Publicidad

El rol protagónico que adquirió la industria de celulosa en Uruguay y su impacto en la energía

Según datos de la Dirección Nacional de Energía, el sector industrial es el principal foco impulsor del crecimiento del consumo de energía en Uruguay en las últimas décadas.

Compartir esta noticia
Planta de celulosa de UPM en Fray Bentos
Planta de celulosa de UPM en Fray Bentos.
Foto: Daniel Rojas

Redacción El País
Desde 2008, el sector industrial es el mayor consumidor de energía de Uruguay, impulsado en gran parte por la introducción al país de la producción de pasta de celulosa, según aseguró un informe de la consultora SEG Ingeniería.

De hecho, según los datos del Balance Energético Nacional, elaborado por la Dirección Nacional de Energía, el sector industrial es el principal foco impulsor del crecimiento del consumo de energía en Uruguay en las últimas décadas.

Tan grande es el impacto de la energía que, a partir de 2006 (cuando comenzó a funcionar la planta UPM Fray Bentos) el consumo de energía de la industria crece intensamente y desplaza al sector de su virtual estancamiento de la demanda energética.

En consecuencia y sumado al crecimiento del consumo del resto de los sectores, la demanda total del país también crece en forma acelerada, por lo que la industria de la celulosa representa actualmente el 65% del consumo final energético de la industria uruguaya y el 28% de la demanda total del país, según el informe.

Esto se ve reflejado además en el impacto de las dos pasteras instaladas en Uruguay. UPM Fray Bentos opera desde 2007, produciendo 1,3 millones de toneladas de pasta de celulosa al año. A su vez, a partir de este año también comenzó a funcionar UPM Paso de los Toros. En su caso, la misma inició recientemente su operación, pero aseguran que tendrá una capacidad productiva anual de 2,1 millones de toneladas de celulosa, una vez que alcance su funcionamiento a régimen.

Por otro lado, la mayor parte de la energía que utilizan las papeleras en su proceso productivo proviene de los residuos de biomasa. “Estos se obtienen principalmente de las plantaciones de eucalipto, que se utilizan como materia prima para la fabricación de celulosa”, aseguró el informe.

En ese marco, desde el punto de vista de la generación de electricidad, la industria de la pasta de celulosa produjo también importantes cambios.

Según explicó SEG Ingeniería, en el proceso de producción de la pasta se obtiene lignina, una sustancia que une las fibras de celulosa en el árbol. Este producto tiene contenido energético que permite producir potencia. Así, las papeleras locales acumulan una potencia instalada total de unos 545 megavatios (MW).

Además, la planta de UPM Paso de los Toros, con 240 MW de potencia instalada, se convirtió este año en la cuarta central eléctrica de mayor potencia de todo el país.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

industriaplantas de celulosaUPM

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad