Publicidad

INN CONTENT PARA CLUB HOUSE

30 años a la moda: el legado de la marca uruguaya Club House

La evolución, sus desafíos y vigencia en el mercado según Joaquín Gallinal; segunda generación de esta empresa familiar

Compartir esta noticia
Club House
Local de Club House, Punta Carretas Shopping.

Hace más de tres décadas, en Montevideo, dos hermanos materializaron un nuevo concepto para ofrecer diseños de alta calidad para hombres. Así nació Club House, una marca de ropa local emblemática que sigue apostando y desarrollando su presencia en el mercado local de indumentaria. En esta oportunidad exploramos los inicios, las anécdotas familiares y el futuro de Club House, a través de la voz de Joaquín Gallinal, quien forma parte de la segunda generación al frente de la empresa familiar.

¿Cómo comenzó Club House y qué momentos destacados han marcado su trayectoria?

En el año 1989, mi padre y mi tío, Gerardo y Gustavo, decidieron dar inicio a Club House, con una visión clara de ofrecer productos de hombre de alta calidad, atemporales y clásicos. Luego de dedicarse durante 15 años a la importación de telas para fiestas, vieron la necesidad de crear una marca de buen gusto y calidad. Con el pasar de los años, fueron incorporando nuevas tendencias y ampliando la versatilidad de las prendas en base a nuevas necesidades del mercado. Hace unos 15 años definimos comenzar el camino del cambio generacional, de forma paulatina y manteniendo los valores que forjaron el inicio de nuestra empresa.

Club House
Joaquín Gallinal en Club House Casa Arocena.

Hoy tenemos una oferta muy extensa de prendas diversas para cubrir todos los estilos y ocasiones en la colección masculina, una variedad difícil de encontrar en el mercado local. Además, apostamos a la colección de moda femenina, una línea de negocio que lidera mi padre con mi hermana Florentina.

¿Qué valores familiares han guiado el crecimiento y desarrollo de Club House a lo largo de los años?

Desde nuestros inicios, en Club House hemos sido guiados por valores familiares que han sido fundamentales para nuestro desarrollo continuo. El compromiso con la calidad es clave, nos aseguramos que cada prenda lleve consigo un estándar de excelencia que nuestros clientes esperan y valoran.

También la atención cercana y a medida, la experiencia en la tienda es de asesoría y de buscar lo que mejor se adapte a cada persona. Además, la integridad y la honestidad, en todas nuestras relaciones desde proveedores hasta clientes. Por ejemplo, tenemos una política, desde los inicios, de hacer cambios de mercadería por 60 días (cuando nadie más lo hacía). Sabemos que es bien distinto a la industria de moda rápida de hoy en día que te pone muchas limitaciones. Nosotros nos mantenemos fieles a que si es de Club House se puede cambiar en Club House, y esos detalles son los que marcan la diferencia.

Club House

Estos valores construyeron nuestra reputación en el mercado, y también nos ayudan a seguir creciendo en un entorno competitivo. En Club House, valoramos profundamente nuestro vínculo con los clientes, y hoy tenemos la suerte de ver como hijos ahora se han transformado en padres y podemos acompañar a todas las generaciones en diferentes momentos de su vida.

¿Cuáles consideran que son las mayores ventajas de ser una empresa familiar en la industria de la moda local?

Es un negocio que nació de dos hermanos, y eso hoy se mantiene en el vínculo que tenemos mi hermana y yo, como parte de la empresa. Ellos, en su momento, fueron pioneros y eso es algo que tratamos de mantener a la hora de seleccionar prendas en nuestros viajes por las principales capitales del mundo. Nuestro modelo de negocio se basa en analizar tendencias y participar de las principales ferias de moda para seleccionar y curar productos de Estados Unidos y Europa, trayendo una propuesta única y de alta calidad. También desarrollamos y producimos nuestras propias prendas, bajo la marca Club House que es sinónimo de calidad, y eso es un valor fundamental que cuidamos todos los días.

Club House
Gerardo Gallinal creando la colección de camisas de Club House en el año 2003.

