FÚTBOL 

Pablo "Bolita" Lima: la vida en Miami, el pasaje por Peñarol y su partida de Danubio

El futbolista vive hace cinco años en Miami y desde allí sigue al equipo del que salió, mientras reflexiona sobre el crecimiento del deporte en Estados Unidos.

Pablo Lima en Miami. Foto: Cortesía
Pablo Lima en Miami. Foto: Cortesía

Pablo “Bola” Lima está en un partido en el que los futbolistas de su academia participan. Mira al costado de la cancha y la imagen lo sorprende: varios coches de la Policía se acercaron al campo de juego.

Mira bien, hay un uniformado parado al borde de la cancha con su correspondiente arma de reglamento, se sorprende: “Pensé que podía haber pasado algo, algún problema. Cuando me acerco me doy cuenta que está dirigiendo a uno de los equipos, me pareció muy gracioso y pintoresco como cosas que pasan acá”, contó a Ovación sobre lo que compartió el fin de semana en sus redes.

Esta es una de las experiencias que el exfranjeado tiene luego de instalarse South Beach, Miami. “Hace cinco años, después de mi experiencia como director deportivo en Danubio, se me presentó una posibilidad de poner mi academia de fútbol con un exjugador y decidí venirme y tratar de inculcar algunas cosas que nosotros tenemos por la carrera que hice como futbolista y la idea me gustó”, reveló.

La academia del Bolita se llama Evolution Soccer y se encuentra en la ciudad de West Palm Beach, una urbe ubicada al norte de Miami.

Lima reconoció que no es fácil llevar adelante un proyecto de esas características, pero intenta transmitir todo lo “lindo” que le tocó vivir en la cancha a los más jóvenes.

“Una academia de fútbol acá, especialmente en mi zona, tiene el problema de que no hay gente preparada para llevar adelante una formación y que los chicos tengan una enseñanza buena”, aseguró.

Y agregó: “Se que hay otros lugares que es diferente, pero básicamente es un negocio y acá no es la prioridad formarlos para que el día de mañana aspiren a jugar en la MLS o salir a Europa”.

El fútbol no es el principal deporte en Estados Unidos, sin embargo Lima reconoció que su notoriedad aumenta.

“El fútbol acá está teniendo una connotación importante, no es lo de antes y cada vez está creciendo más”, señaló.

Sobre la Major League of Soccer (MLS), “está más competitiva, tiene un poder adquisitivo muy grande, tienen una infraestructura espectacular para poder ser uno de los mejores fútbol de la región”.

Respecto a los uruguayos que se volcaron a esa liga, como Nicolás Lodeiro, Marcelo Silva, Facundo Torres, César Araújo o Brian Rodríguez, Lima reconoció que “los uruguayos que vienen están dejando una muy buena imagen, que es importante, pero hay que ver cómo se sostiene en el tiempo, si sigue mejorando y creciendo la liga. Eso será bueno para todos”.

Pablo Lima tras proclamarse campeón con Danubio en 2013. Foto: Archivo
Pablo Lima tras proclamarse campeón con Danubio en 2013. Foto: Archivo

Amores y desamores con la Franja

Lima estuvo siempre identificado con los franjeados, pero en 2014 tomó una decisión que impactó: fichó por Peñarol, para luego volver a la franja.

¿Se arrepintió de la decisión?. Su respuesta es clara: No. “Es una situación que no busqué, tuve un problema en ese momento con el expresidente de Danubio y se presentaron algunas situaciones y fui para Peñarol. No tuve la suerte que me fuera como quería, no me fue bien pero al margen de eso, arrepentido no estoy. Fue una linda experiencia”, señaló.

Pablo Lima en Peñarol. Foto: Archivo
Pablo Lima en Peñarol. Foto: Archivo

Luego de su retiro como futbolista en 2016 en el equipo de la Curva de Maroñas, Lima asumió como director deportivo de la institución. Sin embargo, el lazo se rompió y terminó con su partida a Estados Unidos.

“Me dolió mucho salir de Danubio así. No creyeron en el proyecto y no me dieron el tiempo de trabajar a largo plazo. No se entendió lo que es ser director deportivo, que abarca otro tipo de cosas. Lamentablemente hay mucha gente que no quiere soltar mecanismos que hay hace muchos años y se sienten invadidos”, detalló sobre el equipo al que considera su “casa” y uno de los lugares donde se sintió más a gusto en su trayectoria.

Además, Lima dijo que percibió que su labor molestaba porque cortaba los negocios de “algunos” y finalmente decidió partir al exterior.

Sin embargo, el exjugador sigue pendiente de la Franja y su madre es habitué en la platea principal del Estadio María Mincheff.

“Lo sigo a Danubio, es el club de toda mi vida. De hecho, ayer estuvimos hablando con Ribaír Rodríguez luego de que volvió de la lesión que lo tuvo fuera de las canchas casi dos años. Las amistades y el cariño sigue estando”, concluyó el exfutbolista.

Recuerdos

Jugar cómodo. "Me sentí muy bien jugando en dos equipos que fueron Vélez y Rosario Central, la gente me hizo sentir muy a gusto. También en el año y medio que estuve en Grecia, además de Danubio que es mi casa”, contó. 

Goles destacados. "Tengo tres goles que recuerdo mucho: el que hice con Uruguay en la Copa América, el que le dio el apertura en 2013 a Danubio y uno con Vélez contra Lanús”

Pablo Lima festeja un gol en la Copa América de Colombia 2001 Foto: Archivo
Pablo Lima festeja un gol en la Copa América de Colombia 2001 Foto: Archivo
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error