Publicidad

riesgos

Purple Drank: el peligroso trago mezclado con droga que ya empezó a circular en Argentina

"Estos tragos son una nueva forma de drogarse con una sustancia que ya era conocida”, señaló el toxicólogo Francisco Dadic.

Compartir esta noticia
Purple Drank.
Purple Drank.
Foto: Shutterstock

Hace algunas semanas, un grupo de cinco adolescentes que viven en la zona norte de la provincia de Buenos Aires hicieron una fiesta en una casa. Habían conseguido codeína para hacer Purple Drank, un trago que surge de mezclar esa droga con bebidas dulces. Todos quedaron inconscientes. Cuando llegaron los padres, los jóvenes se encontraban tirados en el living de la casa y sobre la galería que da al jardín. Lograron despertar a algunos, mientras que otros fueron hospitalizados.

Los tragos hechos a base de codeína mezclada con bebidas dulces, según los especialistas consultados, son una peligrosa moda que se impone entre algunos jóvenes. Se trata de una droga prescrita presente en jarabes para la tos, y su consumo para uso recreativo se empezó a popularizar, primero en Estados Unidos, y luego en Europa. Ahora, también se está haciendo relativamente conocida en Argentina.

El País consultó al secretario general de la Junta Nacional de Drogas, Daniel Radío, sobre el uso de la sustancia en Uruguay. "Tenemos un Sistema de Alerta Temprana (SAT). Por ahora no tenemos ningún caso denunciado allí", señaló el jerarca.

Codeína.
Foto: Shutterstock, LA NACIÓN (GDA)
Foto: Shutterstock, LA NACIÓN (GDA)

En tanto, Francisco Dadic, toxicólogo del Hospital General de Agudos Carlos Durand, de Argentina, habla de cómo se ha expandido el uso de la droga en el vecino país. “Me ha pasado de ir a dar charlas en colegios y, además de preguntarme por cocaína, alcohol, entre otras drogas, ahora los chicos también me consultan por la codeína. Los jóvenes la conocen porque lo han escuchado en la tele o la asocian a determinados artistas. Estos tragos son una nueva forma de drogarse con una sustancia que ya era conocida”, detalló.

“A nosotros aún no nos llegó un caso de intoxicación por codeína al hospital, pero sabemos que en el exterior es muy frecuente. En Argentina es difícil conseguir esta droga, no hay presentaciones hoy en las farmacias que tengan codeína, por eso no creo que se expanda demasiado a nivel local. Por supuesto, un exceso de codeína puede generar la muerte, aunque es un opioide más liviano que la morfina o el fentanilo”, resaltó, por su parte, Carlos Damin, jefe de Toxicología del Hospital Fernández (Buenos Aires).

¿Qué es la codeína?

Ramiro Heredia, médico clínico, explicó que la codeína, o metilmorfina, es un alcaloide derivado del opio, que forma parte del grupo de los fármacos opiáceos u opioides, junto con la morfina, el fentanilo, la oxicodona, hidrocodona y el tramadol, entre otros. Se trata de una droga que actúa a nivel del sistema nervioso central y sobre las vías del dolor, al reducir los efectos de las endorfinas que intervienen en la transmisión de las señales dolorosas. Entre los efectos adversos, están la somnolencia, confusión, náuseas, vómitos, constipación, y la depresión respiratoria, lo que puede llegar a comprometer la vida.

Conseguir la codeína en Argentina es muy complejo porque casi no hay jarabes en las farmacias que contengan esa droga, aunque grupos de jóvenes de alto poder adquisitivo logran traerla del exterior, tal como sucedió en el caso de los cinco adolescentes intoxicados.

"El trago (Purple Drank) tiene codeína y, en algunos casos, también prometazina, usualmente usado para cuadros alérgicos. Esto se mezcla con refrescos dulces y también suelen ponerle caramelos dentro del vaso. La codeína es un derivado de la morfina, el fentanilo, que son medicamentos muy buenos, pero si se abusa de ellos pueden ser muy peligrosos”, explicó Francisco Dadic, toxicólogo del Hospital General de Agudos Carlos Durand.

Los efectos de este cóctel son variados. Dadic señaló que, sobre todo, es un depresor del sensorio, esto hace que la persona que lo consume pierda capacidades cognitivas y entre en un estado de relajación, aunque en algunos casos también pueden verse cuadros de cierta euforia. Y, por supuesto, el efecto variará según con qué se lo mezcle, como puede ser con alcohol o cualquier otra droga. También sucede que en algunas ocasiones la droga puede causar euforia y, aunque no es frecuente, puede disparar algunas alucinaciones.

Los peligros de consumir codeína en exceso

Los riesgos de abusar de la codeína son altos. “El mayor peligro surge porque la codeína podría inhibir la función respiratoria, entonces la persona entraría en un paro respiratorio. También un exceso de esta droga te puede llevar a un coma profundo. Es una sustancia muy potente para el organismo, una sola administración en una dosis alta te puede llevar a la muerte. Además, tanto la codeína, como el resto de los opioides, son altamente adictivos. Si bien la adicción es multifactorial, estas drogas generan mucha dependencia”, describió Dadic.

El especialista resaltó el uso de la codeína, además de empezar a crecer como una “droga recreativa”, también se profundizó luego de la pandemia, dado que muchos pacientes la usaban para frenar cuadros de tos crónica, una de las secuelas del virus. “Me pasó de ver en el consultorio personas que por el coronavirus empezaron a consumir jarabe para la tos y pasaron a ser dependientes de la codeína”, afirmó Dadic.

Con información de Alejandro Horvat, LA NACIÓN (GDA)

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad