ENTREVISTA

Aldo Martínez: "Nos entusiasma llevar diversión a la gente"

El actor y figura del parodismo se estrenará como conductor de TV al ser parte de "El Show de la tarde", que irá por Canal 10.

Aldo Martínez
Aldo Martínez. Foto: Nico Azaretto.

—El lunes 1 de marzo estrenás con Paola Bianco “El show de la tarde”, en Canal 10. Imagino que no era el futuro que habías pensado cuando terminó Masterchef: Celebrity.

—No, todo esto es impensado.

—También es un febrero distinto para vos, acostumbrado a hacer Carnaval.

—Son sensaciones encontradas. Para cualquier carnavalero, no tener carnaval es tremendo. No solo por lo económico, también por lo emocional. Lo económico para mí es tremendo porque yo vivo de esto al cien por ciento, pero también está lo emocional. Uno ama el Carnaval y es lindo lo de los ensayos, el poder compartir con los compañeros que a veces solo los ves en Carnaval. Generó un golpe fuerte pero este programa en Canal 10 amaina un poco esa sensación.

—A pesar a que no hay Carnaval, el reencuentro con Pinocho Sosa ocurrirá igual.

—Estamos ideando algo juntos.Se nos ocurrió hacer algo en teatro, es un proyecto que estamos armando, muy ambicioso, muy lindo donde va a haber todo. va a estar enfocado hacia el teatro pero va a tener esa magia carnavalera de nosotros. Va a ser un espectáculo con mucha producción, técnicos importantes que nos van a estar guiando. Es un proyecto muy ambicioso que esperamos poder estrenar este año. Eso va a permitir que la gente nos vea desde otro lado también.

—La gente te conoce por la música tropical, también por el Carnaval y ahora te va a conocer por la televisión y el teatro.

—La televisión es un mundo increíble. Estamos teniendo reuniones divinas con Paola Bianco y un grupo divino, está Lucas Fuente que va a estar en la cocina y estoy viviendo un mundo increíble que comencé a vivir en Masterchef pero siempre desde el lado más Aldo Martínez, no tanto desde la música o el carnaval, sino del lado de Aldo Martínez hogar y barrio. Por ahí quizás fue lo que la gente del otro lado de la pantalla vio, y generó que me llamaran para hacer El show de la tarde. Yo estoy alucinando. Ya estar con Paola al lado es genial porque tiene una cancha bárbara que conoce desde chiquita. Yo voy a intentar aprender de ella y la gente que me está rodeando.

-—El vínculo con Paola Bianco viene de hace muchos años, cuando recién empezabas a salir en Carnaval.

—Claro. Esto es como una noria, llamalo la vida o el destino. Con Paola nos une un vínculo familiar porque su papá fue el primer libretista en Carnaval que tuve, en Los Charoles, un fenómeno Jorge Bianco. Un fenómeno como libretista y director de actores, una persona con unos valores increíbles, y Paola estaba ahí, con siete años. La conocimos ahí porque a veces iba a los ensayos y su papá fue el primero en ver algo en mí.

—¿Cómo empieza ese vínculo?

-—Había hecho un casting para cantar, que entonces era lo mío, y actuaba si me daban algo, pero no era mi fuerte. Me dio un papel en la parodia que en ese entonces hacíamos de Romeo y Julieta y Quiero gritar tu nombre que era una comedia argentina que estaba haciendo furor en ese momento. Y me dio un papel muy secundario, y no sé qué vio que le gustó y paró todo. Uno se entera con el correr de los años cómo fue. Le dijo al director: "este tiene algo para actuar, le veo algo, vamos a darle algo mejor", y me dieron el papel de Romeo en la parodia de Romeo y Julieta. Fue algo insólito. Con el correr de los años me encontré con Ana, la mamá de Paola que era productora del Cante y gane y me presenté al programa. Gané el cante y gane y empecé a conocer a Paola desde el lado artístico cuando empezó con Maxi de la Cruz de chiquita. Y siempre con Paola nos veíamos en el Teatro de Verano, pero no nos contactamos nunca más. Cuando falleció su papá lo sentí mucho porque, la verdad, fue muy rápido todo y siempre lo tengo como referencia, no solo a nivel artístico, sino a nivel de familia. Son una familia con muchos valores y cuando surge hacer El show de la tarde y me dicen que va a ser con Paola Bianco, no lo podía creer.

