Publicidad

BPS dará subsidios completos de alquileres de viviendas para jubilados; plan piloto se trata esta semana

El presidente del banco, Alfredo Cabrera, entiende que será más económico y eficiente que construir casas para todos los jubilados que lo solicitan, que en este momento son 6.000.

Compartir esta noticia
Cartel de propiedad en alquiler. Foto: Ricardo Figueredo
Casa en alquiler.
Foto: Ricardo Figueredo / Archivo El País

Redacción El País
El presidente del Banco de Previsión Social (BPS), Alfredo Cabrera, anunció este martes que comenzará a implementarse un plan piloto de subsidios de alquileres para jubilados de bajos ingresos como forma de evitar demoras e ineficiencias en la construcción de casas para todos aquellos que lo solicitan.

Explicó que mediante un programa de viviendas para jubilados que implica la construcción de las casas para luego entregarlas en comodato hay actualmente -además de todos los usuarios ya existentes- 2.100 que están en condiciones de acceder a una si la hubiera, y otros 4.000 cuyos casos están en investigación.

También hay otro programa para las personas que dejan de ser consideradas autoválidas, mediante el cual el BPS asume el costo de un cupo en un hogar de ancianos. Y también hay un programa mediante el cual se otorgan “subsidios de alquiler para aquellas personas que, estando en lista de espera” para una vivienda, “quedan en situación de calle”.

Pero dada la alta demanda de soluciones habitacionales y las demoras que conlleva cada una de ellas entre trámites y construcciones, Cabrera anunció en diálogo con Informativo Carve (radio Carve) que el BPS piensa tener un cambio de enfoque y ya no solo subvencionar “la oferta”, es decir, poner dinero para construir, sino aprovechar las miles de casas en alquiler de parte de privados.

“Cuesta US$ 60.000 promedio construir una vivienda, nos lleva cuatro años construir la vivienda y cuesta US$ 1.500 por año (el mantenimiento). Es un negocio y una línea de acción que está condenada en el largo plazo a volverse inviable, porque es lento, porque nunca vamos a satisfacer la demanda y porque además es inversamente proporcional, cuantas más viviendas tenemos más gastamos en mantenimiento y menos plata tenemos para construir otra vivienda”, dijo.

La idea se tratará esta semana en el directorio del banco y consiste en “poner el contenido en la otra punta y subvencionar alquileres” ya no como última opción sino como primera.

El plan piloto se basará en el índice de alquileres que elabora el Instituto Nacional de Estadística para establecer un tope máximo y, aplicado a “siete u ocho” localidades al menos hasta fin de año, “adjudicar en principio 100 soluciones de alquileres”

Tanto los propietarios de viviendas en alquileres como los jubilados que busquen un subsidio podrán mostrar opciones al BPS, que hará un “subsidio completo del precio del alquiler hasta un tope máximo que es la media del Uruguay”, dijo Cabrera. Esa media, señaló, actualmente ronda los US$ 5.500, y por tanto habría “una utilización de los recursos del Estado muchísimo más eficiente que va a permitir tal vez reducir en un 50% la demanda insatisfecha en plazos mucho más cortos”.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad