EE. UU. 

Qué está pasando en Estados Unidos: claves para entender lo que ocurrió en el Capitolio

Mientras sesionaba el Congreso, seguidores de Trump asaltaron el Capitolio para frenar la certificación de Biden como presidente electo. Fallecieron cinco personas. 

Asalto en el Capitolio. Foto: Reuters
Asalto en el Capitolio. Foto: Reuters

Lo que parecía ser una multitudinaria manifestación terminó, ayer en la tarde, por el asalto al Capitolio de Estados Unidos. Cinco personas fallecidas, el bloqueo de la cuenta de Twitter de Trump, la respuesta internacional y la ratificación de Joe Biden como presidente electo en el país norteamericano: ¿cómo entender todo lo que sucedió ayer en Estados Unidos?

El pedido a manifestarse que apoyó Trump

Manifestantes pro-Trump. Foto: AFP
Manifestantes pro-Trump. Foto: AFP

Un día antes de la protesta que terminó con el asalto al Capitolio, cientos de partidarios del presidente estadounidense, Donald Trump, comenzaron a reunirse en Washington DC, para realizar protesta convocada por el mandatario, que se negaba a admitir su derrota en las elecciones de noviembre.

"Mi comandante en jefe me llamó y mi Señor y Salvador me dijo" que viniera, dijo Debbie Lusk, de 66 años, una contadora jubilada de Seattle, en la costa oeste del país.

"O recuperamos nuestro país o ya no existe", declaró a la AFP.

Trump tuiteó que sus seguidores deberían encontrarse en Washington DC para lo que prometió sería un día de protestas "salvaje".

"No confiamos en el resultado de las elecciones", dijo Chris Thomas, de 69 años, una vendedora jubilada que llevaba puesto un sombrero de Trump.
Thomas dijo a la AFP que ella y su esposo habían viajado desde Oregón porque creen "en la libertad de Estados Unidos" y para mostrar su apoyo a las políticas económicas de Trump que ayudaron a prosperar el negocio de vino de su hijo.

La pugna de Trump

El presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, lanzó el miércoles un intento de último minuto para revertir su derrota electoral, antes de que el Congreso iniciara la certificación de la victoria de Joe Biden y cuando los demócratas se encaminaban a tomar control del Senado.

El mandatario republicano reprendió a los republicanos "débiles" que planean votar por la certificación y presionó al vicepresidente Mike Pence, quien preside la sesión.

Asalto en el Capitolio. Foto: Reuters
Asalto en el Capitolio. Foto: Reuters

"Nunca nos rendiremos. Nunca concederemos", dijo Trump bajo un cielo cargado de nubes a la multitud que lo vitoreaba, donde se veían pocos tapabocas pese al recrudecimiento de la pandemia.

"Espero que Mike tenga el coraje de hacer lo que tiene que hacer", dijo Trump, denunciando las elecciones estadounidenses como menos honestas que las de "los países del Tercer Mundo".

"La Constitución me impide reclamar una autoridad unilateral para determinar qué votos electorales deben contarse y cuáles no", afirmó Pence en un comunicado. 

Triunfo de Biden

El miércoles seis de enero Congreso se disponía a certificar la victoria de Joe Biden a la Casa Blanca.

La presencia de seguidores de Trump solo entorpeció un camino inevitable: Donald Trump deberá dejar la Casa Blanca. Siete horas después,  la sesión concluyó con Pence declarando la derrota de ambos en las elecciones de noviembre.

Biden tomará juramento el 20 de enero, y la mayoría en el Senado les daría a los demócratas control de ambas cámaras del Congreso, permitiéndole impulsar su agenda legislativa.

Caos en el Capitolio

El capitolio tras turba pro-Trump. Foto: Reuters
El capitolio tras turba pro-Trump. Foto: Reuters

Al grito de "Trump ganó", cientos de seguidores del mandatario irrumpieron este miércoles en el Congreso de EE.UU. tras desbordar a la Policía y provocaron caóticas escenas en la capital estadounidense, por lo que el Gobierno de la ciudad ordenó el toque de queda.

Las imágenes muestran cómo los seguidores del mandatario saliente se encaran con los agentes que conforman la barrera policial de seguridad y son repelidos con gases lacrimógenos.

Posteriormente, cristales rotos, puertas quebradas y peleas en el interior del Congreso entre seguidores de Trump y los policías encargados de custodiar el Legislativo.

La Policía ordenó entonces la evacuación de todos los legisladores al verse superada por los manifestantes.

Algunos de los manifestantes lograron acceder al pleno de la Cámara de Representantes e incluso uno se sentó en uno de los sitios destinados para los discursos oficiales al grito de "Trump ganó".

A la vez, se fueron conociendo informaciones de disparos dentro del Capitolio, a lo que siguió la orden de la alcaldesa Muriel Bowser de decretar el toque de queda en la ciudad.

Al mediodía, y ante la espiral del caos, Trump comenzó a llamar a la calma.
"Pido a todo el mundo en el Capitolio que sea pacífico. Nada de violencia. Recuerde, somos el partido de la Ley y el Orden, respeten a nuestros grandes hombres y mujeres de uniforme", escribió el mandatario.

No obstante, culpó a su vicepresidente, Mike Pence, que presidía la sesión en el Congreso, del caos generado en Washington por no haberse arrogado poderes que no le otorga la Constitución para revocar la victoria electoral de Biden.

"Mike Pence no tuvo la valentía de hacer lo que debería haber hecho para proteger a nuestro país y a nuestra Constitución (...). ¡Estados Unidos exige la verdad!", escribió Trump en un primer tuit mientras sus seguidores entraban a la fuerza en el Capitolio.

Una mujer murió tras recibir un disparo el miércoles durante disturbios de partidarios del presidente Donald Trump en la sede del Congreso de Estados Unidos, dijo una portavoz del departamento de policía de Washington.

Cinco fallecidos

La mujer que murió el miércoles tras participar del asalto a la sede del Congreso en Washington fue abatida por la policía del Capitolio, anunció el jefe de la policía de la capital estadounidense.

Una exmilitar y ardiente seguidora del presidente Donald Trump se llamaba Ashli Babbitt, y vivía en el sur de California, reportaron medios estadounidenses citando a su familia.

La mujer fue parte de un grupo de manifestantes partidarios del mandatario estadounidense que irrumpieron en el Capitolio, cuando los legisladores llevaban a cabo la certificación del triunfo del demócrata Joe Biden en las presidenciales de noviembre.

"Agentes uniformados de la policía del Capitolio los enfrentaron, y en un momento, uno de ellos hizo uso de su arma de servicio" y la alcanzó con un disparo, declaró en conferencia de prensa el jefe de ese cuerpo, Robert Contee. Fue declarada muerta tras llevarla al hospital.

El funcionario señaló que se abrió una investigación por este "hecho trágico".

Otras tres personas, una mujer y dos hombres, murieron en los alrededores del Capitolio "por emergencias médicas" distintas, dijo Contee, sin precisar si se trataba de manifestantes.

La policía además realizó 52 arrestos, incluyendo 26 dentro del Capitolio.

Un día después de lo sucedido un oficial de la Policía del Capitolio murió como consecuencia de las heridas sufridas el miércoles durante el asalto a la sede del Congreso estadounidense, en Washington, por simpatizantes del presidente Donald Trump, anunciaron las autoridades la noche del jueves.

El agente Brian Sicknick "respondía a los disturbios el miércoles en el Capitolio y fue herido mientras se enfrentaba físicamente con los manifestantes", informó la Policía del Capitolio en un comunicado. "Regresó a su oficina y colapsó".

"Fue llevado a un hospital local donde sucumbió a sus heridas" la noche del jueves.

Bloqueo de la cuenta de Trump

Facebook dijo que retiró un video publicado en su red social por el presidente de Estados Unidos Donald Trump por incitar a la violencia de sus partidarios que irrumpieron el miércoles en el Capitolio.

"Esta es una situación de emergencia y estamos tomando las medidas de emergencia apropiadas; incluyendo la de eliminar el video del presidente Trump", dijo el vicepresidente de Facebook Guy Rosen en un tuit.

Twitter dijo que había bloqueado temporalmente la cuenta del presidente de Estados Unidos Donald Trump durante 12 horas por "repetidas y graves violaciones" de las normas de integridad cívica de la plataforma de redes sociales y amenazó con una suspensión permanente.

Twitter dijo que requirió la eliminación de los tuits de Trump "como resultado de la situación violenta sin precedentes en Washington, D.C.”.
La empresa dijo que si tuits, en los que el presidente promueve afirmaciones infundadas sobre la elección, no eran eliminados la cuenta permanecería bloqueada, por lo que el presidente no podría tuitear más desde @realDonaldTrump.

Twitter también dijo que futuras violaciones de sus reglas podrían resultar en la suspensión permanente de la cuenta.

El retorno del Congreso

La confirmación de Biden como presidente de Estados Unidos. Foto: Reuters
La confirmación de Biden como presidente de Estados Unidos. Foto: Reuters

El Congreso de EE.UU. retomó este miércoles su sesión para corroborar el resultado de las elecciones de noviembre, pese a los destrozos y la conmoción generados por el asalto al Capitolio, anunció la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi.

La sesión, que comenzó a primera hora de la tarde pero tuvo que interrumpirse debido a la irrupción en el Capitolio de los seguidores del presidente saliente Donald Trump, se reanudó  a las 20.00 (01.00 GMT del jueves), indicó Pelosi.

"Hoy se ha cometido un asalto vergonzoso contra nuestra democracia. Estuvo ungido en el nivel más alto del Gobierno. Sin embargo, no puede disuadirnos de nuestra responsabilidad de validar la victoria de Joe Biden", escribió Pelosi.

"Por eso, (...) y después de llamar al Pentágono, el Departamento de Justicia y el vicepresidente (Mike Pence), hemos decidido que deberíamos proceder esta noche en el Capitolio una vez que esté despejado para su uso", añadió.
La presidenta de la Cámara Baja expresó su "gran tristeza" por lo ocurrido y dijo que la sesión del Congreso "formará parte de la historia, debido a la imagen vergonzosa del país que se ha mostrado al mundo, instigada al más alto nivel", en referencia a Trump.

Estado de emergencia

La alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, anunció una extensión del estado de emergencia por 15 días hasta la juramentación de Biden el 20 de enero, ante temores de nuevas acciones violentas de los simpatizantes de Trump, que se niega a reconocer su derrota.

La respuesta de Trump tras el caos

El presidente saliente estadounidense aceptó este jueves que su Presidencia será de un solo mandato y prometió una "transición ordenada", después de que el Congreso ratificara la victoria electoral del mandatario electo Joe Biden.

"A pesar de que estoy totalmente en desacuerdo con el resultado de las elecciones, y los hechos están de mi lado, sin embargo, habrá una transición ordenada el 20 de enero", dijo Trump en un comunicado distribuido en Twitter por uno de sus principales asesores, Dan Scavino.

"Siempre he dicho que continuaríamos nuestra lucha para asegurar que solo se contaban los votos legales. ¡Aunque esto representa el fin del mejor primer mandato en la historia presidencial, solo es el comienzo de nuestra lucha para Hacer a Estados Unidos Grande de Nuevo!", añadió, citando su lema electoral.

La reacción de Trump llegó a través de Scavino porque la cuenta de Twitter del propio presidente saliente está suspendida temporalmente, debido a unos mensajes en los que el mandatario justificó el asalto al Capitolio por parte de sus simpatizantes.

Trump no llegó a reconocer del todo la derrota en su comunicado, algo que prometió a sus seguidores que "nunca" haría, pero sí admitió que su mandato llega a su fin, y que tendrá que abandonar la Casa Blanca el próximo 20 de enero.

Su mensaje llegó minutos después de que el Congreso de EE.UU. ratificara la victoria del presidente electo, Joe Biden, en un gesto normalmente ceremonial que derivó en uno de los días más oscuros de la historia de Estados Unidos.

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, que presidía la sesión, declaró en la sesión que la ratificación del Congreso debía considerarse "suficiente" para aceptar la elección de Biden

Un bisonte de Qanon

Seguidores de Trump irrumpieron en el Capitolio en Washington. Foto: AFP
Seguidores de Trump irrumpieron en el Capitolio en Washington. Foto: AFP

Una imagen recorrió el mundo entero: un manifestante vestido de bisonte. ¿Qué se sabe de esta figura?

Fueron segundos, pero la escena se convirtió en símbolo de la violenta insurrección en el Capitolio de simpatizantes del presidente estadounidense, Donald Trump. Un hombre disfrazado de bisonte, con un gorro con cuernos y sin camiseta presidió momentáneamente el Senado de EE.UU., puño en alto, en medio del caos.

Esta rocambolesca secuencia la protagonizó Jake Angeli, un miembro del movimiento de teorías de la conspiración Qanon que se hace llamar "Yellowstone Wolf" en su canal de YouTube, en el que defiende que existe una supuesta red de pornografía infantil y tráfico sexual de menores dirigida por los demócratas, entre otras ideas.

Su presencia en el Capitolio se hizo viral en las redes sociales y llamó la atención de miles de personas, que se preguntaron de dónde salía este personaje, que fue entrevistado por Efe en noviembre.

Natural de Phoenix (Arizona, EE.UU.) Angeli, de 27 años, atendió a Efe en los días posteriores a las elecciones presidenciales de EE.UU. del pasado 3 de noviembre, frente del centro de votación y conteo del condado de Maricopa, en ese estado.

"Yellowstone Wolf" se describió a sí mismo como un "elegido" enviado por Qanon, un grupo formado en foros de internet y que ha sido etiquetado por el FBI como potencial amenaza de terrorismo doméstico.

Lejos de hablar de violencia y con una sonrisa de oreja a oreja, Angeli explicó que su deber es "informar" a la comunidad de los diferentes escándalos que supuestamente esconde el Partido Demócrata, como la trata de personas, la injerencia en el Gobierno estadounidense, o el fraude electoral en contra de Trump.

"Estamos haciendo frente a la narrativa global de que Biden ganó mediante desobediencia civil, como Gandhi, Jesús, o Martin Luther King hicieron", dijo, con la cara pintada de la bandera de EE.UU.

Tras entrar en el edificio federal y alcanzar el Senado con sus compañeros, "Yellowstone Wolf" presidió momentáneamente la Cámara Alta, protagonizando una imagen que pasará a la historia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error