—El lunes arranca el programa. ¿Cómo se vive la interna?

—Estamos todos muy ansiosos con el estreno. Sabemos la responsabilidad que tenemos, que es una muy grande porque es una producción íntegra del canal que se la juega todo y tenemos que hacerle honor a eso. Tenemos que darle para adelante.

—Es arriesgarse a poner en la tarde un programa de entretenimientos, y eso está bueno.

—Eso nos entusiasma mucho. El llevarle entretenimiento a la gente en tiempo de pandemia. Hace un año que estamos así y la gente necesita distraer la mente, y lo que vamos a hacer en El show de la tarde es eso, llevar alegría juegos, la gente va a poder ganar premios, queremos mantenerla siempre a la gente con una sonrisa, eso vamos a intentar. Me parece que viene bien este show para la tarde que permita llevar, por una hora y media, mantenerla entetenida.

—¿Va a haber una competencia de cocina?

—Sí, el segmento se va a llamar “La estrella de la cocina” que obviamente va a unir familias, porque son cuatro participantes que van a estar siempre en la semana compitiendo y habrá un ganador por semana; y vuelven a competir cuatro participantes más la semana siguiente, y así todo el año. También vamos a conocer sus historias de vida, muchos entretenimientos, juegos e invitados que van a estar jugando con nosotros y por los participantes del otro lado de la pantalla. No quiero adelantar mucho porque van a haber muchas sorpresas. En lo personal quiero sentirme como pez en el agua en algún momento del programa, y no digo más.

—Decías que la gente iba a conocer al Aldo Martínez del barrio, de la casa. ¿Cómo es ese Aldo?

—Sencillo. Es como cuando te definen en el barrio, soy el Aldo. En casa soy así, siempre intentando sobrellevar los malos momentos con algo de humor, poniéndole el pecho a las balas en momentos muy difíciles y en este particular que es muy difícil para los artistas. Pero tengo que ser un agradecido que me surgió Masterchef, me aferré a eso y ahora gracias a Masterchef surge lo del show de la tarde. Entonces lo que tengo que hacer es mostrarle a la gente que se puede, que uno siempre tiene que estar con optimismo, siempre. Es una imagen que me la dieron mis padres, mi padre sobre todo porque era un tipo así. Uno no se da cuenta, pero me dicen que me parezco mucho a mi viejo en ese sentido. Es por eso que sale por inercia, sale por el ADN que uno sea así. Creo que no hay mejor momento que este para mostrar al Aldo del barrio.

—Si bien hace mucho que estás en la música y el Carnaval, ¿te sentís una cara nueva de la televisión?

—Sí, totalmente. Mi imagen desde Masterchef fue otra porque llegué a otro tipo de público. Si bien uno tenía público por el carnaval que me seguían, también de la música tropical me seguían, el Aldo Martínez en la televisión lo empezaron a ver otro tipo de público, traspasó hacia otros lugares, con gente que no le gusta el carnaval quizás, o la música tropical, pero me vio en la pantalla. Es una experiencia diferente para mí, y qué mejor manera de estrenar eso que con El show de la tarde, y encima entreteniendo a la gente y a la familia. Eso soy, muy familiero, soy de entablar vínculos rápido, interacturar con la gente nueva, y este programa me da esa posibilidad. Por eso estoy muy feliz, encarando otro desafío que me encanta, y por sobre todas las cosas, hacia la gente. La pantalla te traslada a todo un país, y eso no es muy común.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error