SELECCIÓN

Corte costoso: esto lo que pierde Uruguay con la suspensión de los Sudamericanos juveniles

Gustavo Ferreyra, Diego Demarco y Alejandro Garay, entrenadores de las selecciones uruguayas repasan todo lo que se pierde con la inactividad deportiva.

Gustavo Ferreyra entrenando a la Selección Sub 20
Gustavo Ferreyra entrenando a la Selección Sub 20. Foto: @Uruguay.

De la labor del Complejo Celeste lo que no puede desconocerse es que el cumplimiento de un proceso evolutivo terminó marcando que Uruguay volvió a ser competitivo en todas las categorías. Ahora, ese desarrollo se ve cortado. Se trunca porque Conmebol debió suspender todos los Sudamericanos y en este lado del Río de la Plata genera un “impacto grande”. Aunque a los técnicos Gustavo Ferreyra, Diego Demarco y Alejandro Garay les cuesta “cuantificar” el grado del golpe que se recibe para el desarrollo de los futbolistas, tienen claro que esta ausencia de competencia se pagará en el futuro.

Ferreyra, entrenador de la Sub 20 de la Celeste, no lo duda ni un segundo: “El impacto es grande. Quizás más grande a la Sub 20 que a ninguna otra por un tema de la fecha de nacimiento, porque los jugadores que nacen en años impares no llegan a la Selección hasta que están en la Sub 20. No tienen chance de estar en una Sub 15 o Sub 17 porque son más chicos, entonces llegan más justos a la edad de Sub 20 y no pasan por otra Selección anteriormente”.

"Lo que se pierde no lo sabemos hasta que pase el tiempo, pero seguro que fue una pérdida enorme no haber podido competir"

Gustavo Ferreyra

La pandemia de coronavirus ya venía atacando con fuerza, porque el proceso “ha sido muy irregular. No hemos podido tener ningún partido internacional con la generación. Una de las cosas importantes que hacemos es el vivir en el complejo, estar semana a semana, preparar equipo, conocer jugadores, pero también preparar partidos y jugar a ese nivel, porque eso los hace crecer. La mayoría ya son jugadores que están en Primera división, pero también a su vez le asuman que en el correr de la preparación nosotros llegamos con un promedio de 25 partidos internacionales en un año y un poco, y eso tampoco lo tuvieron. Es tremendo lo que se ha perdido”, señaló Ferreyra.

El otro gran problema que se provoca, según lo describió el DT de la Sub 20, es que en Uruguay “se ha dado también que los jugadores saltaban bastante rápido de la Sub 20 a la mayor. Darwin Núñez, Brian Rodríguez, Nahitan Nández, Gastón Pereiro, José María Giménez, Federico Valverde, Rodrigo Bentancur, todos después de Sub 20 ya estaban adaptándose a la mayor y lamentablemente esta generación no ha tenido la posibilidad de competir a ese nivel. Entonces, lo que se pierde no lo sabemos hasta que pase el tiempo, pero seguro que fue una pérdida enorme no haber podido competir”.

No hay manera de no aceptar que hay un costo porque “se trunca todo el proceso evolutivo”. Alternativas pueden existir, pero Ferreyra tiene claro que ahora depende “más de una decisión de directivos. Hay soluciones, porque en otros países, no tanto en América, pero sí en Europa o en Asia se juegan torneos amistosos juveniles que van más allá de Sub 20, son Sub 21 o Sub 23. Si fuera por nosotros seguiríamos trabajando con esta Selección y buscaríamos rivales para seguir adquiriendo experiencia, pero eso es una decisión que va por otro lado”.

Además, Ferreyra puntualizó que para los jugadores “haber pasado por la Sub 20 los potencia, porque el nivel competitivo es de alto nivel. Desde la parte táctica, nivel de juego, ritmo, eso te adapta a un saltito más que ya sería la mayor”.

Alejandro Garay entrenando a la Selección Sub 15
Alejandro Garay entrenando a la Selección Sub 15, Foto: @Uruguay,

Para el técnico de la Sub 15, Alejandro Garay es “muy difícil cuantificar cuánto se pierde, porque hay muchos aspectos”. En ese sentido, consideró que la edad que tienen sus dirigidos es “la que más ha sufrido por la pandemia. Y no solo en el aspecto futbolístico y deportivo, en todos los aspectos, en lo social, en lo formativo, educativo, en lo académico. Ha habido un trastoque enorme y esto se va a ver a futuro. Creo que va a ver un antes y un después”.

Garay entiende que lo que fortalece el argumento del proceso es que se ha logrado ser “competitivos a todo nivel”, además de colaborar para “jerarquización del futbolista”. Sobre esto profundizó: “Últimamente el llegar a la mayor era la continuidad del desarrollo. Por ejemplo, en algo que tiene una gran dimensión para los chicos, es que en la charla del partido con Wanderers ellos ven que el cuerpo técnico de la mayor está mirándolos y eso es algo que los estresa, que los prepara. Es un componente más de la preparación. Es una exigencia en la cabeza de los chicos. Es para ver cómo lo manejan y todo eso se pierde”.

"Estas generaciones (2006 y 2007), las dos que me tocan a mí, lo van a sufrir muchísimo. Han tenido tan poca competencia"

Alejandro Garay

La ausencia de competencia tiene un costo muy alto para Garay. “Si ya estábamos limitados porque en la pandemia hubo un tiempo de confinamiento, luego tuvimos limitante de hacer amistosos y ni de hablar de las competencias, tanto internas como las internacionales que son las que a los chicos les mueve más los cimientos. Y estas generaciones (2006 y 2007), las dos que me tocan a mí, lo van a sufrir muchísimo. Han tenido tan poca competencia. Como también tener un viaje para un amistoso, porque cuando uno regresa lo hace con una cantidad de información que son insumos para desarrollar estrategias en el crecimiento de los chiquilines. Viajar, vivir en hotel, usar un baño con comodidades que algunos chicos no tienen, pedir por favor y no entenderse con gente que habla en otro idioma. Cosas tan simples a lo largo se vuelven muy importantes en el aspecto de la formación integral”.

Garay insistió que “este tipo de inconvenientes lo que hacen es tirar abajo muchas cosas, que esperemos que aprendamos lo valioso que es el proceso y lo mantengamos”. Justamente, sobre ello dijo: “Si tenemos la perspectiva de que se juegue en enero de 2023, podríamos empezar a trabajar en enero de 2022, pero bueno son especulaciones que refuerzan el momento de incertidumbre que vivimos”.

Diego Demarco trabajando con la Selección Sub 17
Diego Demarco trabajando con la Selección Sub 17. Foto: @Uruguay.

Por su parte, el DT de la Sub 17, Diego Demarco compartió que se trata de “un impacto fuerte para las generaciones que se están perdiendo toda esta actividad. Y eso un aspecto muy importante, especialmente para la carrera de ellos”.

El costo es grande porque “se había armado un proceso de trabajo en el cual el jugador acumulaba una cantidad de partidos, enseñanzas y experiencias vividas que estos grupos de ahora no van a tener. Se corta el aprendizaje del jugador, fijate que de la generación 2002, que actualmente la mayoría de los chiquilines están jugando en Primera y arrancaron en la Sub 15, deben tener arriba de 70 u 80 partidos internacionales y una cantidad enorme de entrenamientos de alto nivel porque compiten entre los mejores jugadores del Uruguay. Eso se corta”.

"Este grupo por la pandemia y esta decisión va a quedar un poquito atrás. Lo que van a perder es indescontable"

Diego Demarco

Demarco sigue comparando lo que ocurrió con el pasado para poder entender lo que ocurrirá con estas generaciones. “La generación 2002 tuvo la chance de tener ocho o diez viajes en avión. Un chiquilín de 14 o 15 años ya empieza a hacer su cuero futbolístico para afrontar lo que puede venir más adelante. Esos chicos tuvieron la posibilidad de tener un proceso muy bueno y este grupo por la pandemia y esta decisión va a quedar un poquito atrás. Lo que van a perder es indescontable”.

Para el entrenador del combinado Sub 17 es preocupante lo que ocurre con la generación de la Sub 15. “Esa categoría tiene cero partidos internacionales, no va a poder jugar el primer Sudamericano y es una muy buena generación. Le pasa a Uruguay y a toda América, es igualitario para todos, pero es una generación que realmente preocupa porque se va a perder todo este tiempo de competición y va a llegar a una Sub 17, capaz que para 2023, casi sin partidos internacionales. Y después lo próximo que se le viene es tratar de debutar en Primera y ahí se va a empezar toda la problemática que surge ahora”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados