Publicidad

Sigue la tensión entre Argentina y España; ambos reclaman disculpas por fuertes declaraciones

Javier Milei llamó “calaña” a Sánchez y tildó de “corrupta” a su esposa, Begoña Gómez, al disertar el domingo en un evento organizado en Madrid por el partido ultraderechista español Vox.

Compartir esta noticia
Empresas españolas con inversiones en Argentina criticaron los dichos de Milei
Empresas españolas con inversiones en Argentina criticaron los dichos de Milei
Foto: AFP

EFE, AFP La Nación (GDA)
Argentina y España continuaron ayer alimentando su crisis diplomática a partir de los dichos del presidente Javier Milei sobre la esposa del mandatario español Pedro Sánchez. Ambos países se reclamaron disculpas. Para el Gobierno de Argentina, sin embargo, no hay un conflicto diplomático con España, sino que la inédita tensión desencadenada el pasado fin de semana no es más que un problema personal entre Milei y Sánchez.

Ayer lunes, el portavoz presidencial argentino, Manuel Adorni, afirmó que no se comprende por qué el Gobierno español decidió llamar a consultas a su embajadora en Buenos Aires, María Jesús Alonso, después de que Milei llamara este domingo “calaña” a Sánchez y tildara de “corrupta” a su esposa, Begoña Gómez, al disertar en un evento organizado en Madrid por el partido ultraderechista español Vox.

Según Adorni, Milei “no hizo mención a nadie en particular” y agregó que, en todo caso, sus palabras fueron una “reacción menor” a una “catarata de insultos” que, a su juicio, en los días previos lanzaron miembros del Gobierno español y el propio Sánchez.

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez
Sánchez: el presidente argentino "no estuvo a la altura"
Foto: EFE

Por eso, consideró que “no hay un problema diplomático”, sino “un intercambio de mal gusto iniciado por el presidente Sánchez”.

“El Gobierno argentino insta a que los funcionarios del Reino de España pidan disculpas por los agravios que se le endilgaron a Milei, entre ellos, el de consumir sustancias, el de ser un gobierno del odio, ser un ejemplo de negacionismo y atentar contra la democracia”, sostuvo el portavoz.

Calificó como “poco meditada” la decisión de España de llamar a consultas a su embajadora y se mostró confiado en que, “superadas las instancias electorales en Europa que motivan esas acciones”, se puedan “reconducir las relaciones” bilaterales.

El ministro de Exteriores español, José Manuel Albares, convocó ayer lunes al embajador argentino en Madrid, Roberto Bosch, a quien le trasladó la “exigencia de una rectificación pública” ante las palabras de Milei, confirmaron fuentes diplomáticas españolas.

La canciller argentina, Diana Mondino, quien mantuvo este domingo un breve contacto telefónico con la embajadora española, se limitó ayer a dar una entrevista, en la que afirmó que “las reiteradas acusaciones personales” buscan “arrojar” a Milei “al ‘fango de la política’ socialista frente a las próximas elecciones europeas” del 9 de junio.

En un mensaje en la red social X a su llegada a Buenos Aires, Milei expresó que volvía “surfeando sobre una ola de lágrimas socialistas”.

Declaraciones de Milei han desencadenado tensiones con líderes de otros países como México, Colombia o Brasil.

Javier Milei
Javier Milei.
Foto: AFP

Pese al entredicho con Sánchez, Milei no desiste de su plan de regresar a Madrid el 21 de junio, cuando será galardonado por la organización liberal Juan de Mariana.

Milei incluirá en ese viaje una gira que le llevará también a Italia -para la cumbre del G7- y Alemania y, posiblemente, a Francia para una cita con el presidente de ese país, Emmanuel Macron

Réplica española

Sánchez, por su parte, acusó a Milei de no estar “a la altura” al acusar de “corrupta” a su esposa.

“Entre los Gobiernos, los afectos son libres, pero el respeto es irrenunciable, por eso hemos pedido al actual presidente del Gobierno de la República Argentina una rectificación pública”, dijo Sánchez en un encuentro empresarial en Madrid.

“La respuesta del Gobierno de España será acorde a la dignidad que representa la democracia española y a los lazos de hermandad que unen a España y Argentina”, liderada ahora “por un presidente que, por desgracia, no ha estado a la altura”, añadió Sánchez poco después de que su Gobierno convocara al embajador argentino en Madrid para expresarle su protesta.

Preguntado explícitamente sobre romper relaciones diplomáticas, el ministro español Albares dijo en la radio Cadena Ser que se contemplaba tal posibilidad. “Si no hay disculpas públicas, lo vamos a hacer”, aseguró el canciller español.

Por su parte, las principales empresas multinacionales españolas que el sábado enviaron representantes a reunirse con Milei en Madrid salieron a condenar con duros comunicados el discurso que el presidente argentino pronunció el domingo en la cumbre de Vox.

Javier Milei
Javier Milei
Foto: Archivo El País

Telefónica, Abertis, Iberia, Naturgy, más los bancos Santander y BBVA rechazaron el ataque de Milei contra Sánchez y su esposa, Begoña Gómez.

Las compañías con intereses en la Argentina se plegaron a la posición que había sentado horas antes el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi: calificó de “fuera de tono” los dichos de Milei y consideró que fueron una expresión de “falta de lealtad institucional”.

“Nosotros rechazamos profundamente unas declaraciones fuera de tono, no en un mensaje diplomático, que es el que se tiene que tener entre dos países amigos, contra el presidente del gobierno y contra la mujer del presidente. No es el sitio ni el lugar, no es lo que se pide a dos países hermanos”, dijo Garamendi en declaraciones a la cadena SER recogidas por Europa Press. Para el líder de la CEOE, la principal patronal española, “no tiene absolutamente ningún sentido que se ataque” a Sánchez y además hacerlo en Madrid.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad