CAMPEONATO URUGUAYO

Maxi Silvera, los ocho millones de dólares, su profesionalismo y su presente inesperado

El capitán de Cerrito es el máximo goleador del Campeonato Uruguayo y va por más, pero con los pies en la tierra: "Queremos cumplir con el objetivo de mantener la categoría".

Maximiliano Silvera celebra uno de sus goles frente a Nacional. Foto: Francisco Flores.
Maximiliano Silvera celebra uno de sus goles frente a Nacional. Foto: Francisco Flores.

Es el tercero de seis hermanos, el varón más grande. Tiene 24 años y vive solo, a 10 minutos del Parque Maracaná, la cancha de Cerrito. Tiene cerca la casa de su madre, su gran aliada. Con ella es con quien comparte gran parte de su tiempo libre y dice que es la que prepara la comida más rica. “La lasaña le queda buenísima”, comenta con Ovación después de dormir una larga siesta. Se trata de Maximiliano Silvera, el máximo goleador del Campeonato Uruguayo con 18 goles. El delantero que lleva anotados el 67% de los goles de su equipo, que tiene 27 en su haber.

“No lo imaginaba antes de empezar hacer un campeonato como este. Era un objetivo estar en la tabla de goleadores, pero no lo imaginaba. Estoy contento, las pelotas están entrando. Pero falta mucho, hay que seguir trabajando para mantener la categoría, que es nuestro principal objetivo”, explica con humildad.

Duerme todos los días la siesta, por lo menos una hora. Se cuida en la alimentación y también en el descanso, aunque después de los partidos le cuesta dormir por la adrenalina de jugar. Igualmente, al otro día no es de levantarse tarde. No puede.

Uno de los aspectos más destacados de Silvera es su efectividad, porque Cerrito no es un equipo que genere demasiadas situaciones de gol por partido. “Lo hablábamos con el grupo el otro día. Si bien no somos de generar muchas chances, en general siempre hacemos uno o dos goles por partido. Tenemos que mejorar en defensa para lograr una mayor solidez, pero estamos confiados en que podemos”, explica con naturalidad.

Con dos goles de Silvera, Cerrito logró dar vuelta el partido con Wanderers, aunque sobre el final el Bohemio logró empatar con un gol de penal anotado por el salteño Mauro Méndez. “La verdad es que quedamos calientes por cómo se dio. El penal nos generó dudas, creemos que hubo una falta previa. Creímos que ya lo teníamos y se nos escapó el triunfo. Aunque pensando en frío fue un buen punto, contra un buen rival, que venía de ganarle a Nacional”, comenta.

“Nos está costando cerrar los partidos, pero estamos jugando bien. Hay que mejorar los errores en defensa, pero estamos tranquilos, trabajando. Jugamos con actitud y respetando la idea de juego. Confiamos en que los resultados reaparecerán”, dice el capitán de los auriverdes, quien llegó al club en Sub 16.

Cerrito lleva cuatro partidos al hilo sin ganar, con dos empates y dos derrotas. En esa racha adversa le marcaron 12 goles, con nueve a favor. Los últimos cuatro -Wanderers y Boston River- fueron anotados por Maxi Silvera.

“Soy un delantero definidor, aunque me gusta moverme por todo el frente del ataque. Me gusta entregarme por el equipo, ayudar en lo defensivo e intentar convertir cada posibilidad que se me presenta”. Así se autodefine quien tiene la gran virtud de brindarse al 100% por el equipo. Es un atacante capaz de recuperar una pelota en cancha propia, o de retroceder a marcar en el último minuto de partido.

No en vano desde Nacional lo fueron a buscar en el último período de pases y él, junto a su representante y el club, decidieron que se quedara en la institución para la segunda parte del año.

En las últimas semanas se rumoreó con que la ficha de Silvera fue cotizada en ocho millones de dólares por Cerrito. “Escuché esos comentarios, pero son temas de la privacidad del club. Yo pretendo seguir en la misma línea, no me mueven esas cosas. Lo económico es un tema del club y del representante”, reconoce.

Humilde, de bajo perfil y muy luchador en la cancha. Silvera está siendo el mejor futbolista del Uruguayo 2021.

Maximiliano Silvera
Maxi Silvera escapa a la marca de Schetino, de Fénix. Suele bajar varios metros a recuperar pelotas. Foto: Juan Manuel Ramos
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados