Publicidad

INN CONTENT PARA Panda é tudo

Panda é tudo se prepara para recibir a quienes viajan en auto hacia Brasil en Carnaval

El centro comercial de Río Branco ofrece todas las comodidades y servicios necesarios para que el pase por Migraciones sea un paseo familiar.

Compartir esta noticia
Panda é tudo

Las personas que tengan previsto viajar en auto a Brasil durante la semana de Carnaval encontrarán en Río Branco una parada atractiva para tomarse una pausa en el trayecto, disfrutar las instalaciones del centro comercial, hacer compras a precios convenientes y efectuar los trámites de Migraciones de una manera rápida y sencilla.

Panda é tudo

Instalado en el departamento de Cerro Largo, a pocos metros de la frontera con el país vecino, Panda é tudo ofrece una amplia variedad de comercios y servicios, además de áreas de entretenimiento, juegos y deporte.

“Considerando el aumento considerable del movimiento por parte de los uruguayos que eligen Brasil para pasar sus vacaciones, en Panda é tudo orientamos nuestra estrategia de negocios para dar una respuesta completa y proporcionar una experiencia única para toda la familia”, expresó Nicolas Mendelsohn, adjunto a directorio de la firma.

Según explicó, en este funcional espacio se concentran locales gastronómicos, tiendas de diversos rubros, una terminal de ómnibus, baños públicos y las oficinas de la Dirección Nacional de Migración de Río Branco.

Para llegar a Panda é tudo desde Montevideo se debe ir por ruta 8 hasta el departamento de Treinta y Tres, luego tomar la ruta 18 y, finalmente, la 26. Desde allí se puede seguir rumbo hacia los lugares más turísticos de Río Grande do Sul y Santa Catarina, visitando destinos como Florianópolis o balnearios como Bombinhas.

Panda é tudo

Por más información visite la página web oficial de la firma, www.pandauy.com, o siga las cuentas en redes sociales (PANDA Free Shop en Facebook y panda.freeshopen Instagram).

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

INNContent

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad