CATAR 2022

Bruno Fornaroli: "Voy a dejar el corazón en la cancha para ayudar al equipo a clasificar a la Copa del Mundo"

El Tuna fue convocado a la selección australiana. Dijo estar viviendo un sueño y prometió entregarse por completo por un país al que ama y en el que nació su hijo.

Bruno Fornaroli
Bruno Fornaroli.

Australia se está jugando los últimos boletos para llegar a la Copa del Mundo y por eso el país oceánico, que no obstante juega en la Confederación de Asia, recurre a todos los medios que lo puedan ayudar. Uno de ellos es haber citado a Bruno Fornaroli, quien estará para los partidos ante Japón y Arabia Saudita, los dos seleccionados a los que deben darles alcance.

Apenas concretada la convocatoria, el Tuna dio una entrevista a la federación australiana y habló de los sentimientos que lo invadían en esos momentos. “Estoy muy contento porque a mi edad, 34 años, y luego de hacer lo mejor que pude en mi carrera, llegó esta gran oportunidad que es una locura. Estoy tratando de disfrutar este momento”, empezó.

Recordó cuando un compañero le regaló por primera vez la camiseta de Australia y los compañeros le dijeron si se imaginaba vistiéndola. "Aunque en ese momento fue una broma, pensé: ¿por qué no? Quizás algún día. Hice las averiguaciones con mi abogado, pero me dijo que las reglas de FIFA no me permitían jugar por Australia, así que lo tomé como que finalizó en una broma y nada más. Pero el fútbol es así, tiene estas cosas y por eso lo amo. Llegó esta oportunidad y estoy listo para aceptarla".

Luego de haber obtenido la nacionalidad empezó a ver más real la posibilidad. “Cuando me enteré que podía ser elegido me enfoqué más todavía en mi equipo, porque tenía que hacer mi trabajo de la mejor manera para tratar de ser seleccionado. También traté de no entusiasmarme demasiado hasta que el técnico me dijera: mira, estás en la selección. Y ahora estoy viviendo como un sueño, porque en mi carrera había esperado mucho este momento”.

Llegado a Australia en 2015, ¿qué significa el país para Fornaroli? “Lo voy a resumir en pocas palabras: es mi casa. Cuando vine con mi esposa encontramos gente que nos ayudó a sentirnos cómodos aquí, así que estamos muy agradecidos con este país al que amo. Luego nació mi hijo, un verdadero aussie, así que tengo muchas razones para luchar por este país. Es muy importante para mí estar en la selección y voy a dejar el corazón en la cancha para ayudar al equipo. Y así juegue o no, voy a hacer lo que deba para que clasifiquemos a la Copa del Mundo”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados