PLAN ECONÓMICO

Caja Profesional: pidió medidas al Estado pero tranca falta de consenso en el Directorio

El organismo tiene pendiente una respuesta al Ministerio de Trabajo pero enfrenta un desacuerdo interno que aún no lo permite avanzar. En octubre habrá recambio de autoridades.

Un hombre pasa caminando frente a la puerta de la Caja Profesional. Foto: Estefanía Leal
Un hombre pasa caminando frente a la puerta de la Caja Profesional. Foto: Estefanía Leal

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

El Directorio de la Caja de Jubilaciones y Pensiones de Profesionales Universitarios (Cjppu) -que enfrenta una situación crítica porque desde 2014 los ingresos no le alcanzan para cubrir las prestaciones que brinda- está a pocos días de culminar su mandato iniciado en 2017. Se prevé que las elecciones de las nuevas autoridades sean durante la segunda quincena del mes de octubre.

En este contexto, el Directorio de la Caja cambiará pero su crisis económica, su situación deficitaria y las medidas que debe implementar para volver a ser sostenible quedarán aún pendientes.

No obstante, hay un tema clave en relación al plan de medidas económicas que precisa la caja, que las actuales autoridades sí podrían llegar a resolver previo al fin del mandato -en la reunión del Directorio de la próxima semana-, pero diferentes fuentes de la Caja adelantaron a El País que es difícil que haya consenso para avanzar en ese punto.

Y es que el pasado viernes 30 de julio, la Caja presentó ante el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), un documento con un paquete de medidas planteadas por el organismo para solucionar su déficit. La nota había sido aprobada en forma unánime por los cinco directores votados por los afiliados de la Caja en las elecciones, pero no había contado con el visto bueno de los dos delegados representantes del Poder Ejecutivo.

En ese entonces, la respuesta del MTSS había sido solicitar al Directorio de la Cjppu que presentara una propuesta cuantificada, es decir, que especificara qué costo económico tendría ese paquete de medidas que el organismo le pidió al Estado.

En ese entonces, al ser consultado respecto de si el Poder Ejecutivo evaluaba asistir económicamente a la Caja, el ministro de Trabajo, Pablo Mieres había dicho a El País que aún no había “ninguna decisión tomada” porque estaban a la espera de la cuantificación del paquete económico de medidas. Para entregar ese cálculo el Directorio de la Caja había pedido al MTSS contar con más días para procesar los números.

Sin embargo, a casi dos meses de eso, la Caja Profesional no ha respondido al MTSS y tampoco ha tratado todavía el tema en su reunión de Directorio.

Según dijo a El País el presidente del organismo, Gonzalo De León, la cuantificación de las medidas “ya se hizo” pero “todavía no se llevaron” a la reunión porque “los directores pidieron tiempo para tener una posición” sobre la información y los pasos a seguir. “Hay un director que tomó licencia y pidió tiempo para estudiarlas”, dijo De León quien además agregó que espera que se trate el tema en la reunión del Directorio del próximo jueves 7 de octubre.

Al ser consultado respecto a si cree que habrá consenso entre los directores para votar el envío al MTSS de la cuantificación de medidas, De León respondió: “No. Nunca hay consenso en el Directorio”.

Asimismo, el presidente de la Caja Profesional afirmó que el problema del organismo “se termina con una negociación” y señaló que “nosotros (desde el Directorio) hemos hecho todas las cuentas que se pueden hacer”.

Pese a que la cuantificación de medidas no cuente con el respaldo de todos los directores, De León manifestó que “estamos trabajando para poder mandar” ese documento al MTSS. “Vamos a tratar hasta el último día, tenemos la intención de seguir para adelante y darle un número cerrado al Ministerio”, concluyó.

En la vereda de enfrente está la posición del director de la Caja en representación de los pasivos, Odel Abisab, quien adelantó a El País que votará en contra de la cuantificación de las medidas porque “no se termina de entender, o no se quiere entender que esto es un paquete de medidas y no una sola aislada”, explicó.

Según Abisab -posible candidato para las próximas elecciones del organismo- una medida aislada, como sería un auxilio económico o préstamo puente por parte del Estado, “no va a servir absolutamente de nada” y remarcó la importancia de que la Caja avance en la implementación de otras medidas.

Para el representante de los pasivos, es clave que la Cjppu avance por ejemplo en: lograr que los profesionales que no están actualmente en situación de dependencia laboral pasen a tributar en la Caja; que los ingresos por el Impuesto a la Asistencia de la Seguridad Social (IASS) de los jubilados de la Cjppu vayan al organismo y no al Banco de Previsión Social (BPS) como ocurre actualmente; mejorar la captación de afiliados y mejorar la imagen del organismo, entre otras.

“En lo único en lo que la Caja está en deuda, en lo que sí se podría estar avanzando en este momento y que increíblemente no hemos logrado persuadir al Directorio que lo haga, es tratar de rescatar parte de la inmensa deuda de la que es acreedora la Caja, el paquete de morosidad de US$ 1.000 millones”, afirmó Abisab.

Lo más importante “para dilucidar” en la Caja en este momento es “si van a estar los votos o no para pasar ese informe” al MTSS con el cual “nosotros no estamos identificados”, sentenció el representante de los pasivos.

La Caja Profesional fiscaliza a través de las redes sociales

Pese a la falta de acuerdo para resolver los principales problemas de sustentabilidad de la Caja, el organismo avanza en la fiscalización de aquellos profesionales que estén en situación de irregularidad, es decir, personas que tengan actividad pero que no aporten.

Misiva enviada por la Caja de Profesionales
Misiva enviada por la Caja de Profesionales

Según pudo saber El País, la Caja envió una misiva para regularizar a aquellos profesionales que declararon no ejercicio libre de la profesión pero que el organismo constató -mediante un monitoreo en redes sociales- que sí estaban en actividad. Al ser consultado respecto a esta modalidad de fiscalización, Abisab señaló que “se hace de forma rutinaria” y que hay “más de 80.000 profesionales en situación irregular. Hay evasión”, afirmó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados