PANDEMIA 

Polémica por turistas que buscan vacunarse contra el COVID en Miami

En Argentina, una panelista de TV contó que había sacado número para su madre y llovieron las consultas. Las autoridades confirman el ingreso de extranjeros para vacunarse.  

Vacuna contra el COVID-19. Foto: Reuters
Vacuna contra el COVID-19. Foto: Reuters

Las redes sociales y la televisión argentina tienen un nuevo tema para debate: viajar a Miami para vacunarse contra el COVID. Todo comenzó con un posteo en Instagram de Yanina Latorre (esposa del exjugador argentino Diego Latorre y panelista en un programa de farándula). Allí la argentina escribió: "Les cuento que acá están dando la de Pfizer y le acabo de sacar un turno a Dora. Me llevo a mamá vacunada a Buenos Aires, ¿no es genial?", Latorre fue contando cómo había agendado número para su madre de 80 años en Estados Unidos. "El dato me lo pasó una amiga mía que vive en Miami, y me dijo que la mamá de otra argentina que no es residente y vino de vacaciones se vacunó. Al parecer, a mayores de 65 años que estén en Miami, aunque no sean residentes, se la dan" dijo Latorre según publica el diario argentino La Nación. A Latorre le llovieron mensajes de consulta según contó luego en Canal 13.

¿Entonces puede un extranjero viajar y recibir gratis la vacuna en Estados Unidos? Al parecer, no es ilegal y se detectaron otras irregularidades. 

Es que en Florida (Estados Unidos), la vacuna contra el COVID-19 es gratis para los mayores de 65 años. Y sí, está atrayendo a turistas no sólo de Argentina, también de otras zonas de América Latina, de Canadá y de otros estados de Estados Unidos. Les llaman los golondrinas y está indignando a los ciudadanos de Florida. 

El alcalde de Miami, Francis Suárez, en unas declaraciones televisivas, dijo que es "asqueroso" que esto suceda y prometió investigar el tema a raíz del posteo deL atorre. 

Los medios recogen también declaraciones de ciudadanos que han reaccionado con indignación y pedido prioridad para los residentes en un estado donde las autoridades no se cansan de repetir que la demanda de vacunas es mayor que la disponibilidad y piden paciencia a la gente.

Gonzalo Martínez, de 76 años y quien tiene puesto un marcapasos, se quejó en unas declaraciones a Univision que "es bastante grave que estén vacunando a turistas mientras que los ciudadanos americanos no nos podemos vacunar".

Un turista mexicano, Miguel Bergencal, que habló desde el automóvil donde esperaba su turno para vacunarse, dijo haber venido a Florida por ese motivo, porque "en México la situación es bastante compleja".

El expresidente y exdirector ejecutivo de Time Warner Richard Parsons contó al canal CNBC este viernes que viajó desde Nueva York a Florida para vacunarse y elogió el plan de este estado sureño para inmunizar a los mayores de 65 años.


"No se cómo Florida les lleva la delantera a todos. Vas a internet, haces una cita y obtienes la cita", dijo Parsons, quien tiene 72 años.

Las cifras actuales de casos y muertes por COVID-19 en Florida son las más altas desde marzo pasado. El jueves y viernes los casos nuevos diarios superaron los 19.000. El Gobierno estatal de Florida, que nunca ha hecho obligatorio el uso de tapabocas desde el inicio de la pandemia, apuesta por completo a la vacuna y no a otras medidas para bajar la subida de la incidencia de la enfermedad.

El plan de vacunación, iniciado a mediados de diciembre, está por ahora centrado en el personal médico de primera línea, en los residentes en centros geriátricos y los que los cuidan y en los mayores de 65 años, que están teniendo que hacer fila durante horas en centros de vacunación y peleando con unos sistemas informáticos para obtener cita a menudo colapsados.

El diario digital MyPalmBeachPost reprodujo este sábado algunas de las reacciones que produjo entre los residentes del sur de Florida el turismo de vacunas. 

Lo cierto es que no es ilegal. En Florida para vacunarse tan solo se pide a los candidatos a recibir la vacuna que demuestren que tienen 65 años mediante un documento de identidad con fotografía.

Esta semana se supo también que hay una investigación abierta a una residencia geriátrica del condado Palm Beach (sureste de Florida) donde presuntamente recibieron la vacuna contra COVID-19  no solo los empleados y residentes, sino más de 80 donantes de la institución y miembros de un club de campo cercano. Además un hospital del condado de Miami-Dade, el Baptist Health South, conoció que vacunó a personas que no eran ni personal sanitario ni pacientes sino gente que "apoya" a la institución.

Según el diario Miami Herald, otros hospitales del sur de Florida han hecho lo mismo con sus donantes. El senador republicano por Florida Rick Scott escribió en Twitter que es "inmoral" que en un centro geriátrico se administren vacunas a quienes no trabajan ni residen allí.

Interrogado por los medios acerca de si Florida es en este momento la meca del "turismo de vacunas", el gobernador Ron DeSantis indicó que es difícil impedir que quienes no residen permanentemente aquí se vacunen, dada la cantidad de personas de otras zonas de EE.UU. y de otros países que pasan temporadas en el estado o tienen viviendas de vacaciones.

No obstante, afirmó: "estamos desalentando a la gente a venir a Florida solo para ponerse la vacuna". De acuerdo con DeSantis, la semana entrante llegarán a Florida otras 250.000 dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna que su administración ha solicitado al Gobierno federal.

En Florida viven 4,5 millones de personas de 65 años o más. A día de hoy se han puesto la vacuna 384.223 personas en este estado, según cifras oficiales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error