PROTESTAS

Volvieron las manifestaciones pro democracia en Hong Kong

Estados Unidos renovó ayer domingo su advertencia a China contra un proyecto de ley sobre “traición, secesión, sedición y subversión” en ese territorio semiautónomo.

Hong Kong: protestas contra la ley de seguridad nacional china. Foto: AFP.
Hong Kong: protestas contra la ley de seguridad nacional china. Foto: AFP.

Tras la vuelta de las manifestaciones en Hong Kong, Estados Unidos renovó ayer domingo su advertencia a China contra un proyecto de ley sobre “traición, secesión, sedición y subversión” en ese territorio semiautónomo.

El asesor de seguridad nacional Robert O’Brien recordó que China se comprometió en 1984, en la Declaración Conjunta sino-británica, a respetar la autonomía de Hong Kong hasta 2047, tras la retrocesión británica del territorio en 1997.

Pero el Parlamento chino anunció el jueves su intención de examinar rápidamente una ley destinada a reprimir a los opositores al poder central, a raíz de las gigantescas protestas prodemocracia que sacudieron Hong Kong el año pasado. China pidió ayer domingo su aplicación “sin demora”.

“Con esta ley de seguridad nacional, parece que China está violando el acuerdo” de 1984, dijo O’Brien a CBS.

“Si China adopta esta ley de seguridad nacional, habrá consecuencias importantes en el marco de la Ley de Política de Hong Kong de 1995”, una ley estadounidense, dijo.

“No veo cómo Hong Kong puede seguir siendo un centro financiero asiático si el Partido Comunista Chino persiste y hace cumplir esta ley de seguridad nacional y toma el control de Hong Kong. Sería una tragedia para el pueblo de Hong Kong y sería muy malo para China”, opinó.

El viernes, el secretario de Estado, Mike Pompeo, ya había advertido a Pekín y amenazó veladamente de no certificar que China respeta los compromisos asumidos en el marco de la Declaración sino-británica, que rige el estado de autonomía de la antigua colonia británica. Esta certificación, que el gobierno estadounidense debe remitir en corto tiempo al Congreso, permitiría a Hong Kong mantener su estatus preferencial, especialmente en asuntos comerciales.

En tanto, miles de personas se manifestaron ayer domingo en las calles de Hong Kong para protestar por la ley de seguridad nacional que planea aplicar el régimen chino. La policía de la ciudad lanzó gases lacrimógenos y usó cañones de agua para disolver a los manifestantes que se habían concentrado en el céntrico distrito comercial de Causeway Bay de Hong Kong.

Los convocantes denuncian que la legislación propuesta por el Gobierno representa una amenaza a las libertades civiles y significa el fin del principio de “un país, dos sistemas”, además de atentar contra la autonomía que mantiene la ciudad de Hong Kong.

Esta legislación prohibirá “cualquier acto de traición, secesión, sedición, subversión” contra el Gobierno central chino, además del “robo de secretos de Estado y la organización de actividades en Hong Kong por parte de organizaciones políticas extranjeras”.

La denominada ley de seguridad nacional se debate actualmente en la Asamblea Nacional Popular china (ANP), que oficia de parlamento, y será aprobada antes de su conclusión el próximo jueves.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados