FIN DE UNA ERA

El adiós impensado: desde el burofax de Lionel Messi a la salida de Barcelona

El conjunto culé anunció la partida del argentino por "obstáculos económicos y estructurales" a casi un año del documento enviado por el rosarino. ¿Qué paso en este tiempo?

Messi se lamenta en el PSG-Barcelona. Foto: Reuters.
Messi se lamenta en el PSG-Barcelona. Foto: Reuters.

No es el final deseado. Ni el propio Lionel Messi ni el Barcelona pensaban finalizar de esta forma la etapa más gloriosa de la historia culé. El máximo goleador histórico de la entidad blaugrana tenía todo arreglado para firmar su contrato con el club por cinco temporadas con una baja considerable en su salario, pero finalmente se supo que, a pesar de que la intención de ambas partes era seguir vinculados, el acuerdo no se pudo formalizar "debido a obstáculos económicos y estructurales (normativa de LaLiga española)", según anunció la institución en el comunicado oficial.

Este hecho ocurre luego que hace casi un año el artillero argentino le solicitó al conjunto catalán que le permitiera su salida del club. "Solicito que se proceda a resolver el contrato de relación laboral que ocupo actualmente en su distinguido club, amparándome en la cláusula número 24 que me permite disfrutar de esa facultad", firmaba Messi en aquel documento que, conocido como burofax y todos se preguntaban qué era eso, dio a conocer TyC Sports el 25 de agosto de 2020.

Por supuesto, esto ocurrió en medio de una relación turbulenta del rosarino con la dirigencia que comandaba en aquel momento Josep María Bartomeu. Pero desde aquella ocasión hasta la actualidad ocurrieron hechos de preponderancia que cambiaron el parecer de Messi. El más destacado fue el regreso de Joan Laporta a la presidencia de la entidad, luego de haber ganado las elecciones anticipadas a las que el club debió llamar luego de la destitución de Bartomeu.

El empresario español tiene una gran relación personal con Messi desde el año en el que lograron el sextete junto con el Barcelona (2009) bajo la dirección de Pep Guardiola. Y su arribo al club le proporcionaba a los hinchas culés la esperanza de que "La Pulga" renovara su contrato con Barcelona.

Laporta, nuevo presidente del Barcelona con la misión de mantener a Messi. Foto: Reuters
Laporta elogió a Messi en su discurso de asunción en Barcelona. Foto: Reuters.

De hecho, el propio Laporta hizo todo lo que tuvo a su alcance para convencer a su máxima figura: lo elogió de forma pública en innumerables ocasiones, le trajo a Sergio "Kun" Agüero (íntimo amigo de Messi) y encaminó la renovación de un plantel necesitado de talento para volver a conquistar la Champions League. En pos de lograrlo, también incorporó a Memphis Depay. Pero a pesar de los esfuerzos el final terminó siendo no deseado para los dos involucrados. 

Barcelona informó en el comunicado que las dos partes tenían la "clara intención" de sellar un nuevo vínculo laboral, y de hecho, pretendían hacerlo en la jornada de este jueves, pero no lograron hacerlo. Habrá que esperar para conocer detalles de qué fue lo que motivó su salida, pero Barcelona ya le deseó lo mejor "en su vida personal y profesional". 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados