UNA MANO TENDIDA

El Vaticano lanza un plan para asistir ola migratoria venezolana

Es por dos años e incluye a ocho países de la región, entre los que no está Uruguay.

Brasil inició el fin de semana una operación en la ciudad de Boa Vista para trasladar a más de 800 venezolanos. Foto: EFE
Brasil inició el fin de semana una operación en la ciudad de Boa Vista para trasladar a más de 800 venezolanos. Foto: EFE

La Iglesia católica latinoamericana, con la coordinación del Vaticano, lanzó ayer lunes un plan de ayuda para los emigrantes de Venezuela. Se trata de un programa piloto para acoger, proteger e integrar a los miles de venezolanos que han tenido que salir del país por la crisis.

El plan, que lleva el nombre "Puentes de Solidaridad", fue presentado en el Vaticano por los encargados de la sección migrantes del Dicasterio (ministerio) para la Promoción del Desarrollo Humano Integral de la Santa Sede.

A pedido del papa Francisco, ocho conferencias episcopales de América del Sur —Brasil, Colombia, Ecuador, Perú, Chile, Bolivia, Paraguay y Argentina—, "decidieron unir fuerzas para dar una respuesta conjunta a los desafíos puestos por los flujos masivos de venezolanos, quienes han migrado a otro país sudamericano en estos últimos años", explicó en un comunicado el Vaticano.

Uruguay en principio no está incluido en la lista de países que participan del plan del Vaticano de ayuda a los inmigrantes venezolanos.

La Iglesia católica latinoamericana quiere aportar ayuda concreta a través de "una acción coordinada" a los venezolanos más vulnerables que han tenido que huir, así como a las comunidades locales que los reciben, precisa la nota.

"La idea nació espontáneamente en las conferencias episcopales latinoamericanas, es un proyecto compartido, que no cuenta con los fondos de Naciones Unidas pero que quiere atender una emergencia específica. Es algo nuevo y que durará dos años por ahora", explicó el sacerdote venezolano Arturo Sosa, superior general de los jesuitas.

Los llamados "agentes pastorales", formados especialmente, se ocuparán de todas las fases, desde su salida a su llegada a otros países y también de su eventual regreso a Venezuela. "Es un programa distinto a los de las Naciones Unidas. La lógica de la Iglesia es otra, es la lógica fraterna. De recoger al hermano que está necesitado. Hemos sido emigrantes y la iglesia nace de la emigración", reconoció Sosa.

El plan incluye la creación de centros de servicios y albergues para migrantes vulnerables, asistencia en temas de vivienda, búsqueda de trabajo e inclusión social y facilitación de acceso a servicios de educación y salud además de campañas de sensibilización.

El subsecretario del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano integral, que se ocupa de inmigración, el italiano Fabio Baggio, explicó que aún es demasiado difícil de calcular cuántos inmigrantes podrán beneficiarse de este programa, pero afirmó que el objetivo es ayudar a "varios cientos de miles".

Por el momento, añadió Baggio, es un proyecto de dos años de duración y para el que el dicasterio ha destinado 400.000 euros por año para repartir entre los ochos países y gracias a donaciones privadas, que se unirán a los fondos que destinará cada conferencia episcopal. Baggio explicó que el papa Francisco fue informado en septiembre de 2017 de la propuesta y animó a seguir adelante para "ayudar y asistir" a los inmigrantes venezolanos.

También explicó que el proyecto no está cerrado y que podrían entrar a colaborar más conferencias episcopales de otros países.

Por el momento la Iglesia de Venezuela no está incluida en el proyecto, pero Baggio valoró la colaboración positiva que están teniendo los gobiernos de los ochos países implicados a la hora sobre todo de ayudar en la asistencia para las gestiones burocráticas, como la regularización de estos inmigrantes.

Según informó el pasado viernes la Organización Internacional de las Migraciones, entre 2015 y 2017 el número de inmigrantes venezolanos en Latinoamérica pasó de 89.000 a 900.000 personas, lo que representa un incremento de más del 900%.

En todo el mundo la inmigración venezolana creció en ese mismo período casi un 110%, al pasar de 700.000 personas a 1,5 millones, según la misma fuente.

Esto equivale al 5% de la población venezolana (estimada en unos 31,5 millones) que ha abandonado su país en los últimos dos años debido a la aguda crisis económica, política y social en la que se encuentra la nación gobernada por Maduro.

Entre los países más afectados figura Colombia, cuyo gobierno calcula que cerca de 1 millón de venezolanos han cruzado la frontera, de los cuales 660.000 se han quedado en suelo colombiano.

Grupo de Lima.

En este contexto, la Comisión de Política Exterior del Parlamento de Venezuela, de mayoría opositora, pidió al llamado Grupo de Lima prorrogar la vigencia de los pasaportes de los venezolanos que tienen este documento vencido y que se encuentren en sus países, ya que, aseguró, "no hay consulado que los atienda".

Ese grupo de países, entre los que se encuentran Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú, surgió en agosto de 2017, con la Declaración de Lima, que cuestiona al régimen de Maduro por no permitir el ingreso de ayuda humanitaria.

Para Nicolás Maduro, todo es culpa de las "mafias"

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ve supuestas mafias detrás de las frecuentes fallas eléctricas que se registran en algunas zonas de Venezuela, y ordenó detener a los responsables ya identificados.

"Tenemos identificada a una élite que estuvo al frente de Enelven (compañía eléctrica en el estado Zulia ) y he ordenado en el plan contra las mafias que los busquen y les pongan los ganchos y vayan presos los que dirigen la guerra eléctrica, sin contemplaciones", dijo durante un acto proselitista.

Maduro, que buscará la reelección este 20 de mayo, dijo que ante la cercanía de los comicios estas mafias han saboteado el sistema eléctrico porque "quieren que el pueblo se confunda, quieren que el pueblo se moleste". Dijo que dentro de esta "guerra eléctrica" han cortado cables estratégicos y que esto, aseguró, ha causado la multiplicidad de apagones de los últimos meses, algunos de los cuales se han extendido en zonas por más de 24 horas seguidas.

El jefe del Estado venezolano señaló que exdirectivos de la compañía eléctrica regional "dirigen y contratan a las personas" que realizan los atentados.

Celebró que, pese a "tanta guerra eléctrica", cientos de personas se reunieron en el municipio Cabimas del estado Zulia para respaldar su candidatura.

Una vez más pidió a los venezolanos 10 millones de votos el 20 de mayo.

Inflación ya llegó al 13.779%

Los precios en Venezuela subieron 13.779% en doce meses hasta abril, alcanzando por primera vez los cinco dígitos, informó ayer lunes el Congreso, controlado por la oposición. La tasa interanual evidencia una de las hiperinflaciones más altas que haya sufrido un país latinoamericano. Según la medición de la Asamblea Nacional, en abril los precios en promedio aumentaron 80,1%, una aceleración mayor a la del mes anterior, de 67%. En lo que va de año, Venezuela registró un alza en el índice de precios de 897,2%. "Venezuela se convierte en la hiperinflación más grande de la historia experimentada por país alguno en Sudamérica y la segunda inflación más alta de Latinoamérica a lo largo de la historia", dijo el economista y diputado Ángel Alvarado, al presentar los datos. "Lo único que genera es miseria y está provocando una hambruna en el país", agregó. El Banco Central de Venezuela dejó de divulgar datos desde 2016.

La mayoría dice que no volverá

Un total de 203.989 personas se inscribieron en el primer mes del Registro Administrativo de Migrantes Venezolanos (RAMV) de Colombia, un censo que comenzó el pasado 6 de abril y se extenderá hasta junio próximo. "De este total, 18.613 dicen que retornarán a Venezuela y 181.157 permanecerán en Colombia", dijo la Presidencia en un comunicado. Entre los anotados hay 48.164 menores. El RAMV estará habilitado durante dos meses para los venezolanos que vivan en Colombia y no cuenten con una cédula de extranjería, una visa de permanencia, el permiso de ingreso y permanencia, o el permiso especial de permanencia. Del total de registrados, solo 2.768 están afiliados al sistema de salud, de los cuales 825 son menores y 1.943 son adultos, además de que 52.549 tienen un empleo informal, 46.888 son independientes, 34.935 están desempleados, 16.737 desarrollan labores de hogar, 2.144 tienen un empleo formal y 36.028 no reportan actividad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º