionales.

-¿Los influencers interpretan el mundo de otra forma?

-Seguro. Los comunicadores que estamos en los medios a veces estamos todos en el mismo circuito. Las nuevas generaciones tienen una cabeza distinta, no tienen el interés por lo masivo y llegan a sectores que no son tan contemplados por los medios masivos. Conocen cosas que existen en Uruguay, pero que una persona que trabaja en los medios tradicionales no se entera porque forman parte de nichos más pequeños. Es muy interesante.

-¿Vos escuchás radio?, ¿tenés radio en tu casa?

-No, no tengo. Escucho en el auto y hago mucho zapping. Me engancho con Universal, con el programa de Mariano López en Océano (Todo Pasa) o con La Mesa de los Galanes en Del Sol.

-Frente a esta dicotomía entre lo analógico y lo digital, ¿cuál es tu teoría sobre lo que puede pasar con los medios en un futuro cercano?

-Los medios se están transformando a lo digital. La radio se va a tener que convertir, y ya estamos en ese proceso. La televisión para sobrevivir tiene que trabajar sobre el diferencial que no pueden ofrecer las otras plataformas, que es el vivo y el contacto con la gente. Netflix no ofrece programas que puedan interactuar con el público y que los televidentes sepan que es algo que está pasando en ese mismo momento en su propio país. En Vamo Arriba le damos mucha participación al público y es lo que más me gusta del programa.

-¿Sentís un peso mayor peso en Vamo Arriba (lunes a viernes 10:30, Canal 4) que en tus anteriores experiencias televisivas por estar el frente de la conducción?

-El rol que ocupo me encanta. Para mí fue una sorpresa muy linda que después de Modo Avión hayan confiado en mí para la conducción de una apuesta tan importante como Vamo Arriba. Yo siento la responsabilidad, pero siempre la sentí más allá del rol que ocupé en los programas que estuve. No siento una carga sobre mis hombros porque comparto la conducción con un tremendo equipo (Rusito González, Federico Paz, Marcelo Bornio), y también hay un grupo de hermosas personas detrás de cámara. Lo tomo como un desafío distinto que disfruto muchísimo. Es el momento en el que me siento más plena profesionalmente. Estoy haciendo lo que quiero hacer. Canal 4 me recibió de la mejor manera y siento como si hace muchos años formara parte de la familia. Eso es lo más importante a la hora de salir al aire.

-En el segmento del Jenga Vila te convertiste en la persona que se anima a preguntar intimidades en televisión, ¿sos así fuera de cámaras?

-Me divierten las preguntas incómodas pero sanas, para ver cómo reacciona y responde el otro. En mi vida personal soy mucho más tímida que cuando se prende la cámara. Ante las cámaras siento que me puedo atrever a preguntar cosas que no preguntaría si no estuviera ahí. En la vida diaria, esos temas picantes me divierten en juegos en grupo, pero si una amiga sale con alguien, no soy la que le pide todos los detalles.

-Contaste que te disfrazaste de policía en la intimidad, ¿fue cierto o lo dijiste para ponerle picante al programa?

-Hay una regla fundamental en el jenga que es no mentir. Lo del disfraz fue verdad. Hace seis años que estoy en pareja, y compré un disfraz en los primeros años de la relación para probar algo distinto y salir de la rutina. Lo usé solo esa vez, y nunca me había disfrazado antes con ninguna pareja. Todavía tengo el disfraz guardado.

-¿Te consta que algún invitado mintió en una respuesta para salir del paso?

-Sí, Giannina Silva mintió. No voy a decir en qué, pero al terminar el programa le dije que ella había sido la única invitada que había mentido. Me mintió descaradamente, a cara de perro. Igual la quiero mucho.

-Un mes atrás estuviste en boca de todos por tu paso por el Desfile de Llamadas, ¿cuál fue tu reacción cuando terminó el evento y viste la repercusión que se había generado en las redes?

-No lo podía creer. Fue lo más loco que me pasó en la vida. No lograba entenderlo.

-¿Qué era lo que no entendías?

-¡Que la gente dijera que yo bailo mal! (Risas). Yo no estaba con el celular en el desfile. Cuando terminé mi performance, llegué a casa, prendí el celular y dije “¡wow!, ¿qué es esto?”. Fui trending topic tres días seguidos. Estoy segura de que si me ganaba un Grammy, no hubiera tenido tanta repercusión. Me pareció muy loco que fuera tan comentado el baile de una persona que no es bailarina y que fue invitada por Kanela para participar del desfile. Yo fui feliz haciéndolo, no le saqué el lugar a nadie y nadie me pagó. Y me divertí con toda la repercusión.

-¿Cuál evaluación hiciste al terminar el desfile sin haber visto las críticas?

-Todo era positivo. Tuve el honor de bailar al lado del número uno que es Kanela, y todo había sido sorpresa porque no sabía ni cómo era el traje que iba a usar.

-No le sacaste el lugar a nadie, ¿pero entendés la molestia que puede tener una chica que se prepara durante meses para mostrar su talento en el evento, y que después la atención se centre en tu participación?

-No, la verdad es que no la entiendo. Yo pasé por ahí, pero no es que yo estaba por todos lados. Pasé en un momento, y si no gustaba, la gente podía mirar para otro lado y no me veía. Nos tenemos que divertir más y criticar menos. Todo lo que pasó habla de una sociedad que no está bien. La sociedad está acostumbrada a señalar desde un sillón y no hacer lo que tiene ganas por miedo a ser blanco de las críticas que ellos mismos hacen. Igualmente no lo tomé como algo personal, porque sé que hoy es conmigo y mañana contra otra persona.

-Esta semana protagonizaste un cruce al aire con la vedette Tina Ferreira, que te criticó por no haberte preparado para el desfile, ¿qué te dejó ese intercambio?

-Fue un intercambio de opiniones con respeto. Yo pienso que el carnaval es de todos, sepamos bailar o no, sepamos su historia o no, sepamos tocar el tambos o no. Si el candombe nos representa a los uruguayos y quiere trascender fronteras tiene que tener la capacidad de recibir a los que no saben bailar o tocar el tambor sin criticarlos. Yo no digo que cualquiera pueda competir, ese es otro tema. Lo que no estoy de acuerdo es que tengas que ser un bailarín profesional o una persona experiente para vivir la experiencia del lado de adentro.

-Es año de elecciones, ¿te preocupa algo de Uruguay que pienses que se pueda cambiar?

-En la seguridad, por ejemplo, seguro estamos complicados. Yo me cuido, porque te matan por dos pesos. Antes uno salía sin elementos de valor, pero ahora uno está expuesto igual. También me pasa de escuchar que la gente está mal, no llega a fin de mes y tiene que hacer mil laburos. Tiene que haber un cambio. No sé si tiene que ver con los partidos, porque no sé si otro partido lo va a hacer. Me cuesta creer en los políticos, siento que todos tienen un discurso que después es difícil de aplicar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)