LAS PIEZAS QUE MOVIÓ TRUMP

Pompeo, el servidor fiel que llega para imponer la línea dura

Deja la CIA y pasa a dirigir la diplomacia de Estados Unidos

Mike Pompeo. Foto: Reuters
Mike Pompeo. Foto: Reuters

Mike Pompeo, que asumirá como secretario de Estado luego de dirigir la CIA durante un año, se ganó la confianza de Donald Trump brindándole personalmente en el Salón Oval los informes diarios de seguridad nacional. Pompeo comparte la línea dura de Trump respecto a Irán y Corea del Norte y evita contradecir al presidente de que Rusia no actuó en su favor durante la campaña electoral de 2016, aunque esa fue la conclusión de la CIA. "Con Mike Pompeo tenemos una forma de pensar similar. Tiene una tremenda energía, un tremendo intelecto; siempre estamos en la misma onda", dijo Trump ayer minutos después de anunciar por Twitter el cese de Tillerson y la consecuente llegada de Pompeo.

Pompeo, de 54 años, realizó una carrera meteórica. Nacido y educado en el sur de California, egresó con la mayor graduación de su clase en la academia militar de West Point en 1986, especializado en ingeniería.

Hizo el servicio militar durante cinco años —nunca en combate—, y luego ingresó en la facultad de Derecho de Harvard. Entre 1986 y 1991, estuvo destinado en Europa "patrullando el Telón de Acero antes de la Caída del Muro de Berlín", según su página web en el Congreso. Más tarde fundó una empresa de ingeniería en Wichita, Kansas, donde sus apoyos financieros incluyeron a los conservadores hermanos Koch, multimillonarios petroleros y poderosos operadores republicanos. Los Koch también apoyaron su llegada al Congreso en 2010. Rápidamente pasó a integrar el Comité de Inteligencia de la Cámara, que, como organismo de control de la CIA y otras agencias, estaba al tanto de los secretos mejor guardados del país. Pero Pompeo ganó notoriedad en un comité especial que los republicanos formaron para investigar la muerte en 2012 del embajador en Libia y otros tres estadounidenses en Bengasi. Se convirtió así en un firme opositor a Hillary Clinton, a quien como secretaria de Estado se la acusaba de tener responsabilidad política por los asesinatos. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)