EL MURO JUDICIAL

Trump pierde en la Corte y debe proteger a inmigrantes

La Justicia mantiene el programa DACA, que iba a caer a partir del lunes.

Trump: la Corte le hizo beber un mal trago en su política migratoria. Foto: AFP
Trump: la Corte le hizo beber un mal trago en su política migratoria. Foto: AFP

Donald Trump sufrió otra derrota judicial en su batalla contra los inmigrantes. La Suprema Corte de Estados Unidos rechazó ayer lunes una petición del gobierno para rever fallos de dos tribunales inferiores que mantienen vigente el programa de protección a inmigrantes que llegaron al país siendo niños.

El Departamento de Justicia había solicitado a la Corte que intercediera directamente, evitando la participación de tribunales de apelación, para rever las decisiones que mantienen en marcha el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por su sigla en inglés), creado por el expresidente demócrata Barack Obama.

Ese programa protege de la deportación y legaliza la situación de inmigrantes llegados a Estados Unidos siendo niños. El presidente Trump decidió no renovarlo y que los beneficios aprobados para unos 690.000 inmigrantes —entre ellos unos 2.400 uruguayos— caerían el próximo lunes 5 de marzo.

Sin embargo, dos cortes federales —una en California y otra en Nueva York— bloquearon la determinación presidencial y mantuvieron vigente el programa.

Ahora el rechazo unánime de los jueces de la Suprema Corte de discutir la cuestión significa que la controversia sobre la interrupción o manutención del programa DACA deberá seguir su curso normal antes de retornar al máximo tribunal.

En ese período, el gobierno se verá forzado a aceptar pedidos de renovación de los beneficios ya otorgados al abrigo del programa a esos inmigrantes, en su mayoría de origen latinoamericano y conocidos como "dreamers".

La Corte Suprema no explicó el razonamiento de su fallo, pero dijo que la apelación fue "negada sin prejuicios", lo que indica que mantendrá la mente abierta respecto a las cuestiones legales subyacentes que son consideradas por una instancia menor. También dijo que espera que la corte de apelaciones "proceda con rapidez para decidir sobre el caso".

En una nota oficial, un vocero de la Casa Blanca reafirmó su convicción de que el programa DACA "es claramente ilegal". Ese programa "proporciona en masa permisos de trabajo y un sinfín de beneficios gubernamentales a inmigrantes ilegales", afirmó el portavoz Raj Shah.

En una teleconferencia el fiscal general de California, Xavier Becerra, apuntó que la decisión de la Suprema Corte "es una victoria para los dreamers y sin dudas una gran victoria para California. Una victoria del imperio de la ley y de nuestra economía".

Bajo el programa DACA, los beneficiarios tienen garantizada protección frente a la deportación y permisos de trabajo por periodos de dos años, tras el cual deben volver a aplicar.

Un total de 1,8 millones de personas es elegible para el programa, parte de los 11 millones de inmigrantes ilegales que viven en Estados Unidos.

El senador demócrata Richard Blumenthal señaló que la decisión de la Corte "pone algo más de tiempo en el reloj". Sin embargo, añadió, "no logra resolver el problema fundamental y no disminuye la urgencia del Congreso en adoptar una acción inmediata".

La adopción de una reforma completa del sistema migratorio se tornó un rompecabezas hasta ahora imposible de resolver para el Congreso.

Los legisladores del partido Demócrata en las dos cámaras se niegan a votar un proyecto de presupuesto federal para el año fiscal a menos que se halle una solución a los inmigrantes que por ahora se benefician del DACA. Desde octubre del año pasado el estado federal ha funcionado apenas con presupuestos temporarios ante la dificultad de hallar un terreno común que permita al Congreso aprobar una reforma del sistema migratorio.

Demanda.

En tanto, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, en inglés) interpuso ayer lunes una demanda contra el gobierno de Estados Unidos por separar a una madre de su hija cuando ambas llegaron a la frontera para solicitar asilo político. La demanda presentada ante la corte del distrito sur de California cita el caso de una mujer originaria de Congo que se entregó junto con su hija en noviembre pasado a agentes migratorios en San Diego alegando que temían por su vida en su país natal.

La mujer obtuvo una entrevista con un oficial de asilo, quien habría determinado que su argumento era creíble y que podía calificar para recibir asilo político seguido de su proceso migratorio.

Pese a ello, ella se mantiene recluida en un centro de detención al sur de San Diego, mientras que su hija fue enviada a más de 3.000 kilómetros de distancia, a un centro en Chicago en donde ha permanecido los últimos cuatro meses.

Una vez que fueron separadas, la madre identificada como "la señora L", pudo escuchar a su hija que se encontraba en otra sala, "frenéticamente gritando" para que la regresaran a su lado, dice la demanda.

IVANKA

"Le creo", dijo sobre denuncias de acoso sexual

La hija mayor de Donald Trump consideró "desubicada" la pregunta de un periodista sobre qué pensaba respecto a las acusaciones de muchas mujeres contra su padre de tener comportamientos sexuales inapropiados previo a postularse como presidente. "¿Le cree a las que acusadoras de su padre?" , preguntó el periodista de NBC a Ivanka durante una entrevista difundida ayer lunes. "Pienso que es realmente desubicado preguntarle a una hija si le cree a las acusadoras de su padre cuando él ha indicado claramente que esas acusaciones son falsas", respondió.

"No creo que le hiciera esta misma pregunta a muchas otras hijas", añadió. "Le creo a mi padre, conozco a mi padre. Soy su hija, creo que tengo derecho a creerle a mi padre", concluyó. AFP

TRUMP

"Habría entrado corriendo sin arma" para detener al tirador de Florida

El presidente Donald Trump dijo ayer lunes que si hace falta "luchará" contra la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés), y pidió aumentar las instituciones psiquiátricas para ingresar a gente como el autor del tiroteo en Florida. "No se preocupen por la NRA. Están de nuestro lado. La mitad de ustedes tienen mucho miedo de la NRA, y no hay nada que temer", afirmó Trump en un encuentro con los gobernadores en la Casa Blanca. "Si no están con nosotros, tenemos que luchar con ellos de vez en cuando. Eso no está mal", agregó.

Trump afirmó que él habría tenido el coraje de entrar incluso sin armas en la escuela de Florida para impedir la masacre. "Pienso que yo habría corrido e ingresado (a la escuela) aun sin tener un arma, y creo que la mayoría de ustedes habría hecho lo mismo", dijo.

Esta declaración apunta a un agente de seguridad armado que el día de la masacre evitó ingresar para tratar de interceptar a Cruz. "El desempeño ha sido francamente una vergüenza", dijo el presidente, quien reiteró su convicción de que las escuelas son "imanes" para personas que desean protagonizar masacres porque son "áreas libres de armas".

La semana pasada Trump propuso entrenar profesores y maestros para que carguen armas de forma encubierta para reaccionar en casos de ataques a escuelas, una propuesta rechazada por educadores y defensores de controles a las armas.

También se pronunció a favor de mejorar los controles de antecedentes, el aumento de la edad legal para comprar armas —a menudo disponibles para la venta a una edad más temprana que el alcohol—, y la prohibición de los "bump stocks", unos dispositivos, utilizados por Stephen Paddock durante la matanza de Las Vegas (58 muertos), que transforman fusiles semitautomáticos en armas automáticas.

"Acabaremos con los bump stocks. Los acabaré yo mismo y no me importa si el Congreso lo hace o no", insistió ante los gobernadores. Estas declaraciones marcan una divergencia notable con las propuestas de la NRA, el poderoso lobby de las armas que pagó 30 millones de dólares a la campaña presidencial de Trump.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)