Publicidad

La desesperación de los mediocres

Compartir esta noticia

Qué esperan para hacer las denuncias? Carolina Cosse, Yamandú Orsi y Fernando Pereira, ¿tienen algún problema para presentarse ante el juez o fiscal que corresponda y hacer las denuncias correspondientes? El mismísimo presidente de la República, ese que está -según dicen- permanentemente persiguiendo en base a llamadas telefónicas, chats, whatsapp, correos o señales de humo, fue clarísimo: “El que tenga algo que decir, cualquier ciudadano, cualquier persona, lo mejor que puede hacer es ir a la justicia”.

Y una cosa muy clara antes de seguir: si se trae a colación lo ocurrido hace dos años con Marcelo Abdala, no fue porque surgiera del lado del presidente, del Partido Nacional o de la Coalición Republicana. Fueron sus camaradas los que lo hicieron y ahora a bancar.

Lo cierto es que toda la jornada del jueves estuvo “ocupada” por una nota aparecida en “la diaria” y “Búsqueda”, donde el entonces custodia presidencial Alejandro Astesiano (febrero de 2022) le había compartido información policial a su Jefe y Presidente de todos los uruguayos sobre la posibilidad de que el presidente del Pit-Cnt, Marcelo Abdala habría concurrido a una boca de venta de drogas horas antes de protagonizar un accidente de tránsito que la alcoholemia dio positivo (1,53 gramos de alcohol por litro de sangre).

Como se recordará el 4 de febrero de 2022, Abdala chocó alcoholizado en la zona de Punta Carretas a dos autos que estaban estacionados. Por este motivo, un Juzgado de Faltas le impuso la realización de tareas comunitarias durante algunos meses.

El accidente de Abdala impulsó al por entonces jefe de la seguridad presidencial Alejandro Astesiano -hoy condenado y en prisión- a iniciar una investigación de inteligencia que tenía como objetivo corroborar si Abdala había estado en una boca de drogas el día en el que se accidentó. Su informe resultó negativo y, el presidente de la República, que estaba al tanto de esta investigación, se limitó a responder “perfecto”. La precandidata Cosse puso el grito en el cielo por un “perfecto” que no fue para ella, ni será. Se sintió ofuscada “porque Presidencia de la República no tiene ni la competencia ni la autorización para investigar a ninguna persona”, lo que puede ser cierto, pero no es el caso. Fue la policía quien investigó a Abdala después de cometer un delito (lo cual es lo que corresponde) y el presidente de la República fue informado porque esa persona se trataba del N° 1 del Pit-Cnt (lo cual también está muy bien). Si algo le molesta a Cosse, “lo mejor que puede hacer es ir a la justicia”. Y no por el Antel Arena.

Yamandú Orsi por su parte, con su confusión de ideas permanente a la hora de decir algo, señaló que “resulta bastante dificultoso que nada menos que al presidente de la central sindical se le intente adjudicar algo que en realidad no ocurrió”. ¿Qué es lo que en realidad no ocurrió? ¿El doble choque? ¿Qué le haya dado positivo a la alcoholemia? ¿O que solo consumía alcohol, pero drogas no?

Si va a decir pavadas, es mejor que elija por el silencio.

Y en ese tenor se encuentra también -como es habitual- Fernando Pereira, ese que “laburaba” como presidente en el Pit-Cnt y se pasó para hacer lo mismo en el Frente Amplio porque no desentona en la mediocridad absoluta. Frente a las cámaras de televisión su rostro se veía muy molesto porque “la noticia sorprendió y preocupó a Abdala, su familia y equipo, por lo que se definirán con tranquilidad las acciones a seguir”. El que marcó la realidad de las patéticas limitaciones del Frente Amplio de hoy fue el exministro y actual senador, Javier García: “Faltan 20 días para las elecciones internas y no se les cae una idea. Marset, Astesiano, Penadés, de ahí no salen”. Lo insólito es cómo hacen para conseguir un voto, porque del futuro del Uruguay no hablan ni promueven nada porque carecen de “pienso”.

Y la remató el diputado Martín Lema: “El Frente Amplio buscó que al país le vaya mal y fracasó. Quiso poner un freno de mano a todas las transformaciones que impulsó el gobierno y también fracasó. No tengo dudas de que intentar desprestigiar a uno de los mejores presidentes de la historia será un nuevo fracaso”.

No hay nada que hacerle: desde que la Coalición Republicana los derrotó y asumió el presidente Lacalle Pou han estado desesperados tratando de bloquearlo, pero fracasaron rotundamente.

La historia no tiene lugar para el FA de hoy.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad