Publicidad

Lágrimas, ovación y un abrazo con un rival histórico: así fue el ingreso de Gallardo en su último partido en el Monumental

Compartir esta noticia
Marcelo Gallardo en su último partido en el Monumental. Foto: AFP

DESPEDIDA

Más de 70.000 almas hicieron estremecer el estadio Monumental al corear a voz en cuello "Muñeeeeco", en un adiós a pura emoción del DT, que con el millonario ganó 14 títulos en ocho años.

Más de 70.000 almas de River Plate hicieron estremecer el Estadio Monumental al corear a voz en cuello "Muñeeeeco", en un adiós a pura emoción de Marcelo Gallardo, que como DT del equipo millonario ganó 14 títulos en ocho años.

El partido frente a Rosario Central, la noche del domingo, por la penúltima fecha de la Liga Profesional Argentina, quedaba en anécdota al convertirse en una fiesta de homenaje a Gallardo, con un dejo de tristeza por la despedida.

Pero con banderas, globos y fuegos artificiales, la multitud cantó y saltó con pasión para rendirle un tributo de antología a un ídolo de 46 años al que bautizaron Napoleón: un estratega genial de baja estatura.

Además, el entrenador tuvo un abrazo emotivo con su par Carlos Tévez, exfutbolista de Boca Juniors, eterno rival en cancha del millonario y ahora DT de Rosario. 

La leyenda de un cartel que colgaba de la tribuna de socios era emblemática: "Gracias Muñe. Sos eterno como lo de Madrid". Aquella final épica de la Copa Libertadores en diciembre de 2018 en el estadio Santiago Bernabéu, en la capital española fue la hora más gloriosa de Gallardo como DT y de River en toda su historia.

Ganar la llamada "Final del Siglo" a su archirrival Boca Juniors por 3-1 en la capital española es un hecho memorable para los del barrio capitalino de Núñez (zona norte) y la cara luminosa del planeta River en la era contemporánea.

La camiseta de Marcelo Gallardo en su último partido en el Monumental. Foto: AFP
La camiseta de Marcelo Gallardo en su último partido en el Monumental. Foto: EFE

El lado oscuro había sido el descenso a la segunda división en 2011, corolario de una crisis futbolística de dimensiones homéricas. River volvió al año siguiente a primera división y en 2014 contrató como entrenador a un exvolante que había sido deslumbrante campeón con sus amados colores de la banda roja. "Creo que he nacido para esto", dijo con un tono premonitorio cuando se iniciaba aquel ciclo.

Ahora el nombre del sucesor es todavía una incógnita. Para quien le toque, la vara le ha quedado muy alta. "Es una de las decisiones más difíciles y más sentidas, momento delicado para expresarme", dijo con voz estrangulada por la emoción Gallardo al anunciar el viernes su despedida.
La dura decisión que tomó no puede ser desvinculada de la peor temporada del equipo en ocho años y medio.

River fue bruscamente eliminado en octavos de final de la Libertadores-2022 y luego se quedó afuera de la Copa Argentina. Para colmo, perdió dos veces 1-0 el superclásico con Boca por la Liga. "Simplemente gracias por el amor y el afecto que me brindaron", dijo Gallardo al anunciar el adiós.

La despedida de Marcelo Gallardo en su último partido en el Monumental. Foto: AFP
La despedida de Marcelo Gallardo en su último partido en el Monumental. Foto: AFP

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad