ARABIA SAUDITA

Petrolera saudí Aramco anuncia salida en bolsa

Pieza clave del plan “Visión 2030” del príncipe heredero.

Aramco. Foto: Reuters.
Aramco. Foto: Reuters.

Aramco, la petrolera estatal de Arabia Saudita y la compañía más rentable del mundo, anunció ayer domingo que comenzará a cotizar en la bolsa del reino. Pero Aramco ofreció pocos detalles sobre el número de acciones a vender, el precio o la fecha de lanzamiento.

La cotización en bolsa de Aramco es la principal medida de un ambicioso plan de reformas llamado “Visión 2030”, impulsado por el príncipe heredero saudita Mohammed bin Salman, cuyo objetivo es diversificar la economía del país, muy dependiente del petróleo.

El anuncio de la salida a bolsa había sido aplazado varias veces por las condiciones desfavorables en los mercados.

En septiembre, los ataques de drones contra instalaciones de Aramco provocaron la suspensión de la mitad de su producción e hicieron temer una pérdida de confianza de los inversores. Arabia Saudita acusó a Irán de haber alentado el ataque, reivindicado oficialmente por los rebeldes hutíes de Yemen, que tienen el apoyo del régimen iraní.

Según fuentes cercanas a la petrolera, Aramco debería sacar al mercado un 5% de su capital. La salida a bolsa podría valorizar a la empresa entre 1,5 y 1,7 billones de dólares, lo que sería la mayor capitalización del mundo.

Según fuentes de Reuters, la compañía petrolera saudí podría ofrecer entre el 1% y el 2% de sus acciones en la bolsa local, recaudando entre 20.000 y 40.000 millones de dólares. Por encima de los 25.000 millones de dólares superaría el récord del gigante chino del comercio electrónico Alibaba en 2014.

“Hoy es la oportunidad adecuada para que los nuevos inversores puedan cosechar los beneficios de la capacidad de Aramco para lograr valor y aumentarlo a largo plazo”, dijo el presidente de Aramco, Yasir al-Rumayyan, en una conferencia de prensa en la sede de la empresa en Dhahran.

La compañía pasará los próximos 10 días hablando con los inversionistas y sondeando su interés, dijo.

Desde que en 1938 se descubrió el primer yacimiento petrolero en Arabia Saudita, llamado desde entonces el “pozo de la prosperidad”, Aramco ha creado una riqueza colosal en el reino saudí.

Aramco nació de un acuerdo de concesión en 1933 entre el gobierno saudita y la Standard Oil Company of California.

Las prospecciones arrancaron en 1935 y tres años más tarde el petróleo empezó a salir a raudales. En 1949 la producción alcanzó un nivel récord de 500.000 barriles al día y siguió aumentando tras el descubrimiento de nuevos campos petroleros como el de Ghawar, el más grande del mundo, con unos 60.000 millones de barriles de reservas.

En 1973, en plena subida del precio del barril por el embargo que los productores árabes impusieron a Estados Unidos por su apoyo a Israel, el gobierno saudita compró otro 25% de Aramco, lo que llevó su parte al 60% y se convirtió así en el principal accionista.

En 1980, la empresa fue nacionalizada y ocho años más tarde cambió de nombre a Saudi Arabian Oil Company (o Saudi Aramco). Desde los años 1990, invirtió miles de millones de dólares en proyectos de expansión que llevaron su capacidad de producción a más de 12 millones de barriles al día.

Actualmente Aramco tiene unos 260.000 millones de reservas probadas, lo que sitúa a Arabia Saudita como segundo país con más reservas del mundo, por detrás de Venezuela.

La compañía también opera en el extranjero, a través de compras de empresas o de la creación de compañías conjuntas. Aramco también dispone de una red nacional e internacional de oleoductos y refinerías y ha extendido su presencia a la industria petroquímica.

En abril el grupo publicó por primera vez sus cuentas y anunció un beneficio neto de 111.100 millones de dólares en 2018 -un aumento del 46% con respecto al año anterior- así como unos ingresos anuales de 356.000 millones de dólares.

Aramco representó cerca de uno de cada ocho barriles de petróleo crudo producido a nivel mundial entre 2016 y 2018.

Sus ingresos netos para el tercer trimestre de 2019 ascendieron a 21.100 millones de dólares, según cálculos de Reuters, achicando los ingresos para el mismo período de gigantes petroleros como Exxon Mobil Corp, que fueron de poco más de 3.000 millones de dólares.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)