También nos enorgullece y consideramos pieza fundamental del éxito, el equipo de trabajo que tenemos, en el que impulsamos un ambiente de colaboración y dedicación. La tradición familiar está arraigada en muchas de las decisiones que tomamos, lo que nos brinda una solidez especial. Esto nos permite mantener un estándar de calidad excepcional y particularmente un servicio diferencial. Buscamos que a la hora de entrar en una tienda de Club House se sienta la diferencia, y eso es gracias al equipo que hemos conformado con el pasar de los años.

La estabilidad y la cohesión que caracterizan a las empresas familiares nos permiten mantener un enfoque consistente. El cambio generacional que iniciamos hace ya una década nos permite además incorporar una visión más innovadora, que impulsa los valores que queremos mantener.

¿Han enfrentado desafíos específicos debido a su condición de empresa familiar? ¿Cómo los han superado?

Mi padre es quien lidera la vista integral de los negocios tanto de hombre como de mujer, mi hermana y yo ponemos foco en cada uno de ellos. Esta cercanía nos permite mantener una comunicación más directa y una toma de decisiones más ágil, y parte fundamental es que contamos con colaboradores desde los inicios que también se han acoplado y hoy en día cumplen roles fundamentales dentro de la estructura.

Lo que, si acordamos, y venimos manteniendo como prioritario, es no hablar de trabajo en reuniones de familia. Tratar de separar y preservar esos espacios es clave para nuestra forma de ver el negocio. Cuidamos esos espacio y entendemos que son sagrados para preservar el orden familiar.

¿Cuál es el mayor desafío al que se han enfrentado como empresa familiar y cómo lo han superado?

Uno de nuestros desafíos más significativos fue mantener nuestra identidad mientras nos expandíamos internacionalmente. Incursionamos durante varios años con tiendas en Brasil, lo que nos permitió aprender de uno de los mercados más importantes del mundo y poder capitalizar esa internacionalización para seguir conociendo las necesidades de nuestros clientes acá en Uruguay.

Club House
Local Club House de Gorlero, Punta del Este en el verano de 2010.

Esa fue una etapa de expansión y de crecimiento empresarial, que nos exigió también tener una mirada más competitiva y no desde el núcleo de empresa familiar, que pudimos capitalizar a nuestro favor. Seguimos manteniendo un publico brasilero (y también argentino) muy exigente y fiel, especialmente en nuestros locales de Punta del Este, lo que nos demuestra que somos capaces de abarcar más allá del mercado local. Una anécdota increíble de nuestro emblemático local de Gorlero fue con un cliente que por la mañana compró la colección completa de Sweaters de nuestra cashmere inglés en toda la gama de colores y, por la tarde, regresó para repetir la misma compra.

¿Cómo ha evolucionado Club House para adaptarse a los cambios en el mercado de la moda?

Nosotros siempre tuvimos una línea bien marcada en cuidar la imagen, la calidad y la producción de toda nuestra mercadería. Estos estándares de calidad nos permitieron ser reconocida por Polo Ralph Lauren, nombrándonos su representante para la comercialización de sus productos en nuestros locales. Esta vista local e internacional, nos permite seguir evolucionando y creciendo en el mercado local con piezas únicas y exclusivas.

Club House
Local Club House de Montevideo Shopping.

Hoy tenemos 5 locales, en Montevideo y Punta del Este. Adicionalmente, estamos presente con 2 locales en los aeropuertos internacionales de Uruguay, pudiendo ampliar nuestro público a turistas de todo el mundo.

¿Qué estrategias utilizan para mantenerse competitivos mientras conservan sus valores tradicionales?

Nos enfocamos en seguir profesionalizando la experiencia en tienda, que la experiencia de compra sea un momento de disfrute y que puedas encontrar la pieza que buscabas. El récord de ventas lo marcó una pareja de clientes que compró 240 prendas para Navidad en un solo día. Sabemos que como marca local podemos brindar ese servicio y eso es una gran diferencia.

También hemos desarrollado nuestros canales digitales, año a año hacemos crecer nuestra presencia de prendas en la web y venimos posicionando la venta online para llegar a todo el país de forma rápida y eficiente. Tenemos una ventaja competitiva y es que uno sabe que al comprar Club House compra calidad, entonces la venta online se ve impulsada por esa confianza y pre conocimiento del producto final. Sabemos que es un canal que tiene todavía oportunidades de mejora, pero es algo que proyectamos focalizar en el mediano plazo.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

INNContent

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad