MUNDIAL

¿Qué sucederá con las mujeres en Qatar 2022? Experiencias y consejos para viajeras

Se acerca la Copa del Mundo y las interrogantes sobre cuáles son las limitantes para las mujeres que viajen al Mundia crecen. 

Estadios en Qatar. Foto: archivo
Estadios en Qatar. Foto: archivo

El 4 de abril, el gobierno uruguayo, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, difundió una guía para ciudadanos uruguayos que viajen al Mundial de Qatar 2022. En ese documento se brindan recomendaciones para que quienes asistan a la Copa del Mundo no encuentren contratiempos por el choque cultural que implica llegar a un país árabe.

Por ejemplo, la guía especifica que el alcohol no solo prácticamente no se comercializa en el país de medio oriente, sino que tampoco puede ingresarse al país y que todos los equipajes serán analizados minuciosamente.

En el documento también se menciona especialmente la situación con las mujeres, quienes son tratadas de forma diferente que en el mundo occidental y en muchos sentidos sus derechos pueden verse limitados por las diferencias de uso cultural y legal.

Entre las recomendaciones, se recuerda que “debido a las leyes, vivir juntos sin estar casados está prohibido, así como el sexo fuera del matrimonio”.
Además, especifica que no se debe tener contacto físico, ni siquiera para saludar, especialmente cuando se trata de mujeres, a las que tampoco se les puede tomar fotografías.

Por otro lado, “se recomienda que tanto los hombres como las mujeres se cubran los hombros y las rodillas” y que además se “tenga una pashmina como elemento básico en su guardarropa” o se especifica que el uso de bikinis está prohibido, salvo en las playas privadas de los hoteles.

Laura Capalbo, presidenta del Colegio de Abogados, socia del Estudio Bragard y profesora adjunta de Derecho Internacional Privado, aseguró que cuando se llega a países de Medio Oriente, en este caso Qatar, se da un “choque de culturas” que no debe ser “subestimado”.

“Es un país que tiene reglas distintas, donde si uno pretende hacer valer sus derechos como si estuviera en un país occidental, va por mal camino. No creo que los que viajen deben aterrarse, pero si concientizarse y tener en cuenta que tienen que acatar reglas a las que no estamos acostumbrados porque, por ejemplo, en Uruguay serían ilegales o inconstitucionales”, aseguró la abogada.

La especialista en Derecho Internacional Privado advirtió que si bien la constitución qatarí prevé la igualdad de sexos y religiones, las leyes limitan mucho las capacidades jurídicas de las mujeres. Por ejemplo, las personas de sexo femenino deben solicitar permiso a su tutor (padre, marido o hermano) para casarse, viajar, acceder a becas o concurrir a universidades mixtas, entre otras decisiones. Tampoco les es sencillo acceder al divorcio u obtener la custodia de sus hijos, mientras que los hombres pueden tener hasta cuatro esposas.

“Si bien esto se aplica a las mujeres qataríes, lo que pretendemos es alertar o ser conscientes que un viaje a un país de estas características implica un cambio de chip en nuestra cabeza. Porque las consecuencias que pueden llegar a existir serían totalmente ilegítimas para nuestras normativas”, remarcó.

Capalbo sostuvo, además, que es fundamental interiorizarse sobre la cultura de Qatar y ser conscientes que sus derechos pueden ser vulnerados.
“Si las mujeres no cumplen la normativa local, como por ejemplo tomar fotos, usar bikini, ser expresivas en el saludo a otras personas, podrían ser sometidas a procesos en los que se les pueda aplicar una sanción”, añadió.

“Queremos llamar la atención respecto a las mujeres, porque están viajando a un país donde la mujer es entendida como que tiene una capacidad limitada y necesita de un tutor para realizar cualquier tipo de acto que tenga consecuencias jurídicas, porque sola no puede y es ‘incapaz’ en ese sentido. Los hombres viajan y tienen que cumplir esas reglas pero están sometidos a la preponderancia que tiene el hombre”, sostuvo.
La abogada advirtió, que tal como lo dice la guía, las leyes del país árabe proceden de la Sharia, que forma parte del libro sagrado Corán, de la religión islámica. Informarse sobre el contenido y la cultura es fundamental para una estadía segura.

La especialista reveló que le tocó atender casos en los que situaciones “inocentes” como saludar a un ascensorista generaron problemas a mujeres.

“Trabajamos en un caso en el que una persona saludó por educación al ascensorista y como era una mujer dirigiéndose a un hombre se presentó una queja porque se sintió ofendido. Queremos advertir a la población porque son cosas que para nosotros son normales y para ellos no”, indicó.
Y remarcó: “La intención no es desestimular los viajes, sino que sean conscientes de a donde van y con qué pueden encontrarse”.

El mundial se jugará en Qatar, un país con leyes inspiradas por las escrituras del Corán. Foto: AFP
El mundial se jugará en Qatar, un país con leyes inspiradas por las escrituras del Corán. Foto: AFP

Operadores turísticos

Por su parte, Andrés Gil, CEO de Toc Toc Viajes, dijo a Ovación que la demanda de paquetes para viajar al Mundial, por el momento, ha sido principalmente de hombres.

“Es algo habitual y que probablemente se vea exacerbado en este Mundial, presumiblemente por motivos vinculados a las mujeres”, indicó.

Más allá de que las agencias suscriben a las recomendaciones planteadas en la guía elaborada por el gobierno, las agencias están en contacto con los operadores turísticos locales que les aportaron su visión: “Según nos dicen desde Qatar, está más “occidentalizado” de lo que solemos tener en la cabeza por estas latitudes y no esperan que este tema sea un inconveniente o que deba ser un inhibidor para emprender la aventura de viajar al Mundial”, destacó.

Sin embargo, enfatizó en lo que de momento les parece clave es la necesidad de viajar con un buen seguro de salud para evitar inconvenientes.

La experiencia de Valentina Viera, una uruguaya viviendo en Medio Oriente

 Valentina Viera está casada con el arquero uruguayo Martín Campaña y desde hace dos años la pareja vive en Arabia Saudita.

Viera contó a Ovación que en las últimas dos temporadas fue testigo de la apertura que está teniendo el mundo árabe hacia occidente, atraídos principalmente por recibir más turistas.

La uruguaya contó que estuvo en Qatar durante dos semanas, mientras su marido hacía la pretemporada con el Al-Batin. “Te podés vestir normal. No es que venís del extranjero y tengas que ponerte el burka —manto que cubre de la cabeza a los pies—, la abaya —túnica que cubre brazos y tobillos— o taparte el pelo”, señaló.

En Qatar, destacó, no tuvo problemas, usó vestidos “normales”, podía mostrar los tobillos y usar manga corta; eso sí: pollera corta, short o musculosas, no.

“Ellos no pretenden que uses su ropa, lo que buscan es que tengas una vestimenta ‘adecuada’. No es lo que pasa en Dubai o en Emiratos Árabes, que es muy libre”, enfatizó.

Respecto a situaciones que vivió por ser mujer, Viera confesó que si bien es un lugar donde se las cuida mucho, sí tuvo experiencias como que en una fila un hombre se le ponga adelante por ser mujer o que la Policía la pare en la ruta por ir manejando sola. “Te ven sola y se hacen los vivos, no te acosan pero sí te chicanean por ser mujer”, aseguró.

Y valoró que la seguridad es destacable.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados