ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Andrés Vivo


@| Dos grandes abstracciones pintadas por Andrés Vivo hace ya treinta años preceden el recorrido de las obras que hoy presenta al público en la galería de arte del Carrasco Lawn Tennis Club. Sorprenden a todo aquel que recuerde las marinas, la belleza natural expresada con total libertad en composiciones siempre impactantes por el color y la fuerza de un dibujo firme y fiel a la realidad representada. Sin embargo Vivo nunca dejó de mirar hacia esta “otra cara” que hoy puede mostrar y que aparentemente contradice su sentir, cuando la realidad es que hoy lo está confirmando con una pintura que sorprende y vuelve a emocionar al contemplador. Las formas se deforman por la fuerza de una expresión tan fuerte como el mar y la naturaleza que también pudieron mover sus pinceles. La composición se conforma en cada pintura para contener el desborde de una sensibilidad conmovida por la realidad del mundo exterior. El artista escapa a la tentación de libertad que ofrece el motivo de la belleza natural y mira hacia la vida y traduce en escenas distorsionadas el desorden de un mundo exterior total que no puede escapar al vigor de su gesto, la sorpresa de su color, el dominio del espacio que se inunda de seres imaginarios en situaciones aparentemente desesperadas, cuando no en recuerdos históricos de batallas que también luchaban por la libertad. Andrés Vivo solamente interrumpió esta manera de pintar para descansar y viajar con sus marinas por el mundo de belleza inacabable y siempre sorprendente que Dios creó. El artista, también creador de un mundo, no podía dejar de pintar lo que su propio mundo interior le dictaba ante otras realidades que involucraban la suya propia. Hoy Andrés Vivo abre su mundo interior para mostrar esa otra realidad que a todos golpea y con su arte vuelve a emocionar al contemplador con la misma paleta y parecido gesto, aunque esta vez es para mostrar una respuesta profunda al desorden que interrumpe la aparente calma del mar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas